Publicidad

Comportamiento de las bolsas en años post-electorales

Con apenas ocho días restantes de negociación en los mercados para dar por finalizado este 2012, me gustaría compartir con vosotros un nuevo apunte sobre el ciclo presidencial de Estados Unidos, y cómo éste ha afectado históricamente a los mercados bursátiles ya que como todos sabéis, en apenas unos días daremos el pistoletazo de salida a un nuevo año post-electoral.

Para todo el que no lo sepa, os diré que el ciclo presidencial es una teoría desarrollada por la Universidad de Yale Hirsch que indica que los mercados de valores de EE.UU. son más débiles en los dos años siguientes a la elección de un nuevo presidente en EE.UU. Según esta teoría, después de los primeros años el mercado mejora hasta que el ciclo comienza de nuevo con la próxima elección presidencial.

El ciclo de los presidentes está basado en la humana tendencia de apretar el acelerador cuando se acercan elecciones, algo similar lo que hacen los estudiantes que no hincan los codos hasta que se aproximan los exámenes. Para la economía, los mejores años de cada mandato son el tercero y el cuarto, mientras que el primero y segundo son los más mediocres.
Debemos saber también que, esto que comento, se produce con independencia del color político.

Para ver un ejemplo práctico de lo que comento, he preparado el siguiente gráfico.

Como veis en la imagen de arriba (tiene en cuenta los dividendos), en los primeros dos años, la política de recortes se hace efectiva en los gobiernos. Eso se debe a que la reciente victoria en las urnas les otorga una fuerte legitimidad, y esa fuerte legitimidad es la que otorga el respaldo para llevar a cabo esas políticas restrictivas que finalizan en un menor rendimiento de las bolsas.

Sin embargo, al finalizar el segundo año de mandato, en EEUU se producen las denominadas “Midterm elections”, unas elecciones donde el electorado suele castigar al partido del presidente, lo que provoca que éste en su tercer año lleve a cabo políticas de renovación, para ello tratará de mantener su popularidad sea como sea, no vaya a ser que los libros de historia y el electorado le castiguen. Ante esta situación, los gobiernos no dudan en “salvar el culo” y poner en marcha medidas expansivas que fomenten los negocios.

Acorde a este estudio, y sabiendo que el año que viene es el primer año tras las elecciones, ya podemos imaginarnos que el rendimiento esperado debería ser inferior a la media. De hecho, ya están calentando motores con el famoso “Fiscal Cliff”, lo cual invita a pensar que es posible que de nuevo las medidas más drásticas se tomen en los primeros dos años, algo que como vemos históricamente ha supuesto un lastre para los mercados.

El siguiente gráfico (no incluye dividendos) muestra cómo se ha comportado de media el mercado en el año siguiente a las elecciones (línea verde). Para poder hacer la comparación con el comportamiento habitual de los mercados, los amigos de Chart of the Day, han añadido el comportamiento medio de todos los años en el Dow Jones desde 1900 hasta la actualidad (línea azul).

Como se puede apreciar, el mercado de valores ha tendido a rendir menos que su media durante prácticamente la totalidad del año posterior a las elecciones.

Como siempre, desde este blog y desde esbolsa.com seguiremos de cerca el comportamiento de los mercados de cara al próximo año. De momento, si bien el mercado todavía no muestra advertencias de mercado bajista, sí que podría empezar con algún susto a principios de año tal y como expliqué el pasado lunes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *