Los países periféricos ganan fuerza

Como sabéis los más viejos del lugar, en los últimos años desde este blog he reiterado por activa y por pasiva la recomendación de mantener nuestras inversiones alejadas de los países periféricos de Europa. Esta decisión, como siempre, venía respaldada por argumentos técnicos, como una debilidad en estos mercados que resulta evidente a poco que se observen sus gráficos en los años 2010, 2011 y la primera mitad de 2012.

No obstante, tal y como comentaba ayer en Radio Intereconomía “algo está cambiando”, afortunadamente para bien, y esto es lo que en el día de hoy me gustaría mostraros, puesto que nosotros como inversores debemos tenerlo presente desde ya y, mientras se mantenga, adaptarnos a ello.

En primer lugar y antes de entrar en materia, me gustaría repasar algo básico que todo inversor a medio plazo debe saber: en tendencias globales alcistas como la actual, siempre debemos dirigir nuestras inversiones a mercados fuertes y alcistas, puesto que esa mayor fortaleza, significa que ese índice sube más que la media cuando la renta variable mundial se decanta por los números verdes, y sin embargo, cuando la renta variable internacional se ve envuelta en los siempre naturales episodios de consolidación, los índices más fuertes caen menos o ¡incluso suben!.

Este es un concepto sencillo y básico que una vez entendido, marca la diferencia puesto que nos ayuda no sólo a ganar dinero, sino también a hacerlo a mayor ritmo que la media. Y esta es la razón por la que cada 15 días comparto con vosotros un ranking que muestra las bolsas ordenadas según su fortaleza, para que sepáis a qué mercados dirigir las inversiones.

Para ello, cogemos las 83 bolsas más importantes del mundo, las metemos en una lista y las ordenamos en base a su fortaleza. De forma que el primer situado en la tabla sería el mercado más fuerte, y el último el mercado más débil.

Teniendo en cuenta ese ranking y viendo la evolución de sus componentes en conjunto, es donde queda reflejada de forma más clara la mejora experimentada por los índices periféricos con respecto al resto de bolsas mundiales. Veamos en primer lugar por ejemplo el mercado español en el que se muestra su posición dentro del ranking mundial desde el año 2009.

En el mes de julio llegó a situarse en el penúltimo lugar del ranking, pero desde entonces su mejora en el posicionamiento de la tabla de forma progresiva nos indica que, cada vez más, el mercado español lo hace mejor que el resto de bolsas, situándose actualmente a las puertas de la “élite mundial” concretamente en la posición número 28.

Veamos otro ejemplo: Italia.

Es otro mercado que tras arrastrarse varios años por el área roja que yo conozco como “el infierno bursátil”, en julio de 2012 empezó a mejorar de forma progresiva, situándose actualmente en el puesto número 21. Es cierto que todavía hay 20 mercados más fuertes que el italiano, pero de seguir esta mejoría, sin lugar a dudas se convertiría en uno de los índices más interesantes para invertir.

El caso más espectacular es el vivido en la bolsa griega, que fue la primera en mejorar, arrastrando tras de sí al resto de bolsas periféricas en el posicionamiento internacional.

De hecho, tal es la mejora que actualmente es la segunda bolsa más fuerte del mundo, sólo por detrás de la venezolana que sigue subiendo cómo un misil gracias a las políticas intervencionistas sobre su divisa.

Es un índice sobre el que llevo varias semanas rastreando oportunidades, pero nos encontramos con un problema, y es que el varapalo previo a la mejora del índice ha sido tal, que los valores han sido muy castigados y ninguno de sus componentes ronda las inmediaciones de la subida libre, que es justo donde personalmente me gusta comprar. No obstante, no desisto en el intento.

Como último ejemplo, os muestro el mercado portugués.

La bolsa del país vecino también ha experimentado una mejora notable desde mediados de 2012. Fijaos en que desde principios de 2010 la debilidad mostrada por este índice a escala internacional y su permanente paseo por el área roja que representa las peores bolsas del mundo, desaconsejaba su inversión, algo que empezó a cambiar a mediados del año pasado.

A esto se le añade que todas estas bolsas lograron superar claramente resistencias la semana pasada, lo que es un síntoma positivo para las mismas.

He de decir que personalmente me gustan más las bolsas que suben libres como por ejemplo la mejicana que vimos el otro día, pero esta mejora en los mercados periféricos, nos está diciendo claramente que debemos de dejar de mirarlos con recelo.

Categoría: Bolsa Europea

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed