Publicidad

Un misil llamado Caracas Stock Exchange

Desde que en el día de ayer mostrase algunos detalles del nuevo ranking de índices, y sobretodo tras ver la fortaleza que muestra el mercado venezolano, son muchos los lectores provenientes de Latinoamérica que me piden un análisis más detallado del mismo.

Me gustaría aprovechar la ocasión para mandar saludos a ese 10% de lectores que día tras día visita este blog desde Latinoamérica para conocer mi opinión sobre los mercados. No pasa una semana sin que alguien me pida desde países como México, Argentina, Colombia, Perú o incluso la propia Venezuela un estudio más concreto sobre estas bolsas de valores y sus componentes. Gracias a la disponibilidad de gráficos sobre cotizadas que tengo la suerte de disfrutar actualmente, dispongo de datos de cotizadas de todos estos países suramericanos, pero a la hora de analizar estos mercados me encuentro con un gran obstáculo que es la imposibilidad de disfrutar de datos sectoriales adecuados.

La clasificación sectorial no tengo ningún inconveniente en hacerla, ya que en EsBolsa.com tenemos automatizada esta tarea, lo único que me falta son los ticker de los gráficos sectoriales de estos países. Si alguien dispusiese de los mismos, sea del país que sea y aunque sea sólo de unos cuantos sectores, agradecería que me los hiciese llegar a ricardo.gonzalez@esbolsa.com, así como la fuente desde la que los consulta para poder añadirla a mi base de datos de forma que podamos disfrutar también de las mejores oportunidades que se brinden a medio plazo en estos países. A falta de índices sectoriales propiamente dichos, también resultarían de utilidad los ETF que diferencien por sectores/industrias los valores de estos países.

Dicho esto, aquí os presento el gráfico de la bolsa venezolana:

Sea por la razón que sea (seguramente la devaluación del bolívar tenga mucho que ver) desde que la bolsa venezolana hizo mínimos en marzo de 2009 como la inmensa mayoría de bolsas mundiales, ha logrado ascender la friolera de un 217,91%. Si bien es cierto que esta revalorización se quedaría en nada para los inversores de fuera del país debido a la gran devaluación que he comentado anteriormente, sí que me parece digno de mención esta situación dados los visitantes que a diario visitan este portal desde el país venezolano y que de buen seguro estarán disfrutando de este potente mercado alcista.

No obstante, fijémonos en el análisis técnico del índice, en el que vemos como tras alcanzar sus máximos históricos en diciembre de 2010, y acusar un descanso natural que incluso le hizo entrar en algo de debilidad, volvió a la carga en marzo de 2011 para revalorizarse alrededor de un 75% en un año en el que muchos índices cerraron el ejercicio en negativo.

En ese periodo de lateralidad que he citado anteriormente, el Atlas como siempre empezó a advertirnos de que un movimiento fuerte se acercaba, en aquellos momentos era difícil vislumbrar la dirección dada la debilidad del índice que en cambio si lograba mantenerse alcista. No obstante, en abril de 2011 mientras el resto de bolsas mundiales empezaban a ceder terreno, dos aumentos bruscos de volumen y la mejora en el comportamiento relativo advertían que ese movimiento brusco adelantado por el Atlas sería al alza.

Está claro que a posteriori todo se ve más fácil, pero los que seguís habitualmente el blog, sabéis que estos hechos que comento es algo que busco de forma habitual para cazar oportunidades alcistas.

En la actualidad el mercado venezolano sigue ascendiendo a toda velocidad, y si bien es cierto que tarde o temprano esto terminará, los inversores venezolanos pueden seguir manteniendo sus inversiones en este mercado siempre que siga manteniéndose fuerte y alcista. Recordad que el punto de salida viene marcado por una pérdida de soportes importantes a la vez que la media se torna bajista, algo que por el momento no tiene visos de producirse.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *