Publicidad

Ojito con el Ibex 35

Como habréis podido comprobar, en los últimos días existen problemas a la hora de acceder al blog. Me comentan desde FinancialRed que están trabajando para solucionarlo lo antes posible. Mientras las aguas vuelven a su cauce, no puedo más que escribiros cuando el servidor nos deja, así que debo ser breve no vaya a ser que mientras escribo, se vuelva a caer el servidor y se vaya todo al traste como alguna vez ya me ha pasado.

Os dejo por aquí un breve análisis sobre el Ibex que como ya todos sabéis es un índice débil y bajista, por lo que, nos guste o no, es un mercado a evitar. No sé cuanto tiempo vengo escuchando aquello de que nuestro selectivo debe recuperar el terreno perdido con respecto a USA, no hace falta decir los resultados que habrán obtenido los que hayan hecho caso de esta “conclusión” tan absurda. Podríamos preguntarle a los japoneses cuanto tiempo necesitan para recuperar el diferencial con EEUU, desde el año 1990, para darnos cuenta del error que supone invertir en índices débiles.

La cosa empeora más por momentos para el Ibex, esa pérdida de soporte no tiene buena pinta (aunque todavía estamos a martes) y por “desgracia” esto cada día tiene más pinta de que vamos a ser el próximo país europeo en influir negativamente sobre los mercados financieros mundiales.

Para postre, tenemos al Euro Index…

realizando un pullback a la zona de resistencia que os he señalado en la imagen. Las malas noticias sobre la Eurozona repercuten negativamente sobre la divisa como es lógico, así que sigo pensando que hay que mantenerse bien lejos de España y de Europa en lo que a inversiones se refiere si no queremos salir escaldados a poco que se agiten los mercados.

Publicidad

8 responses to “Ojito con el Ibex 35

  1. Tu análisis coincide de pleno con un tejido industrial pulverizado, no se genera riqueza.
    Lo que tiene narices es que tenga que ser Sarkosi el que explique sus causas.
    Felices fiestas.

    1. Sí Fernando, la verdad es que mires por dónde lo mires, el país no está como nos gustaría, pero debemos ser conscientes de ello y actuar en consecuencia para salvaguardar nuestro patrimonio.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *