Publicidad

Volkswagen: A perro flaco todo son pulgas

VolkswagenUno de los nombres propios que ha centrado las noticias y los movimientos esta semana en las bolsas de valores ha sido Volkswagen tras desvelarse la manipulación masiva orquestada por la marca germana para falsear las emisiones contaminantes de sus vehículos.

El impacto de la noticia ha sido tal que la cotización del valor ha llegado esta semana a ceder el 35% de su valor lo que supone que la capitalización bursátil de este gigante de la automoción se ha reducido en más de 25.000 millones de euros en apenas unos días.

No obstante, aunque la noticia ha “saltado” esta semana, lo cierto es que el mal aspecto de Volkswagen viene de mucho antes.

Volkswagen AGComo podemos ver en el gráfico adjunto a estas líneas, el gigante de la automoción perdió su sesgo alcista el pasado verano. En concreto en el mes de julio ya era un valor en tendencia bajista y con una marcada debilidad. Como sabéis, insisto mucho en que hay que mantenerse alejados de este tipo de activos que tienden claramente a la depreciación.

Este tipo de valores tienen “imán” hacia los eventos desfavorables. El mercado ya descuenta con antelación todo cuanto necesitamos saber. El dinero se hace introduciendo o manteniendo en cartera activos que se aprecian (es decir, en tendencias alcistas). Si lo que tenemos en cartera son activos que se deprecian (en tendencia bajista) lo más probable es que estemos más cerca de sufrir un revés que una alegría.

Lo sucedido en Volkswagen no hace más que recordarnos por qué es importante mantenernos alejados de activos mediocres por muy “imponente” o prestigioso que sea el nombre de la compañía. Si se invierte en activos que muestran comportamientos mediocres en su cotización lo más probable es que terminemos obteniendo retornos mediocres.

El dinero está en los activos que son fuertes y alcistas, y este es un requisito que desde hace meses no cumple el gigante automovilístico germano.

autos EuropaAdemás de esto no debemos olvidar que el sector automovilístico europeo no es ni mucho menos un sector propicio para las inversiones ahora mismo.

Al igual que sucede con Volkswagen, el sector automovilístico europeo se encuentra en una tendencia claramente desfavorable para las inversiones y la debilidad relativa indica que cuando el mercado remonta, las empresas automovilísticas suben menos (o incluso caen) y cuando el mercado cae, las empresas automovilísticas europeas suelen situarse siempre entre las que más caen.

Sin lugar a dudas estamos ante un mal compañero de inversiones ahora mismo del que deberemos mantenernos alejados hasta que los gráficos no muestren una mejoría clara en sus componentes.

Recuerda que voy a lanzar un Fondo de Inversión cuya política de inversión será invertir en los mercados, sectores y valores con mejor comportamiento del mundo.

Si estás interesado en este Fondo de Inversión global puedes encontrar más información pulsando en el siguiente enlace.

Fondo de inversión: ESB Selección Global

ESB selección global

separador+(2)[1]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *