Cuando las tragedias son buenas para las bolsas…

boton_panico[1]Esta semana se cumplen 50 años del trágico asesinato del ex-presidente de EEUU John Fitzgerald Kennedy, algo que fue seguido en la televisión americana por la emisión del juicio de su asesino Lee Harvey Oswald. Cabe recordar que en aquellas fechas las bolsas de valores se cerraron poco después de la muerte del ex-presidente y permanecieron cerradas durante su funeral celebrado un lunes.

¿Qué pasó después? Cabría pensar que el mercado entró en “caída libre”, ¿verdad?  Pues no. El martes 26 de noviembre de 1963, el Dow Jones ganó 32 puntos (4,5%). Luego vino el Día de Acción de Gracias, después de lo cual el mercado subió aún más en la jornada del viernes, logrando un impresionante balance semanal del 5,5% en la semana siguiente a los disparos de uno de los presidentes más populares de la histórica de EEUU.

El Dow siguió subiendo en diciembre de ese año (1,75%), y cerró 1963 con una subida anual del 17%. Estas ganancias anuales de dos dígitos se mantuveron durante los siguientes dos años, ya que el Dow Jones subió un 14,6% en 1964 y un 10,9% en 1965. Al final, los beneficios económicos conseguidos gracias a las reducciones de impuestos de Kennedy-Johnson en 1963-64 hicieron que el mercado hiciera caso omiso de los trágicos acontecimientos de Dallas.

La preocupación principal del mercado el Viernes 22 de noviembre de 1963

En la prensa financiera americana justo el día en el que el ex-presidente fue asesinado, ¡la mayor preocupación en Wall Street era un esquema Ponzi en el mercado de aceite vegetal! Ya que hace cincuenta años, el martes 19 de noviembre de 1963, Anthony “Tino” DeAngelis y su Crude Vegetable Oil Refining Co. (CVORC) se declaró en quiebra.

Esto puede sonar chocante, pero CVORC resultó ser una sociedad ficticia para la especulación en los futuros de aceite vegetal. El 19 de noviembre de 1963, “Tino” le debía a dos grandes casas de bolsa (Williston y Beane, e Ira Haupt & Co.) tanto dinero que ponía en peligro la existencia de las dos casas de bolsa. El miércoles 20 de noviembre, la Bolsa de Valores de Nueva York suspendió las dos empresas de negociación, y puso al resto de sus 9.000 clientes comerciales especulativos en riesgo. Incluso American Express estaba en riesgo de garantizar sus recibos. El joven inversor Warren Buffett utilizó la empinada caída de American Express ( $ AXP acción) para comprar el 5% de la empresa por sólo $ 20 millones.

La mañana del viernes, 22 de noviembre Merrill Lynch y otros se acercaron a rescatar a sus hermanos. Horas antes del magnicidio de Dallas, el Presidente del NYSE G. Keith Funston estaba tratando de evitar un choque causado por la liquidación de las 20,700 cuentas de cliente en Ira Haupt. Los 24 puntos que cayó el Dow ese viernes se debió en parte a la crisis de aceite vegetal, exacerbado por las noticias de Dallas, lo que hizo que el mercado se cerrase.

Esto viene a demostrar que la peor noticia del día tiende a hacernos olvidar lo que nos parecería muy importante un día antes. ¿Cuántas personas saben que dos famosos autores británicos – CS Lewis y Aldous Huxley – también murieron el 22 de noviembre 1963? Estas noticias tuvieron escasa cobertura en prensa tras la muerte de JFK.

El mercado sube después de las tragedias históricas más importantes

Vamos a repasar algunas de las principales tragedias políticas y personales de los últimos 75 años. En la mayoría de los casos, el mercado subió durante varios días después del trágico e inesperado suceso. Aquí está una lista de los días más oscuros en EEUU:

1939 : Hitler invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939, lanzando la Segunda Guerra Mundial con una velocidad sorprendente, llegando a Varsovia en una semana. El 1 de septiembre fue el viernes antes del fin de semana del Día del Trabajo, así que ¿qué hizo el mercado cuando volvió a abrir? El martes 5 de septiembre de 1939, el Dow Jones subió 12,87 puntos (un 9,5% de subida en un día). En la primera quincena de septiembre de 1939, el Dow Jones subió casi un eufórico 14,6%.

1941 : Después de un ataque sorpresa a Pearl Harbor, la reacción inicial del mercado fue sorprendentemente tranquila. Tras el ataque del domingo por la mañana del 7 de diciembre de 1941, el Dow bajó menos del 3% el lunes 8 de diciembre (la caída del Dow 115-112), pero entonces el mercado se quedó notablemente a nivel durante los próximos dos meses, cayendo brevemente por debajo de 100 en abril, y luego reanudó su inexorable subida durante el resto de la Segunda Guerra Mundial.

1962 : En la semana del 22 hasta 26 de octubre de 1962, la Crisis de los misiles de Cuba llevó al mundo al borde de la aniquilación, pero el mercado de valores se quedó sorprendentemente tranquilo, cayendo menos de 1% en la semana, seguido de una fuerte subida (3,5%) en los dos días después de que la amenaza se desvaneciese. El mayor colapso de 1962 se produjo en la primavera, cuando el mercado cayó un 28% después de que el presidente Kennedy lanzase una guerra verbal contra la multinacional U.S. Steel.

1968 trajo dos de los asesinatos más trágicos de la história de EEUU, el 4 de abril (Martin Luther King, Jr.) y 6 de junio (Robert F. Kennedy). Martin Luther King fue asesinado en la tarde del jueves, con muchos disturbios en decenas de ciudades. El Dow cayó menos de 1% al día siguiente. El Dow Jones subió un 2,15% el lunes siguiente y cerró con una subida semanal del 4,6% después de la muerte de Martin Luther King. Después de la muerte de Robert Kennedy, el mercado cayó un 1%, pero luego borró esa pérdida en los siguientes días de negociación.

1986 : El 28 de enero, la explosión del transbordador espacial Challenger, en una soleada mañana del martes no tuvo impacto en Wall Street. El mercado ganó un 1,2% ese día, y siguió subiendo al siguiente día, así como la siguiente semana y el mes.

2001 : El ataque contra Estados Unidos el 11 de septiembre fue dirigido al centro financiero, por lo que el mercado cayó con fuerza cuando se volvió a abrir la semana siguiente, pero es importante recordar que Estados Unidos ya estaba en medio de una recesión y un mercado bajista cuando ocurrió el ataque. Sin embargo, el mercado alcanzó sus niveles previos al ataque en tan solo dos meses, el 9 de noviembre de 2001, y siguió subiendo hasta la primavera de 2002.

Si hay algo que podemos extraer de estos sucesos es que el mercado de valores probablemente te dejará espacio para hacer una salida ordenada en los peores momentos, pero el mayor riesgo al que se enfrenta un inversor en esos momentos traumáticos sería tomar decisiones en estado de pánico.

Leído en Louis Navellier’s Market Mail.

Tags: ,

Categoría: Bolsa americana, Cultura económica, Lo último, Noticias

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed