Publicidad

Pequeños síntomas de debilidad en la línea avance/descenso

Businessman Handing over Dollar BillsEn los últimos días, muchos de vosotros me habéis escrito consultándome acerca de unos pequeños síntomas de debilidad en uno de los indicadores que, tal y como os muestro tanto en el curso on-line para inversores de esBolsa.com como en mi libro “El Código de Wall Street”, ha resultado históricamente más certero para informarnos de la proximidad de un gran mercado bajista. Hablamos de la línea avance/descenso.

La línea ascenso-descenso es la diferencia entre el número de valores que ascienden y el número de valores que descienden. Cuando este indicador empieza a perder su tendencia alcista y el mercado norteamericano sigue subiendo, estamos ante una divergencia negativa, adelantando que los problemas se acercan.

Históricamente se ha demostrado que es mucho más probable que la línea A-D alcance su máximo antes que la del S&P 500, porque a medida que se debilita la seguridad en los mercados, el dinero sale de los valores secundarios y entra en los valores de más alta calidad (que suelen ser minoría).

Como ya algunos sabéis, en su día decidí ampliar el indicador añadiéndole absolutamente todos los valores cotizados en EEUU, en lugar de solo los componentes del NYSE que eran los que conformaban inicialmente este indicador en la época en la que Stan Weinstein escribió su libro. El resultado de esta mejora fue realmente sorprendente, puesto que marcaba mejor las divergencias, que no olvidemos son las señales fundamentales de este indicador.

Tengo los datos desde 1965 y, antes de ir al estado actual, vamos a ver uno de los gráficos de esta fabulosa línea. Recordad que este indicador puede visualizarse dentro del área “Gráficos” de esBolsa Plus en esbolsa.com.

En los gráficos que podréis ver a continuación, la línea avance/descenso es la representada con color rojo, mientras que la línea azul corresponde al S&P 500.

Esta imagen corresponde a finales de los años 80, donde apreciamos el aspecto de la línea avance-descenso, justo antes del peor día de crash de toda la historia del mercado.

Fijaos en que este magnífico indicador nos mostraba que, pese a que el precio seguía ascendiendo, cada vez eran menos los valores que apoyaban ese impulso alcista, lo que llevó al precio a formar una clara divergencia (letras A y B en el gráfico) con el indicador que terminó en un crash.

Veamos ahora la alerta del indicador en el más reciente mercado bajista del año 2007/2008

2007

Como vemos, justo antes de que se iniciase el último mercado bajista, el indicador también nos alertaba de que los ascensos se estaban dando de forma “artificial” es decir, una mayoría de valores estaban siendo liquidados sin piedad mientras los cuidadores utilizaban los valores de más elevada capitalización para generar alzas con pies de barro en los índices. El resultado después de esto, todos lo conocéis.

A continuación, os dejo otros ejemplos históricos (no todos para no aburrir) en los que el indicador alerta del inicio de tramos bajistas de entidad para las bolsas.

1973 (-48,01%)

1973

2000 (-50%)

2000

Ahora que ya habéis visto ejemplos pasados y entendéis la funcionalidad e interpretación del indicador, veamos el aspecto presente ya que a día de hoy no debemos bajar la guardia porque la línea avance/descenso de todos los valores americanos (línea roja) no ha logrado acompañar al precio en sus máximos históricos a precio de cierre (S&P 500 representado con la línea azul). Las bolsas suben, pero los valores no lo hacen al mismo ritmo como se ve en el siguiente gráfico:

La semana pasada el S&P 500 fue capaz de marcar nuevos máximos, pero la línea avance/descenso que es el resultado de un índice no ponderado (todos los valores tienen la misma importancia) indica que la mayoría de valores no muestran tan buen aspecto.

Esta es una situación que debería corregirse con el paso de las semanas/meses si el mercado quiere seguir subiendo de forma saludable. No es bueno que solo tiren al alza unos pocos valores, ya que históricamente los mercados alcistas sostenidos se dan con la mayoría de valores acompañando dichas alzas.

Podríamos decir, que la situación actual no es tan positiva como la que muestra el S&P 500, ahora bien, este factor por sí solo no es un drama ya que estamos hablando de algo que perfectamente podría ser un factor “puntual”.

Sin ir más lejos, en el verano de 2016 ya tuvimos una situación muy similar a la actual en la que la línea avance/descenso mostraba debilidad frente al S&P 500. No obstante, unos pocos meses más tarde el S&P 500 terminó marcando nuevos máximos con una amplitud que mejoró claramente su aspecto en esa rotura al alza.

Hay que saber que el hecho de que la línea avance/descenso genere pequeñas divergencias de vez en cuando es algo relativamente frecuente.

¿Entonces como sabemos cuando estas divergencias en la línea Avance/Descenso generarán un gran mercado bajista y no son una “falsa alarma”? Muy fácil, prestando también atención a otro factor importante y clave para generar grandes crash.

Éste otro factor preludio de grandes crash se produce cuando además de existir divergencias entre la línea Avance/Descenso y el S&P 500, el dinero también dispone de una alternativa a la renta variable para obtener rendimiento. Esa alternativa histórica a la renta variable es la renta fija (más precisamente los bonos soberanos).

Históricamente tal y como aprendemos tanto en el curso on-line para inversores de esBolsa.com como en mi libro “El Código de Wall Street” una fuerte caída del precio de los bonos (subida de su rentabilidad), unida a divergencias en la línea Avance/Descenso causa salidas masivas de dinero de la renta variable hacia la renta fija produciendo esos “crash históricos” que todos recordamos en los grandes índices. Es decir, para generar un gran crash deben darse las dos cosas al unisono y no de forma independiente.

Ahora mismo, la rentabilidad de los bonos no ha subido lo suficiente (explicado aquí hace unos meses) lo que hace muy poco probable ese trasvase a gran escala que genere un nuevo mercado bajista de gran calado en las bolsas de valores. Obviamente en este contexto podemos tener descansos dentro de este ciclo alcista, pero digan lo que digan los agoreros de siempre, no se cumplen todos los ingredientes para un nuevo mercado bajista de gran calado.

Otra cosa sería que la rentabilidad de los bonos ascendiese de forma notable durante los próximos meses y la línea avance descenso prolongase sus divergencias, pero esto es algo que todavía a día de hoy no tenemos. No podemos plantear escenarios que todavía ni existen.

La confirmación de si hay que encender las alarmas o no, la veremos en el transcurso de las próximas semanas e incluso meses. Si os fijáis en los gráficos que os he puesto tanto en este artículo como en el de los bonos, veréis que las alertas duran varios meses hasta generar un mercado bajista. A día de hoy, estamos todavía hablando de ligerísimos síntomas de debilidad insuficientes y de apenas unos días, que en mi opinión probablemente resulten pasajeros, pero hay que seguirlos de cerca. Es por ello que dentro de los vídeo-informes mensuales de esBolsa haremos un seguimiento exhaustivo a esta situación (puedes elegir tu plan de suscripción para recibir estos informes pulsando aquí).

Si quieres aprender todas las claves que históricamente han servido para adelantarnos a un mercado bajista de gran calado te recomiendo que estudies dichos sucesos en tanto en el curso de bolsa on-line como en mi libro “El Código de Wall Street”. Allí está detallado todo lo necesario para adelantarnos a estos crash.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *