¡Atención! Si Estados Unidos tose Europa pillará un buen catarro

El pasado mes de febrero ya advertía que dada la fortaleza del dólar era de esperar que desde ese momento las bolsas americanas tendiesen a hacerlo mejor que el resto de bolsas mundiales. Este escenario se ha confirmado con el paso de las semanas. Podemos verlo reflejado en el siguiente gráfico que nos muestra la fortaleza relativa del índice S&P 500 con respecto al resto de bolsas del mundo. Si la línea sube, significa que el comportamiento relativo de esa bolsa es mejor que la del resto de bolsas, y si la línea cae, significa que la bolsa representada lo hace peor que el resto de bolsas.

Se observa que el índice americano ha ganado posiciones al resto de bolsas mundiales, lo que confirma ese escenario que advertimos en febrero. No obstante, lo que me preocupa no es Estados Unidos sino Europa, ya que ha seguido la dirección opuesta, cayendo con respecto al resto de bolsas mundiales (no sólo frente a EEUU, sino también frente a bolsas de Asia, Pacífico, Latinoamérica, etc) y este es un claro síntoma de la debilidad que debe ponernos en alerta.

En la siguiente imagen he sobrepuesto el comportamiento del EuroStoxx 50 con una línea blanca, para que observéis dicha caída en su fortaleza relativa.

Esto nos advierte de que nuestra queridísima Europa es extremadamente sensible a pesar de que en los últimos meses nos han bombardeado con las noticias de que “estamos mejor”, algo que genera distracciones y confianza, dos palabras que se pagan caras en el mercado. Recordemos: la debilidad se traduce en subidas menores a la media cuando la renta variable global sube, y caídas superiores a la media cuando la renta variable global cae. De forma que las inversiones en el viejo continente, por desgracia tenderán más a ser menos rentables que en otras zonas del mundo más fuertes (las veremos mañana lunes en el ranking).

Podemos ver también esta debilidad relativa sobre el gráfico de algunos de los principales índices europeos, especialmente los periféricos, que ya cotizan por debajo de sus medias móviles de 30 semanas:

España:

Grecia:

Portugal:

Italia:

Y hasta Alemania que mantiene al menos su media, pero también se debilita su fuerza relativa…

Con esta debilidad relativa de las bolsas europeas, un servidor se abstiene de nuevas compras en el viejo continente, ya que en el momento en que la locomotora bursátil americana le dé por descansar un poquito, estas bolsas débiles van a tender a sufrir y esto es algo que debemos tener muy presente.

Algo que también me invita a poner en cuarentena las nuevas compras en Europa es lo que veremos a continuación. Todos conocéis ya la línea avance/descenso que se basa en tomar nota de los valores que suben y restarle los valores que bajan. De esta forma creamos una línea que permite generar un gráfico en el que ningún valor pondera más que otro, todos suman o restan en la misma proporción, generando un indicador que representa un índice no ponderado.

En muchas ocasiones, los cuidadores “manipulan” los índices haciendo subir los valores que más ponderan generando falsas expectativas alcistas, ya que la mayoría de valores que componen el selectivo no acompañan. Podemos utilizar al Ibex como gran ejemplo, ya que actualmente 6 de los 35 componentes ponderan más del 70% del total del índice. Es decir, el comportamiento del Ibex se debe en gran medida al funcionamiento de estos 6 valores, de forma que el cuidador puede hacer subir al selectivo nacional sólo apoyando las subidas de estos 6 valores y dejando los 29 restantes de lado, generando falsas expectativas alcistas.

Cuando las bolsas han sido muy castigadas, como es el caso de España, Italia o Grecia, es habitual y natural que los primeros en subir sean los valores grandes, de forma que en estos casos las divergencias en línea avance/descenso no resultan de mucha utilidad ahora mismo. Pero donde sí tenemos pistas es en otras bolsas que llevan ya un buen tramo alcista, como por ejemplo Alemania. Este gráfico representa la línea avance/descenso del mercado germano e incluye a todos los valores cotizados en la de sobra conocida como “locomotora europea”.

No me extraña que a Ángela Merkel se le quede esa cara… sus medidas no están favoreciendo para nada a los mercados europeos desde 2010. La bolsa alemana parecía escapar hasta el momento del mal sesgo de otras plazas europeas pero ahora la línea A/D alemana muestra claramente cómo las alzas iniciadas en septiembre del año pasado y que han logrado superar los máximos de 2011, no han sido acompañadas por los valores alemanes. Han subido sólo los grandes, y así señora Merkel, no se gestan mercados alcistas saludables.

A pesar de todo este “pollo” que tenemos en Europa, sigo pensando que no estamos ante un mercado bajista global, ya que Estados Unidos sigue tirando del carro de forma saludable (pulsa aquí para ver la primera razón y aquí la segunda razón), lo cual minimiza los daños a nivel global. No obstante, lo que sí que tengo claro, es que como Estados Unidos se tome un merecido descansito de corto plazo, en Europa podemos tener palabras mayores, y ese descansito se parecería más bien a un tropezón con importantes consecuencias para los índices más débiles.

¡Feliz domingo inversores!

Tags: , , , , , , ,

Categoría: Bolsa americana, Bolsa Europea, Estudios de Mercado, Lo último

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed