Publicidad

El buen comportamiento de los small cap también refleja el optimismo en los mercados

Esta semana ya vimos que las alzas en los mercados de valores seguían produciéndose de forma saludable.  Durante los últimos meses también hemos estado comentando que los valores de pequeña capitalización funcionaban incluso mejor que los grandes valores de Wall Street. Este factor que se sigue manteniendo a fecha de hoy es un síntoma inequívoco de un mayor apetito por el riesgo y confianza por parte de los inversores en la renta variable.

El gráfico que podéis ver al lado de estas líneas muestra al Russell 2000 con un marcado sesgo alcista. Otro aspecto destacado se refleja en el indicador de fuerza RScMansfield, cuya lectura por encima de cero nos indica que ahora mismo los valores “secundarios” experimentan claramente un mejor comportamiento relativo que los valores grandes (no olvidemos que el índice de blue chip S&P 500 es la referencia del RSCMansfield).

Esto es un fiel reflejo del liderazgo que ahora mismo tienen los valores pequeños, lo que es un buen síntoma para todo el mercado. Históricamente los inversores apuestan más por este tipo de valores “secundarios” cuando son optimistas con la evolución de las bolsas de valores, puesto que generalmente en entornos cíclicos alcistas, estos valores tienen mayores posibilidades de crecimiento que los blue chips. En cambio, en las épocas de incertidumbre, los Small Cap son los que más sufren.

En este entorno podríamos decir si queremos hilar muy fino que resulta una buena idea sobreponderar en cierta medida los “Small cap” en cartera con respecto a “Blue chip”.

Recuerda que el escáner de esBolsa.com te permite rastrear y analizar los valores más interesantes del mundo y mostrarte su tamaño en la columna “liquidez”.

Esta columna muestra el capital disponible por cada valor para ofrecer contrapartida a una operación de compra o venta. Es decir, es el importe aproximado (varía dependiendo de las circunstancias del mercado) que un inversor puede comprar en un valor dentro del mercado sin tener que soportar grandes deslizamientos en los precios para completar la orden introducida. Recordemos que un deslizamiento es la diferencia entre el precio introducido en una orden de compra/venta y el precio final de ejecución.

Los valores medianos y pequeños suelen tener una liquidez de entre 3.000€ y 50.000€.

Toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Los análisis aquí expuestos son opiniones estrictamente personales, no recomendaciones.

separador+(2)[1]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *