Aspectos globales a tener en cuenta del fortalecimiento del mercado japonés

Esta mañana hemos desayunado con la noticia de un inesperado y multimillonario refuerzo de los estímulos monetarios del Banco de Japón. Esto ha tenido repercusiones inmediatas en los mercados, cuando el Yen (una divisa débil como ya hemos advertido aquí en más de una ocasión) ha aumentado la velocidad de su depreciación, y lo que más ha llamado la atención probablemente a los inversores, el índice Nikkei se ha disparado al cierre un 4,83%, hasta alcanzar los 16.413 puntos, sus niveles más altos en siete años, desde noviembre de 2007.

Nikkei225Hay varios aspectos a resaltar de este empuje del mercado japonés. El primero de ellos lo podéis ver al lado de estas líneas donde podéis ver el aspecto actual del índice japonés ya con el cierre semanal (la sesión ya ha finalizado en el país del sol naciente). Los nuevos máximos establecidos hoy con el cierre semanal confirman que ahora mismo el índice es alcista, lo cual viene unido a que en el medio plazo, ahora mismo la bolsa japonesa es un mercado que sube a un ritmo superior que la media.

Como sabéis, siempre nos interesa estar del lado de los mercados ganadores, y ahora mismo el mercado de Japón lo es, por lo que mientras el mercado de Japón sea fuerte y alcista en mi opinión será un mercado apto para buscar oportunidades de inversión.

Dato importante también es saber que si decidimos invertir en valores de Japón, será importante cubrir la divisa. A diferencia de otros mercados, las acciones japonesas suelen ascender cuando el Yen se debilita. La principal razón de esto es la mayor dependencia de Japón a las exportaciones. Un Yen fuerte plantea graves problemas para las exportaciones japonesas, haciéndolas más caras para los compradores extranjeros. Sin embargo, un Yen más débil impulsa a las exportaciones japonesas y también a su mercado de valores altamente dependiente de esas exportaciones.

Yen

El gráfico que podéis ver al lado de estas líneas nos muestra una “correlación negativa” entre el Nikkei 225 (línea azul) y el Yen japonés (línea roja) durante los últimos años.

Sobre el gráfico (falta el cierre de hoy, pero nos sirve igual) se aprecia que el gran rally del Nikkei en 2013 se debe en gran medida a la debilidad de la divisa nipona. Desde entonces, los altibajos en la divisa han marcado la dirección errática del Nikkei, especialmente desde que se iniciase este 2014, cuando un Yen totalmente estable ha derivado en un episodio de lateralidad para el mercado de valores de Japón.

Esto empezó a cambiar en agosto de 2014, cuando la debilidad del Yen, de nuevo ha creado un entorno propicio para las alzas del Nikkei 225.

Por último también resaltaremos que esta fuerza del mercado de Japón tiene consecuencias más allá de sus fronteras. En mi libro “El código de Wall Street” hablamos entre otras muchas cosas que desde el año 2000 la economía global ha entrado en una espiral que tiende hacia la deflación (invierno de Kondratiev) cuyo foco de “infección” proviene principalmente de Japón (que es la tercera economía más grande del mundo). Su relevancia es tal, que existe una correlación entre el comportamiento de las acciones japonesas y los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense.

Nikkei bonos

El gráfico que podéis ver al lado de estas líneas muestra una comparación entre el rendimiento del bono T-Note 10 años americano (línea verde) y el comportamiento del índice Nikkei /con respecto al resto del mundo desde 1998.

En el gráfico se aprecia claramente la correlación entre ambos productos, unos productos que a “priori” no deberían tener nada que ver, pero cuyo comportamiento es parejo desde hace décadas.

En los últimos años hemos visto que la subida del Nikkei 225 entre los años 2012 y 2013 fue acompañada por unas alzas en la rentabilidad de los bonos norteamericanos. Esas alzas se frenaron desde mediados de 2013 y hasta mediados de 2014, lo que provocó una caída en la rentabilidad de los bonos. Esto podría cambiar ahora de nuevo, la fuerza demostrada por el Nikkei probablemente arrastre tras de sí alzas en los rendimientos de los bonos norteamericanos.

A nivel global, habrá que seguir la magnitud de esas alzas en el rendimiento de los bonos. Mientras esas alzas no sean muy fuertes, no habrá de qué preocuparse, ya que el rendimiento de los bonos se mantendrá en niveles bajos y será muy poco probable una salida en masa de la renta variable tal y como sucediese en 2007.

Recuerda que el estudio de flujos monetarios es otro de los temas que estudiamos en mi libro “El código de Wall Street”.

book2¡Ya disponible!

“El código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

Tags: , ,

Categoría: Análisis global, Bolsa Asia/Pacífico, Lo último

Comentarios (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Arancha dice:

    Buenas noches , me parece interesante la bolsa japonesa me imagino que recomiendas entrar con un fondo de inversión cubierto en la divisa, dime un par de ellos….o vía etf o la que estimes oportuna…

    • Ricardo González dice:

      Buenos días Arancha.
      Personalmente tomo posiciones en valores concretos (de buenos mercados y sectores, claro está). Sobre los ETFs disponibles, lo mejor es que preguntes a tu broker para ver cuáles tiene disponibles.
      De ETFs con divisa cubierta (Euro Hedged) referenciados a Japón, solo me suena el iShares MSCI Japan EUR Hedged UCITS ETF.
      Un saludo!

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed