Publicidad

Dos divisas estrechamente correlacionadas con las materias primas

Los eventos de las últimas semanas están poniendo sobre la mesa la necesidad de analizar las cosas desde una perspectiva global. El presidente de la Reserva Federal Jerome Powell enfatizó el miércoles de la semana pasada que la FED bajaba los tipos de interés en EEUU para compensar parcialmente la debilidad en los mercados extranjeros.

Por su parte, el presidente Trump anunció esta semana nuevos aranceles para productos chinos que comenzarán a aplicarse el próximo 1 de septiembre, lo que ha supuesto nerviosismo en las bolsas de todo el mundo. El gran ganador en este entorno está siendo el oro (en el que tenemos posiciones desde hace semanas). El metal dorado ha alcanzado en las últimas jornadas nuevos máximos de 6 años.

Otro foco de atención está en el mercado de divisas. Las monedas europeas alcanzaron nuevos mínimos la semana pasada, mientras que el índice del dólar alcanzó nuevos máximos.

La semana pasada os mostré que un dólar al alza empuja la inflación de los precios de las materias primas a la baja. También vimos cómo la caída de los rendimientos de los bonos en Europa está presionando a la baja a sus divisas desde hace meses.

En la jornada de hoy seguiremos haciendo un repaso global de las cosas revisando dos importantes monedas que no habíamos revisado hasta el momento.

El mensaje de la semana pasada se centró en la correlación inversa entre el dólar estadounidense y los precios de las materias primas. El mensaje de hoy mostrará dos monedas que mantienen una correlación directa con las materias primas: el dólar australiano y el dólar canadiense.

La siguiente gráfica representa con un área marrón el índice de materias primas CRB. Por su parte el índice del dólar australiano se refleja en color verde y el índice del dólar canadiense se muestra en color rojo.

Resulta evidente que los precios de las materias primas y estas dos divisas tienden a moverse en la misma dirección. Esto es así porque ambos países son grandes productores de materias primas. Australia es conocida por su gran producción de cobre y hierro; mientras que la economía de Canadá está muy ligada a la producción de petróleo.

La correlación de estos productos es tan elevada que, si no fuera por los diferentes colores de representación, sería difícil distinguirlos.

Los tres productos retrocedieron durante 2008 en medio de la crisis financiera de ese año. Las dos monedas alcanzaron su punto máximo durante 2011 y 2012 gracias a un repunte en los precios de las materias primas desde los mínimos de 2009. Sin embargo, los decrecientes precios de las materias primas desde el año 2012 están empujando a estas divisas hacia la depreciación. Esta semana el dólar australiano ha establecido nuevos mínimos multianuales.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.