Publicidad

Así suelen ser los meses de diciembre tras un pobre rendimiento anual

Wall_Street_New_York_sm[1]No podemos negar que este 2015 está siendo un año bastante plano en los mercados. Al cierre de noviembre, el Dow Jones acumula descensos del 0,6%, mientras que el S & P 500 acumula ascensos de apenas 1,0%.

Como sabéis, en los últimos días hemos hablado mucho de la fuerza del mes de diciembre, y no es para menos. Desde 1901, el Dow Jones ha cerrado diciembre con ascensos el 71,9% de las ocasiones, con un rendimiento medio del 1,5%. Con datos desde 1930, el S & P 500 ha terminado con alzas el 72,9% de las ocasiones, con un rendimiento medio del 1,4%.

Como ya hemos comentado en alguna ocasión diciembre es desde un punto de vista estacional el mes más alcista del año. Por lo que siempre que empezamos un nuevo mes de diciembre las expectativas deben de ser predominantemente positivas.

Dow Jones años pobresHoy volveremos a poner a prueba al mes de diciembre y para ello veremos qué ha hecho históricamente este último mes del año cuando el rendimiento de los mercados hasta finales de noviembre ha sido pobre o claramente bajista.

En la tabla que podéis ver al lado de estas líneas, se detalla el rendimiento que ha tenido el mes de diciembre en el Dow Jones los años que hasta noviembre los mercados han experimentado un comportamiento plano o negativo.

Como se puede apreciar el porcentaje de veces que diciembre cierra en positivo los años más desfavorables en el mercado es del 64,4%. El rendimiento medio se sitúa en el 0,86%.

Obviamente estas cifras están por debajo del rendimiento medio de diciembre teniendo en cuenta todos los años, pero hay que tener presente que hasta en los peores escenarios (años claramente bajistas o muy débiles) el mes de diciembre suele ser un mes que tiende a cerrar en positivo. Esto pone de manifiesto que diciembre no es un mes cualquiera del año, ya que la presión compradora es especialmente palpable en él.

Hay dos argumentos de peso que están detrás de la fuerza que suele mostrar el mercado en el mes de diciembre:

  1. Las desgravaciones fiscales: Al final del año muchos inversores destinan sus ahorros para hacer aportaciones a los planes de pensiones. Esto obviamente supone un incremento de la presión compradora.
  2. Muchas compañías cotizadas ordenan a su “cuidador” que trate de “maquillar” las cotizaciones de su compañía de cara al cierre anual.

Sea como sea, la fuerza estacional de este mes es innegable que existe, y que por lo tanto siempre es un argumento alcista de peso de cara al final del ejercicio.

Recuerda que voy a lanzar un Fondo de Inversión cuya política de inversión será invertir en los mercados, sectores y valores con mejor comportamiento del mundo.

Si estás interesado en este Fondo de Inversión global puedes encontrar más información pulsando en el siguiente enlace.

Fondo de inversión: ESB Selección Global

ESB selección global

separador+(2)[1]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *