Publicidad

La bolsa de Suiza se enfrenta a su mega resistencia

A principios de marzo ya vimos cómo el mercado estadounidense se acercaba a una zona de control importante en el entorno de los 2800 puntos. Con sus lógicas dilataciones, en las últimas semanas estamos viendo que en esta zona el precio ya no es capaz de subir con la misma alegría que conseguía a principios de año.

En un entorno claramente tendencial no estaríamos hablando de resistencias, porque en entornos alcistas las resistencias están para romperse, al igual que en tendencias bajistas, los soportes están para perderse.

No obstante, tal y como expliqué hace unas semanas, el comportamiento actual del mercado es más lateral que tendencial.

Es evidente que los contextos laterales son incómodos para los inversores más impacientes, ya que el dinero de verdad se hace en entornos claramente tendenciales. Ahora bien, el mercado lleva su ritmo y los inversores no tenemos más remedio que adaptarnos a él.

Siendo conscientes del contexto en el que nos movemos, no podemos pasar por alto que en los entornos de lateralidad cíclica como los actuales, las zonas de control tienen mayor impacto sobre el precio, y, por ello, mientras esperamos que el mercado se decante e inicie su próximo gran movimiento al que a nivel operativo le podamos sacar partido, nunca está de más revisar la situación desde un punto de vista puramente técnico.

Hoy me gustaría detenerme en Europa, donde hay muy pocos índices más fuertes que los estadounidenses. Uno de ellos es el mercado suizo, un mercado del que no hemos hablado desde hace tiempo y del que hoy me gustaría comentar algunas cosas.

El mercado suizo es capaz de mantenerse fuerte y alcista desde hace semanas. Si no tuviésemos las alertas de cambio de ciclo activas, sería un mercado en el que habríamos buscado tomar posiciones hace tiempo, ya que, como comenté anteriormente, en ciclos alcistas las resistencias están para romperse. Ahora bien, cuando los flujos monetarios indican que el ciclo alcista global iniciado en marzo de 2009 está cerca de su fin, la postura de cautela es prioritaria en la estrategia.

Al igual que sucede con los mercados americanos, técnicamente el mercado suizo también ha llegado a una zona de control importante. Los 9500 puntos ya fueron zona de resistencia en el pasado, como se puede observar en el gráfico superior. Es más, si echamos la vista atrás en el gráfico interactivo, observamos que los 9500 puntos no son un nivel cualquiera, ya que es justo en ese nivel donde el mercado suizo hizo sus máximos antes de la crisis financiera de 2007 y 2008.

Con todo ello, a nivel estrictamente técnico resulta evidente que tenemos a importantes índices a ambos lados del Atlántico en zonas de control.

El movimiento desde estos niveles puede marcar el devenir de los principales índices durante los próximos meses, ya que una superación de máximos con una amplitud saludable abriría la ventana para posiciones largas. Mientras que el fracaso de los grandes índices en esta zona de control, podría terminar por confirmar el mal escenario que barajamos desde el último trimestre de 2018. Mientras eso suceda, no queda otra que esperar y seguir siendo disciplinados con la cautela dictada por el método.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.