Publicidad

Los peores sectores europeos en lo que llevamos de 2011

A estas alturas, todos los lectores habituales del blog sabéis que el viejo continente es la oveja negra de las bolsas de valores, algo que se ve reflejado en el promedio EuroStoxx 50 que ha perdido un 19% desde que empezase el año, frente al 3,35% que ha perdido el S&P500 o el 14,4% que ha perdido el Nikkei con Tsunami incluido. Ya sabéis que todos los viernes hacemos un repaso a los sectores que hay que infraponderar en el viejo continente, pero hoy quería dar un paso más y mostraros el recorrido de los mismos en lo que llevamos de 2011.

El peor sector de 2011 es el de energías renovables, con unos descensos superiores al 50% que siguen destrozando a los inversores que siguen siendo atraídos por los cantos de sirena de este sector del que muchos afirman que es el futuro, pero la realidad dice que es un desastre, y que invertir en él es una auténtica ruina

A mediados de marzo coincidiendo con el Tsunami de Japón se puso muy de moda hablar del fin de las centrales nucleares y eso causó una pequeña euforia dentro de una tendencia bajista que se reanudaría apenas un mes más tarde. El gráfico del sector seguía débil por lo que lo más probable es que el sector siguiera con problemas como finalmente así fue. Por el momento sigue con un aspecto realmente feo, por lo que nada de largos en este sector y menos con el escenario que reina a nivel global.

El segundo sector que más ha caído en lo que va de año es el de metales industriales, que cede casi un 45% y que se ha visto seriamente perjudicado por el mal comportamiento de los metales industriales como el cobre (del que hemos sacado partido en EsBolsa) y de las malas perspectivas económicas que se ciernen sobre el viejo continente.

El sector es claramente débil y bajista, por lo que más allá de un rebote de corto plazo que puede ser aprovechado para liquidar posiciones a los “enganchados” es un sector a evitar de todas, todas.

Otro de los sectores más castigados del viejo continente es el de bienes de ocio, con retrocesos cercanos al 35%. Ahora mismo está en un punto muy peligroso, ya que se acerca a la resistencia de los 155 puntos por la que además ahora transcurre la MM30 bajista. Las velas negras parecen volver al sector, algo muy peligroso ya que como vemos en la imagen, sigue claramente débil y bajista.

Otro de los sectores que lo está pasando mal es el de los servicios forestales y papeleras, íntimamente ligado también a materias primas, concretamente a la madera, que vive pronunciados descensos desde el mes de abril, algo que ha afectado de forma clara al sector. Ahora mismo éste se encuentra en un soporte, pero la tendencia es bajista y la debilidad es muy grande, por lo que también hay que permanecer lejos de las papeleras.

Para cerrar el “top five” de peores sectores, tenemos al archiconocido sector bancario en el que muchos han perdido hasta la camisa en los últimos meses. Es mucho el amor que los inversores españoles le tienen a este sector…pero aferrarse al pasado no es bueno en este negocio, y si el gráfico es negativo, hay que asumirlo y estar fuera. Desde aquí he repetido en muchas ocasiones su mal aspecto, algo que muchos no han querido ver y se han aferrado a aquello de “comprar barato” con dramáticas consecuencias. Su aspecto técnico sigue siendo lamentable, no olvidemos que el mundo financiero está en el epicentro de esta crisis por lo que es absurdo tratar de invertir en él en medio de la tormenta, porque seguramente le sigan dando palos por todos lados. Este tipo de sectores son el gran lastre de los índices mundiales, y hay que permanecer bien lejos de ellos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *