Publicidad

Hablemos un poco del Ibex 35

Como inicio de una nueva semana, me gustaría repasar con vosotros el aspecto del Ibex 35. En primer lugar, dado mi perfil de inversor internacional, debo comentar que si bien es cierto que el Ibex 35 ha experimentado una mejora notable de fortaleza en las últimas semanas (ahora mismo es la vigésima bolsa más fuerte del mundo), no es menos cierto que todavía tenemos bastantes índices más fuertes que el selectivo doméstico.

Ibex

A nivel europeo, países como Finlandia, Irlanda, Francia y Bélgica muestran mayor fortaleza que el selectivo nacional, mientras que la mayoría de bolsas norteamericanas (Nasdaq, Russell 2000 y S&P 500) siguen superando en fortaleza al Ibex 35. Esto significa que esas bolsas siguen haciéndolo mejor que el Ibex, por lo que debemos de tenerlas en consideración con mayor prioridad que el selectivo domestico.

Uno de los hechos más destacables que nos dejaba el Ibex la semana pasada, era el cierre en máximos anuales, rompiendo con ello importantes resistencias.

Ibex2

 

Este es un signo muy positivo para el índice doméstico, que pone de manifiesto fuerza en el selectivo y claro dominio alcista. Ahora bien, también debemos saber que tras la rotura de resistencias de la semana pasada, el Ibex tiene por delante otras muchas que superar generadas en el mercado lateral/bajista de 2010 y 2011. Esto supone una diferencia notable con respecto a otros índices como el Nasdaq, S&P 500 y Russell que prácticamente están en subida libre y por lo tanto no tienen resistencias que superar.

Por hacer un símil, esta situación es como si estuviésemos en una carrera de atletismo en la que un atleta (Ibex 35) tuviera que correr saltando vallas, y otro (índices americanos) corriese junto a él con una pista sin vallas. En condiciones normales, el atleta sin vallas tenderá a correr su correspondiente distancia en menor tiempo que el atleta con vallas. Esta es la razón por la que siempre prefiero operar activos en subida libre, sus recorridos tienden a ser más regulares y satisfactorios para el inversor.

Con todo esto, lo que quiero hacer ver es que si bien una continuidad en la mejora de fortaleza del selectivo español nos abriría las puertas para invertir de nuevo en él, hay índices más apetecibles, y por lo tanto, nuestra exposición debe de estar diversificada, puesto que una sobre-exposición al selectivo nacional, a medio plazo podría suponer excesivo lastre para la cartera en comparación con otros mercados.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *