Publicidad

La bolsa de Reino Unido cierra el año del Brexit en máximos históricos

Uno de los países y mercados protagonistas de 2016 ha sido Reino Unido. La votación del Brexit por parte de los ingleses en la que decidieron abandonar la Unión Europea fue una sorpresa que casi nadie esperaba. No obstante, poco después de aquel “inesperado” evento, desde estas líneas nos desmarcamos del consenso “catastrofista” existente en aquellas fechas, viendo que la bolsa inglesa ganaba atractivo técnico, una mejoría que ha quedado plasmada con el cierre anual del FTSE-100 (Índice del Reino Unido) en máximos históricos.

Esa es una de las bellezas del mercado. A pesar de los pronósticos que aseguraban un “apocalipsis” para este mercado, el FTSE 100 es cierto que se sumergió en un pequeño pánico los días siguientes a la votación, pero una semana más tarde el FTSE-100 ya estaba por encima de los niveles previos a Brexit y en su camino hacia máximos unos meses más tarde.

Como ya he reiterado en muchas ocasiones nuestra atención como inversores está en los gráficos y no en las noticias. Los gráficos reflejan los movimientos de los precios y es precisamente el precio el que siempre tiene la última palabra en todo. No olvidéis que más allá de cualquier noticia, el precio es el que nos hará ganar o perder dinero. Por muy positivas que sean las noticias, si la tendencia del precio es bajista, perderemos dinero y viceversa, aunque las noticias sean muy negativas, si la tendencia es alcista, se podrá ganar dinero. Además de esto, las noticias siempre tenderán a explicar la evolución de los precios a posteriori, resultando de escasa utilidad para el inversor.

Hablando de aspectos técnicos, el indicador RSCMansfield que mide el desempeño relativo del índice, nos dice que, desde el Brexit, el índice británico ha logrado mantenerse la inmensa mayoría del tiempo con un RSCMansfield positivo. Por tanto, tal y como analizamos aquí hace unos meses, desde el pasado verano el mercado inglés es un mercado en el que merece pena buscar oportunidades de inversión (mientras se mantenga fuerte y alcista) puesto que los valores ingleses tienden a premiar a sus inversores con alzas superiores a las de la media del mercado.

Como ya dije en su día, antes de comprar en el mercado británico, hay que tener en cuenta que las compras en la bolsa de Londres sobre valores ingleses están sujetas Stamp duty, un impuesto que grava la compra de títulos ingleses con el 0,5% del importe de la compra. Dentro de nuestro método es un factor importante que los costes en comisiones más otros gastos como este tipo de impuestos no superen el 1% del importe de la operación, por lo que es un factor a tener en cuenta. Esta carga impositiva es una de las razones por las que personalmente he preferido optar antes por otros mercados europeos con menos tasas pero que también están fuertes y alcistas como Alemania, Italia o Suecia.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Los análisis aquí expuestos son opiniones estrictamente personales, no recomendaciones.

separador+(2)[1]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *