Publicidad

No podemos descartar que el mercado siga consolidando niveles este verano

En un artículo anterior ya vimos que desde la segunda mitad del siglo XX el mercado tiende a mostrar comportamientos de consolidación durante los meses de verano.

En este artículo me gustaría profundizar un poco más en el comportamiento que tiende a experimentar el mercado en los meses de verano durante la era modera (1950 – presente).

Para ello, he preparado la siguiente gráfica que muestra con una línea negra el comportamiento promedio del mercado en el transcurso de un año. Además, he añadido dos líneas adicionales que muestran cómo tiende a comportarse el mercado los años postelectorales (línea verde) y los años en los que un nuevo presidente tomó el poder en la Casa Blanca (línea dorada). Por último, la línea roja muestra el comportamiento del S&P 500 en este 2017.

Sin lugar a dudas el arranque de este 2017 ha superado a todos los promedios en el primer trimestre del ejercicio. No obstante, progresivamente durante las últimas semanas el mercado ha tendido a revertir hacia su rentabilidad promedio histórica a estas alturas del año.

Desde el 1 de mayo y hasta el 1 de noviembre se observa que el mercado tiende a mantenerse más “estático” en su balance a 6 meses, con una rentabilidad promedio que prácticamente es plana entre mayo y octubre, para reanudar las alzas de cara a la recta final del ejercicio. En el caso de los años postelectorales (y de estreno de nuevo presidente) el punto de inflexión antes del rally fin de año suele producirse a mediados de septiembre.

No obstante, no hay que perder nunca de vista que hablamos de comportamientos promedio y que por tanto ha habido veranos postelectorales con rentabilidades superiores a los dos dígitos como 1997 (+14,1%) y 2009 (+18,7%) y veranos postelectorales “movidos” como los de 1957 (-12,1%) y 2001 (-15,3%) donde el mercado sufrió. Es cierto que el contexto actual no es ni mucho menos similar al de 2001, pero como siempre os digo, los patrones estacionales están ahí para ofrecer una visión orientadora (que no operativa) de los mercados.

Estos datos están bien para conocer cómo ha reaccionado el mercado ante situaciones similares, pero a la hora de operar lo importante siempre serán los aspectos técnicos que muestren tanto los mercados (que siguen con argumentos positivos), como los sectores y los valores.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en el libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este análisis está 
o puede estar invertido en los subyacentes e instrumentos mencionados a través del 
compartimento del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital del 
que es gestor en GPM S.V. S.A.

separador+(2)[1]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *