Publicidad

Las bolsas europeas superan a las americanas

En diferentes artículos durante las últimas semanas he comentado que estamos priorizando los mercados europeos con respecto a los americanos por su mayor fortaleza técnica. De hecho, en GPM International Capital (fondo de inversión domiciliado en España del que soy gestor y que acumula una revalorización neta del 9,5% en 2017) vengo incrementando la exposición a bolsas europeas desde finales del pasado ejercicio 2016 (aquí puedes ver los últimos informes de GPM International Capital).

Que incrementemos nuestra exposición a Europa no es casualidad, lo hacemos porque las bolsas de Europa están cada vez más fuertes. Para ver esta fortaleza europea tan solo hay que ver como el promedio europeo EuroStoxx 50 muestra una fortaleza relativa RSCMansfield positiva, lo que indica que, en un contexto anualizado, el grupo de mercados europeos está más fuerte que el estadounidense (recordemos que la base del cálculo del RSCMansfield es el S&P 500).

 

En este artículo quiero ir un paso más allá, ya que esta fortaleza de la renta variable europea podría estar indicando que estamos en los primeros compases de un cambio importante en las preferencias de los inversores a ambos lados del Atlántico.

El gráfico que veremos a continuación representa el resultado de dividir el comportamiento del EuroStoxx 50 (índice de referencia en Europa) con respecto al índice S & P 500 (de referencia en EEUU) durante los últimos 15 años. Si la línea representada en la gráfica muestra una pendiente ascendente significa que las bolsas europeas se comportan mejor que las americanas y, viceversa, si la línea muestra una pendiente descendente significa que las bolsas americanas lo están haciendo mejor que las europeas.

Durante el ciclo alcista que tuvo lugar en las bolsas internacionales entre finales de 2002 y 2007 las bolsas europeas lo hicieron mejor que las estadounidenses tal y como muestra la gráfica, indicando que en el ciclo alcista de aquellos años los inversores en renta variable europea obtuvieron mayores plusvalías que los inversores en títulos estadounidenses. Sin embargo, desde el estallido de la crisis financiera en 2007 las bolsas americanas superaron en rendimiento a las europeas. Esto es, durante el ciclo bajista de 2007 y 2008 las bolsas americanas cayeron menos que las europeas y con el ciclo alcista iniciado en 2009 las bolsas americanas también han subido más que las europeas.

No obstante, en las últimas semanas hemos asistido al que puede ser un punto de inflexión importante, ya que la gráfica refleja que el cociente Europa/EEUU ha roto al alza la importante directriz que dirige el movimiento favorable a las bolsas de EEUU desde el año 2007. Esta es una circunstancia interesante que puede estar indicando el nacimiento de una etapa más favorable para las bolsas europeas con respecto a las americanas.

Operativamente hablando la ruta a seguir es clara. Seguiremos priorizando aquellos mercados que mayor fortaleza muestren dentro de nuestro ranking (ahora mismo dominado por mercados europeos) y si finalmente estamos ante un punto de inflexión en los flujos de capitales transatlánticos, lo que ahora mismo es un incremento de exposición a renta variable europea podría convertirse en una constante exposición a bolsas del viejo continente (siempre que mantengan el tono alcista) mientras dure el “nuevo reinado” de estos mercados.

Recuerda que puedes aprender todos los detalles de mi metodología de inversión en el curso on-line para inversores de esBolsa.com.

Nuevo curso de bolsa online con Ricardo González

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.

separador+(2)[1]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *