Varios patrones estacionales convergen en ganancias de entre el 6% y el 8% este año

Este próximo viernes 20 de enero, Donald Trump será investido como el cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos, en el que será el pistoletazo de salida a una nueva administración en la Casa Blanca. El rally del mercado desde el día de las elecciones ha sido uno de los más fuertes tras unas elecciones desde el año 1950. Basándonos en los siguientes estudios de patrones estacionales, el rally tiene una probabilidad razonablemente buena de durar en los próximos meses.

En el siguiente gráfico se han representado tres patrones estacionales diferentes junto a este recién estrenado 2017.

La línea morada representa el comportamiento promedio del mercado en todos los años transcurridos desde 1950 hasta el recién finalizado 2016. La línea negra representa el comportamiento promedio del S&P 500 en todos los años finalizados en “7” de la era moderna (1957, 1967, 1977, 1987, 1997 y 2007). Por último, la línea verde representa el comportamiento promedio del mercado en el primer año que un nuevo presidente ha tomado poder en la Casa Blanca.

Como se puede observar, prácticamente todos estos patrones estacionales que van ligados de una u otra manera a este 2017 coinciden en un beneficio promedio situado entre el 6 y el 8%.

Obviamente hay diferencias en el camino seguido para alcanzar dicha rentabilidad. El ciclo presidencial sugiere algo de debilidad durante el mes de febrero, iniciándose una fuerte recuperación durante el mes de marzo. Por su parte, los años iniciados en 7, suelen tener un inicio de año muy fuerte, aunque están muy sesgados en la recta final del ejercicio por la caída en octubre de 1987.

Por el momento (aunque han pasado muy pocos días), el inicio de este 2017 supera en fuerza al promedio histórico de todos los años y también supera al comportamiento promedio del mercado en el primer año de mandato de un nuevo presidente, aunque está por debajo del promedio de los años que terminan en “7”.

Como siempre os digo, los patrones estacionales están ahí para ofrecer una visión orientadora (que no operativa) de los mercados. Estos datos están bien para conocer cómo ha reaccionado el mercado ante situaciones similares, pero a la hora de operar lo importante siempre serán los aspectos técnicos que muestren tanto los mercados, como los sectores y los valores.

Recuerda que toda la metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez¡Edición revisada!

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Los análisis aquí expuestos son opiniones estrictamente personales, no recomendaciones.

separador+(2)[1]

Tags: ,

Categoría: Bolsa americana, Estudios de Mercado, Lo último

Comentarios (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Jesús dice:

    Muy interesante el artículo, como todos los tuyos Ricardo.
    Si lo comparo con lo expuesto por Weinstein en su libro, Stan decía que, según sus estudios, el año siguiente a las elecciones casi siempre era bastante bajista.
    Según los tuyos, 2017 se presenta alcista.
    El tiempo dirá pues

    • Ricardo González dice:

      Buenos días Jesús.
      Depende del histórico que analices, los datos pueden diferir. Personalmente prefiero centrarme con datos desde la era moderna ya que antes de 1950 el mercado tendía a comportarse mejor en verano, cuando se vendía la cosecha y el efectivo circulaba por la economía. En cambio, a partir de 1950 los meses de verano pasaron a convertirse en épocas vacacionales donde la baja actividad económica hizo que los mercados trasladasen sus mejores fechas a los meses con mayor actividad situados entre octubre y abril.

      Un saludo!

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed