Un apunte bursátil de utilidad para los próximos meses

market-research-firm-in-upstate-ny[1]Desde principios de año, hemos tratado en este mismo blog (pulsa aquí para leer) la relación directa existente entre las medidas de estímulo de la Reserva Federal y el comportamiento de las bolsas de valores de Estados Unidos.

No cabe duda de que el programa de compra de bonos por importe de 85 mil millones de dólares al mes por parte de la Reserva Federal ha sido un importante motor en la recuperación del mercado de valores. De hecho, la relación existente entre estas medidas y las bolsas de valores, es tan cercana que el pasado mes de octubre ya podíamos calcular más o menos la zona donde probablemente se encontraría el S&P 500 a finales de año (pulsa aquí para leer).

Haciendo un pequeño repaso al excelente año que ha tenido la renta variable, he anotado sobre el siguiente gráfico del S&P 500 las principales noticias que se publicaron antes de los recortes más “significativos” de este año.

SP500

 

Resulta evidente, que la mayoría de descansos producidos en la renta variable en este 2013 han venido de la mano del “nerviosismo” ante la posible retirada de estímulos. No obstante, mientras se ha seguido imprimiendo dinero no ha habido nada que temer. La rentabilidad de los bonos sigue extremadamente baja, y al dinero le quedan pocas alternativas más allá de la renta variable para conseguir rendimiento.

En diferentes ocasiones he reiterado que de cara al año 2014 será muy importante vigilar entre otras cosas el precio de los bonos ya que históricamente ha resultado un indicador líder sobre lo que acontezca en las acciones. Una retirada brusca de estímulos por parte de la FED llevaría una importante caída en los precios de los bonos, y esto históricamente no ha sido bueno.

Recordemos que históricamente descensos superiores al 15-20%, en el precio de los bonos a 30 años, y alrededor del 10% para los bonos a 10 años, han sido preludio de mercados bajistas tal y como podemos apreciar en los siguientes ejemplos:

Nota: En los gráficos que veréis a continuación, la línea discontinua pertenece al precio de los bonos y la continua al S&P500.

158

En 1980 el director de la Reserva Federal, Paul Volcker, aumentó la tasa de interés de EEUU atrayendo capitales de todo el mundo. El objetivo era lograr que la afluencia de divisas bajara la inflación y relanzara la maquinaria productiva norteamericana que estaba en recesión. Como es lógico, esta política restrictiva tuvo su influencia en el precio de los bonos, que perdieron un 40% en algo más de un año.

Tal y como podéis ver en la imagen de arriba, la acusada caída del bono advertía sobre un posible inicio de crash en las bolsas, que llegaría 6 meses después en el mercado bajista de principios de los 80, en el que las bolsas de valores perdieron más de un 25% de su valor.

1987:

19874

No fue la mayor caída de la historia del Dow Jones, pero tiene la fama de serlo. Han pasado más de dos décadas, pero el famoso y dramático ‘Lunes Negro’ –‘Black Monday’ para los anglosajones- todavía retumba en las memorias de millones de norteamericanos. Aquel fatídico 19 de octubre de 1987 los cimientos de la mayor bolsa del mundo, Wall Street, se tambalearon por el pánico de millones de inversores que se lanzaron en masa a vender sus acciones.

Para muchos este es el cisne negro por excelencia que, para el que no lo sepa, significa que estamos ante un hecho improbable, impredecible y de consecuencias imprevisibles.

Este tipo de “titulares” a mí nunca me han gustado, ya que son la típica respuesta fácil que invita a dejar pasar por alto hechos que si se estudian nos pueden resultar útiles para el futuro.

Una vez más el bono tuvo la clave y la caída del precio, en más de un 25% terminó con aquel fatídico lunes que muchos siguen creyendo que fue impredecible.

2000-2002:

20001

Ya estamos mucho más cerca del presente y seguro que muchos de los que leáis este artículo ya estabais participando en las bolsas de valores en la famosa crisis de las “puntocom”.

Desde finales de 1998 el bono estadounidense empezó a gotear poco a poco a la baja, hasta llegar a perder la friolera de un 35,7%. Una vez más el bono advirtió de que la fiesta alcista estaba a punto de terminar, y sucedió que en el año 2000 las bolsas de valores empezaron a formar un techo que desencadenaría en un mercado bajista que llevó a perder al índice S&P500 un 47% de su valor.

2007-2009:

Por último veremos que el bono (en este caso el alemán a 10 años) también nos advirtió de que algo malo se acercaba cuando desde 2006 la deuda germana estaba de capa caída. Lo que sucedió un año después todos lo sabemos, un mercado bajista que llevó al SP500 a perder un 56% en el que es ya uno de los mayores mercados bajistas de la historia de las bolsas de valores. En estos años usamos el bono alemán puesto que el americano se encontraba excesivamente manipulado.

bono

 

Con estos antecedentes queda claro que habrá que seguir muy de cerca lo que acontezca en el mercado de bonos si finalmente la FED se decide por la retirada de estímulos y por lo tanto deja de lado su intervención en el precio de los mismos, ya que una posible retirada de la compra de bonos, tendría consecuencias evidentes sobre los precios de los bonos que más tarde pasarían factura a las bolsas.

No obstante, y como último apunte, creo que la FED todavía tiene margen para mantener varios meses los bonos sin caídas acusadas, ya que no hay presiones inflacionistas que aconsejen subidas de tipos y creo que por esta vía, no hace falta darse mucha prisa en la retirada.

No obstante, este será otro de los deberes para 2014, más allá de lo que digan las noticias, los bonos serán la “prueba del algodón” y seguir el comportamiento de los mismos, de buen seguro, nos darán pistas sobre el devenir de los mercados.

Tags: ,

Categoría: Bolsa americana, Estudios de Mercado, Lo último

Comentarios (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Álvaro dice:

    Buuuufff!!! que artículo tan bueno.

    De lo mejor que te he leído.

    Muchas gracias

    • Ricardo González dice:

      Buenos días Álvaro.
      Los bonos son un indicador líder de gran utilidad. De hecho son una pieza fundamental en los flujos monetarios y por eso los estudiaremos detenidamente en mi próximo libro.
      Un saludo!!

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed