Publicidad

La renta variable europea establece mínimos históricos frente a la americana

USA vs europe

Desde hace meses venimos hablando de la debilidad técnica que muestran en líneas generales las bolsas europeas, por lo que actualmente la inmensa mayoría de los mercados europeos de renta variable son destinos nada atractivos para las inversiones.

Como inversores siempre buscamos estar posicionados en los mercados que mejor lo hagan. Es decir, los mercados que además de subir, lo hagan a un ritmo superior que la media. Esto es lo que personalmente exijo a los mercados a los que dirijo mis inversiones, ya que si nos posicionamos en los mejores mercados, nuestros resultados tienden a ser mucho más positivos que si tenemos posiciones en mercados mediocres.

No obstante, la debilidad de las bolsas europeas va mucho más allá de lo sucedido en los últimos meses. Aunque son aspectos que no se comentan con la importancia que requiere en radio o TV, como operador de renta variable internacional tengo muy presente que en términos relativos, las bolsas europeas están tan mal que han establecido recientemente un nuevo récord histórico de debilidad.

La siguiente gráfica representa con una línea azul el comportamiento del EuroStoxx 50 desde 1988 hasta la actualidad. La línea roja representa el comportamiento del S&P 500, mientras que la línea negra es el resultado de dividir el comportamiento de la renta variable europea (EuroStoxx 50) frente a la renta variable norteamericana (S&P 500). Si la línea negra sube significa que la renta variable europea lo hace mejor que la americana. Por contra una línea negra descendente indica que la renta variable europea lo hace peor que la americana.

Cuando comparamos el rendimiento del índice Euro Stoxx 50 frente al S & P 500, observamos que la proporción acaba de caer a un mínimo histórico.

Si hacemos zoom, podemos ver más fácilmente que la relación del Euro Stoxx 50 frente al S & P 500 ha roto recientemente por debajo de los mínimos establecidos en el verano de 2016.

Claramente en términos de comportamiento relativo la renta variable norteamericana ha puesto un nuevo clavo en el ataúd de la renta variable europea.

Como muestran los gráficos las medidas de estímulo llevadas a cabo por el BCE no están siendo útiles para la renta variable europea que sigue mostrando una enorme debilidad. Mientras este escenario de debilidad persista en las bolsas del viejo continente será un área económica a evitar. Los mercados débiles y bajistas (como son ahora mismo las bolsas europeas) tienden a dar más disgustos que alegrías a sus inversores.

Esta rotura de mínimos históricos en la relación Europa/EEUU es muy tenida en cuenta por los operadores internacionales de renta variable, que ven como de forma irremediable, cada vez el rendimiento de las bolsas europeas es muchísimo menos atractivo que el de la renta variable estadounidense.

 

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes e instrumentos 
mencionados a través del compartimento del fondo de inversión 
GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

3 responses to “La renta variable europea establece mínimos históricos frente a la americana

  1. Impresionante la debilidad de Europa, gran análisis.
    Teniendo en cuenta que los mercados mundiales tienden a sincronizarse, deberíamos esperar una reaccion al alza de las bolsas Europeas?
    Muchas gracias

    1. Buenos días Jesús.
      No es cierto que los mercados tiendan a sincronizarse. Solo hay que comparar el comportamiento de Europa con respecto a USA desde el año 2009 para darse cuenta de ello.
      Insisto, solo operamos mercados fuertes y Europa claramente no lo es.
      Un saludo.
      Ricardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.