Publicidad

El mal comportamiento de los metales industriales pasa factura a las metalúrgicas

industrial metalsComo sabéis semanalmente revisamos los sectores que mejor comportamiento están experimentando tanto en Europa como en Norteamérica. Rara vez hablamos de los sectores débiles, porque su mal comportamiento hace que sus componentes tiendan a ser activos poco atractivos para nuestras carteras.

Hoy me gustaría pararme por un momento en la industria metalúrgica, tanto europea como norteamericana, un sector al que le está pasando factura el mal comportamiento de los metales industriales. 

Antes de ir al gráfico de las metalúrgicas, es importante ver cómo en el último año los metales industriales han perdido un 20% de su valor.

El negocio de las metalúrgicas depende de forma muy estrecha de la evolución del precio de estas materias primas, ya que un aumento de los precios de los metales industriales (cobre, aluminio, zinc,…) aumenta los márgenes de beneficio, mientras que una disminución de los precios de los metales industriales tiene el efecto opuesto sobre las metalúrgicas, asfixiando los márgenes de beneficio de estas compañías.

En la siguiente imagen se puede ver perfectamente a lo que me refiero. El área sombreada corresponde al comportamiento del ETF de metales industriales Invesco DB Base Metals Fund  (ETF que se compone de materias primas industriales como Cobre, Zinc y aluminio). La línea negra es el resultado de dividir el sector metalúrgico entre el S&P 500 para generar su ratio. Un sesgo alcista de este ratio indica que las metalúrgicas lo hacen mejor que las bolsas, mientras que un sesgo bajista indica que las metalúrgicas lo hacen peor que las bolsas.

Se puede ver claramente que su relación es directa. El gráfico muestra que cuando el área sombreada tiende a subir (suben los precios de los metales industriales) las metalúrgicas tienden a comportarse mejor que el promedio del mercado. Por contra, cuando el precio de los metales industriales cae, también las metalúrgicas experimentan un peor comportamiento relativo que las bolsas.

Las caídas en los precios de los metales industriales durante los últimos meses han llevado a las metalúrgicas a convertirse en el sector más débil tanto en Norteamérica como Europa.

Gráfico del sector metalúrgico norteamericano:

Mientras que el mercado norteamericano se encuentra en zonas de máximos históricos, el sector metalúrgico norteamericano está mucho más cerca de establecer mínimos que de establecer máximos.

Gráfico del sector metalúrgico europeo.

El mal comportamiento se repite en las metalúrgicas europeas, cuya mala evolución termina reflejándose en una debilidad RScMansfield, que sitúa a este sector, ahora mismo, como uno de los sectores con peor comportamiento a medio plazo a ambos lados del Atlántico.

Por muy “baratas” que nos digan que están las metalúrgicas, mientras este mal aspecto técnico del sector se mantenga, las probabilidades de experimentar disgustos serán superiores a las de ver alegrías, por ello es un sector que venimos evitando desde hace mucho tiempo y que seguiremos evitando mientras su aspecto técnico no mejore notablemente.

Para ver reflejada esta debilidad y mal comportamiento en cifras, el siguiente gráfico representa el rendimiento del S&P 500 durante el último año con una línea negra. Por su parte, la línea roja representa el comportamiento del sector metalúrgico norteamericano en el mismo periodo, al igual que la línea azul representa el comportamiento del sector metalúrgico europeo en el último año.

Mientras que el S&P 500 acumula avances desde mediados de junio de 2018, las metalúrgicas acumulan pérdidas superiores a los 30 puntos porcentuales. La comparativa sonroja, pero no es más que el reflejo del dolor que experimentan los accionistas que cometen el error de aferrarse a activos cuya tendencia les es claramente desfavorable.

Por todo ello, vuelvo a insistir una vez más la importancia de mantenernos alejados de activos débiles y bajistas. Siempre debemos invertir en los activos que sean fuertes y alcistas. En los mercados no existe el concepto de “barato” o “caro” existen los activos que hacen perder dinero, y los que hacen ganarlo. Si estás con los perdedores, perderás dinero, si estás con los ganadores, estarás más cerca de ganarlo. Así de simple.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito completo a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes e instrumentos 
mencionados a través del compartimento del fondo de inversión 
GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.