Publicidad

La debilidad del dólar aúpa a las commodities


Como ya hemos comentado en alguna ocasión, a la hora de estudiar los flujos de capitales aplicados a los mercados cotizados, una de las principales cosas que debemos saber es que el billete verde y las materias primas se suelen mover en direcciones opuestas, es decir, un dólar alcista es bajista para las materias primas y un dólar bajista es alcista para las materias primas.
Esta es una de las relaciones básicas entre productos que existe en el intermercado y teniéndola clara nos puede facilitar muchísimo la lectura de ambos gráficos, y no sólo eso, sino que en el caso del índice CRB podemos desgranarlo por grupos de materias primas, tratando de sacar provecho de las commodities que más nos interesen en cada momento.

Veamos un ejemplo antes de visualizar la situación actual.

En el gráfico superior se muestra claramente cómo el dólar (línea verde) y las materias primas (línea marrón) siguen caminos opuestos.
He señalado los cambios de rumbo en ambos activos con flechas y vemos que la relación inversa se cumple casi de forma milimétrica (salvo ocasiones puntuales), y los desfases entre los movimientos de un producto y otro son más bien pequeños, llegando a ser prácticamente nulos en un 80% de las ocasiones.
Ahora que ya hemos repasado esto, estamos listos para ver e interpretar el aspecto del gráfico en la actualidad.

En este gráfico he decidido representar el dólar en la parte inferior (en verde) y las commodities en el gráfico principal teñido de marrón. La semana pasada, con el anuncio del BCE el dólar experimentó la pérdida de la tendencial alcista que dirigía el movimiento desde los mínimos del año pasado. Este hecho, como es lógico por su estrecha relación inversa que vimos anteriormente, ha tenido una gran repercusión alcista en las commodities, que han roto su tendencial bajista y con ello recuperan su sesgo alcista de medio plazo.

Aunque el próximo lunes lo repasaremos más detenidamente en el ranking de materias primas, he de decir que por el momento todavía no opto por las materias primas, ya que siguen siendo más débiles que las bolsas de valores, por lo que sigue siendo preferible invertir en acciones. Pero llegados a este punto, no está de más vigilar las oportunidades que se presenten en las commodities por si queremos diversificar un poco la cartera ya que de seguir la recuperación, seguramente empiecen a florecer las oportunidades en las próximas semanas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *