Publicidad

DAX vs SP500, el toro contra el oso.

Interesante batalla la que estamos viviendo entre alcistas y bajistas, pero tal y como vimos en el último ranking de índices, los bajistas siguen ganando la partida, aunque cierto es que por poca diferencia.

Sigo pensando que lo mejor es optar por la liquidez, hasta que la situación se aclare en un sentido u otro, aunque he de confesar, que llevo unos cortos, que apenas suponen el 13% de mi capital, disponible para la renta variable.

Hoy vamos a analizar dos índices líderes como son el DAX alemán y el SP500 americano, el estudio de ambos nos puede dar pistas muy útiles de cara a discernir la tendencia que nos acompañará en las próximas semanas.

DAX:


El triángulo de continuación alcista está claramente formado, y la confirmación vendrá con un cierre semanal sobre los 6400 puntos, si esto se produjera, la proyección del triángulo alcanzaría la cota de los 7300 puntos, o lo que es lo mismo un +16%. Si finalmente vemos que el DAX rompe al alza, será momento de ir abriendo posiciones en mercados fuertes, como el mercado germano, los índices nórdicos o el tecnológico Nasdaq.

Ahora bien, cuidado con cargar la escopeta a tope. Si vemos que tras la rotura el dinero no empieza a salir de los bonos, yo no recomiendo cargar en exceso (aproximadamente un 25%). ¿Por qué digo esto? Porque en épocas deflacionarias el dinero fluye hacia activos más seguros como el bono, si este no baja significa que “the money” no sale de su “seguridad”, y habrá poco dinero para la renta variable.

Esto es un poco al contrario de la teoría normal de intermercado, pero ya sabéis que hablamos de la anomalía… falta de adecuación a lo que es normal.

Si, por el contrario, vemos una bajada del bono alrededor del 4% desde máximos, si tendríamos la señal de que el dinero está decidido a volver a los mercados, y podríamos aumentar un poco más la carga alcista en nuestra cartera.

Esta última sería la mejor noticia para los alcistas, seguramente vendría seguido por alzas en las materias primas energéticas como el petróleo, aunque esto último es mucho adelantar.

SP500:

Ahora mismo, es el índice referencia para los bajistas, vemos que a fecha de hoy miércoles ha conseguido girar la MM30 al alza, pero cuidado porque todavía quedan dos días en los que pueden pasar muchas cosas, y yo me acojo al último cierre semanal que seguía con una MM30 bajista.

Los 1125 van a ser una zona difícil de superar, coinciden con el área de influencia de la MM30 y el 50% de retroceso Fibonacci desde máximos del 2007.

Si, finalmente, esta zona se rompe al alza, coincidirá con la rotura del DAX, y daría paso a la apertura de posiciones alcistas, como hemos hablado en el análisis del índice alemán. Por el contrario, si el precio retrocede y no consigue superar esta zona, mucho ojo, porque los bajistas volverían a tomar fuerza en el mercado, y ya sabemos como se las gastan.

Una de las estrategias bajistas que estoy siguiendo es, precisamente, la del índice SP500 con un stop en los 1152 puntos. Recordemos que las zonas de MM30 coincidentes con resistencias, suelen ser ideales para abrir posiciones cortas en mercados descendentes.

Publicidad

2 responses to “DAX vs SP500, el toro contra el oso.

  1. Muy bien Spy, me gustó(como siempre)
    El SP, espero que llegue aun poquitin más arriba de esos 1127 de cierre de hoy.
    Pero es evidente que estáal limite.
    Los bajistas, si subimos más, deberían ir cambiando de parecer si se superan las actuales zonas de control.

  2. timbaler:

    Muy bien Spy, me gustó(como siempre)
    El SP, espero que llegue aun poquitin más arriba de esos 1127 de cierre de hoy.
    Pero es evidente que estáal limite.
    Los bajistas, si subimos más, deberían ir cambiando de parecer si se superan las actuales zonas de control.

    Si timbaler…ya sabes que ante una situación tan dificultosa he decidido anteponer la pendiente de la MM30 global a cualquier otro argumento.
    Está claro que hay otros factores que ponderan mucho y que tengo bajo estudio constante, pero la tendencia manda y asumiendo los errores que cometeremos por la dificultad de la coyuntura intentaremos batir al mercado.
    Si al final la tendencia retoma las alzas, hemos de ser conscientes de la era deflacionaria y sus posibles catastróficas consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *