Todo lo que necesitas saber de los dividendos y que rara vez te han contado

3671_nota_dividends[1]Hacía tiempo que quería escribir este artículo, pero entre unas cosas y otras se ha ido demorando en el tiempo y hoy quiero plasmarlo para que de ahora en adelante ayude a inversores a entender los conceptos que envuelven a este suceso.

Existen ciertos conceptos preestablecidos en lo que es una faceta bastante habitual en cualquier compañía como es el reparto de dividendos, algunos ciertos y otros no, y es por ello que en este artículo quiero crear una guía que ayude a comprender qué son los dividendos, y cómo éstos influyen en la cotización de las acciones.

Empecemos por el principio:

¿Qué es un dividendo?

El dividendo es la parte del beneficio de una empresa que se reparte entre los accionistas de una sociedad.

¿Cómo afectan los dividendos a las compañías cotizadas que lo reparten?

Debéis saber que el importe de los dividendos se descuenta de la cotización del valor que los reparte. Es decir, si por ejemplo se posee una cotizada cuyo precio de mercado es 50€ y esa misma cotizada reparte un dividendo de 1€ por acción, el valor de dicha cotizada automáticamente desciende a 49€.

Es por esto que en mi opinión sobre la inversión en base al dividendo es un mal negocio. La industria financiera nos ha “inculcado” con la famosa frase “rentabilidad por dividendo” una cultura equivocada en la que nos creemos que los dividendos caen del cielo en los mercados, y no es así.

De hecho, en términos patrimoniales los dividendos siempre son un mal negocio para el inversor.
Para que se entienda de forma sencilla, imaginemos que poseemos un kiosco cuyo patrimonio es exclusivamente el dinero que hay depositado en la caja, supongamos 2000€. La valoración de dicho kiosco es de 2000€ y ahora ese quiosco decide repartirle un “dividendo” de 500€.
Obviamente en este momento, en la caja del kiosco quedan 1500€ y otros 500€ que están camino de nuestro bolsillo. En este punto, veremos lógico que el valor del kiosco sea de 1500€ ¿verdad? Pues en las acciones cotizadas sucede lo mismo, por eso el valor de la acción desciende en el mismo importe del dividendo.
Bien, pero la historia no termina aquí. Ahora de esos 500€ de dividendo que nos ha dado nuestro kiosco el estado quiere su parte, y por lo tanto se retiene, supongamos a modo de ejemplo un 20% (esto varía según las circunstancias personales de cada uno). Resulta que de los 500€ que le ha traspasado su kiosco, a nuestro bolsillo tan solo llegan 400€ y al bolsillo del estado llegan los 100€ restantes.
Al final de la operación resulta que donde teníamos un patrimonio de un kiosco con 2000€, ahora tenemos 1900€. O lo que es lo mismo después de todo el proceso, hemos perdido el 5% de nuestro patrimonio.

¿Qué día se descuenta el dividendo del precio de cotización?

Existen dos días claves en el proceso de los dividendos. El día que se reparten los derechos (conocido como fecha ex-dividend) y el día del pago.

Para entenderlo mejor vamos a poner un ejemplo. Imaginemos que una compañía reparte los derechos el día 1 de octubre y paga el dividendo el 1 de noviembre.

  • Fecha en la que se reparten los derechos (Ex-dividend): Este día se reparten los derechos a cobrar un dividendo, por lo tanto si el día de reparto de los derechos se está en posesión de una acción, se cobrará el dividendo en la fecha del pago.

En nuestro ejemplo, esto significa que si poseemos una acción el día 1 de octubre, se nos asignará el derecho a cobrar el dividendo el 1 de noviembre. Si por la razón que fuese, nosotros vendiéramos el título antes de la fecha de pago pero después de la recepción del derecho (por ejemplo si vendiésemos un 15 de octubre), el día 1 de noviembre se nos pagaría el dividendo, aunque en esa fecha ya no seamos poseedores del título, ya que el día 1 de octubre adquirimos el derecho a cobrarlo.

El importe del dividendo (descuento sobre la cotización explicado en el punto anterior), se descuenta de la cotización el día que se reparten los derechos.

  • Fecha del pago: Este día nos ingresan en nuestra cuenta el importe del dividendo descontados los impuestos. Es el día exacto en el que la compañía nos abona el importe del dividendo y por lo tanto pasa a formar parte de nuestro cash.

En Europa se suele pagar el dividendo el mismo día que se reparten los derechos, por lo que ambas fechas suelen coincidir. No obstante, en EEUU está más extendido que un día se repartan los derechos y otro día posterior se abone el importe.

¿Cómo saber las fechas de los dividendos?

La herramienta “Mi cartera” de esBolsa.com te permite hacer un seguimiento a tus inversiones en los mercados cotizados y está diseñada para informarte de la evolución de tus valores así como de los eventos que los rodean como por ejemplo los dividendos.

En esta herramienta existen dos columnas que te aportarán información sobre los próximos dividendos que tienen anunciados las compañías que tienes en cartera.

  • Fecha dividendo: Se muestra la fecha en la que se repartirán los derechos del próximo dividendo. Recordemos que en esta fecha se descuenta el dividendo sobre la cotización tal y como expliqué en este artículo (pulsa aquí para ver).
  • Importe dividendo: Es el importe bruto que la compañía abonará a sus accionistas en concepto de dividendo.

La siguiente imagen muestra tres ejemplos.

En primer lugar la compañía Bank of Montreal (ticker BMO:CN) tiene programado el reparto de un dividendo de 0,88$ el próximo 30 de enero de 2017.

En segundo lugar aparece Brembo SpA (Ticker BRE:IM). En este caso, las columnas del dividendo están vacías porque la compañía no tiene programado un nuevo dividendo.

En tercer lugar, en el ejemplo de Brady Corp (Ticker BRC:US) la herramienta nos indica que la compañía tiene programado el reparto de un dividendo de 0,21$  para el 6 de enero de 2017. Observaréis que está en rojo. Esto es proque el dividendo está muy próximo (menos de dos días), de forma que la herramienta destaca en rojo la fecha y el importe para que no olvidemos ajustar los stops al importe del dividendo tal y como exige nuestro método.

 

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez¡Nueva edición revisada!

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Tags: ,

Categoría: Cultura económica, Lo último

Comentarios (17)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. javier dice:

    Buenos días Ricardo.

    ¿Sabes que pasa si compras una acción el mismo día en el que se reparten los derechos?

    Un Saludo

    • Ricardo González dice:

      Buenos días Javier.
      Los derechos generalmente se reparten antes de la apertura. Es decir, si la fecha ex-dvidend es por ejemplo el 21 de octubre, al cierre de la sesión del 20 de octubre ya hay que estar comprados, para que antes de la sesión del día 21, cuando repartan los derechos ya aparecer en la lista.
      Un saludo!

  2. Jose C. dice:

    Buenas Ricardo,

    en el ejemplo que has puesto de Bloomberg. El “cash dividend” supongo que es el dividendo bruto, no? osea de ahí luego hay que descontar los impuestos? o ya están descontados?

    gracias y un saludo!

    • Ricardo González dice:

      Buenas tardes Jose.
      El cash dividend es el dividendo bruto que efectivamente es el que paga la compañía a sus accionistas. Después los impuestos ya dependen de cada persona en particular e intervienen factores externos particulares de cada uno.
      Un saludo.

  3. blacklupus dice:

    Hola Ricardo:
    Tan solo un razonamiento personal del que me gustaría tener tú opinión.
    Teniendo en cuenta este artículo sobre los dividendos…. ¿no sería entonces más razonable que los gráficos fueran sin ajustar dividendos, desde el punto de vista de que el gráfico (en teoría) refleja el precio de la compañía?
    Al tener los gráficos ajustados por dividendo, ¿no es como falsear el precio? Realmente no estamos descontando algo que sí se ha descontado.
    Tan solo es un razonamiento personal, que conste, pues yo uso los gráficos ajustados a dividendos como pones en tú libro.
    Gracias y un saludo.

    • Ricardo González dice:

      Buenas noches blacklupus.
      Como bien sabes, nosotros centramos nuestras decisiones en el análisis de los gráficos, y al ajustarlos dividendos, ajustamos el gráfico al “bajón” que causa en las cotizaciones el repartir dividendos. Es decir, con el ajuste del dividendo independizamos del gráfico lo que la empresa hace con sus accionistas, que como ya he explicado en el artículo “es una especie de cuento de la lechera”.
      Con el ajuste del dividendo, el gráfico queda influido únicamente por lo que es la evolución en la cotización del precio que es lo que a los analistas técnicos nos importa, dejando de lado eventos externos.
      Como ejemplo muy bestia (no realista, pero gráfico), imagina un valor en tendencia alcista que cotiza por ejemplo en 50 dolares, y que reparte un dividendo de 40 dólares. Si no se ajusta el precio a los dividendos, parecería que esa tendencia habría llegado a su fin con una caída bestial que patrimonialmente habría afectado a sus accionistas, pero en realidad esto no es así porque solo se ha producido en trasvase de fondos de la cotizada al accionista.
      El gráfico ajustado a dividendos nos ayuda a ajustar ese “ruido” externo a la cotización, lo que deja una curva de precios que se centra únicamente en la evolución de la cotización.
      Un saludo!

  4. blacklupus dice:

    Muchísimas gracias por tú magnífica explicación (y pronta).
    Ahora entiendo perfectamente el motivo y su lógica.
    Gracias como siempre por tú interés en formarnos.
    Un saludo.

  5. TONI dice:

    Hola Ricardo. Primero mandarte mi felicitación personal para estos dias de Navidad y Año Nuevo próximos.
    Como veo que has hecho un post de tipo formativo/divulgativo sobre dividendos, me tomaré la libertad de pedirte por favor que, si te parece bién, dediques un dia otro a un concepto que para mí ha sido siempre un poco confuso.
    Mi petición es que dediques un post a explicar el concepto de VOLATILIDAD, y muy concretamente como se interpreta el valor numérico de volatilidad que acompaña las fichas de ETFs, Fondos de Inversión, etc.
    Evidentemente conozco las generalidades del concepto, y he navegado por internet intentando ampliar su conocimiento, pero me encuentro o bien con generalidades, o bién con fórmulas estadísticas muy complicadas.
    Yo lo que quiero saber concretamente es, cuando leo en una ficha de un ETF como éstas

    http://etfdb.com/etf/XLP/#fundamentals

    que tiene una volatilidad anualizada del 13% en base a la volatilidad de los últimos 20 dias….. ¿qué me están diciendo exactamente?
    1)¿que entra dentro de lo probable que suba/baje un 13% a partir de hoy durante el próximo año?
    2)¿que entra dentro de lo probable que suba/baje un 13% del % que ha subido/bajado los pasados 20 dias?
    3)¿que si los pasados 20 dias ha subido/bajado un 5%, entra dentro de lo probable que durante el próximo año suba/baje un 18%?
    Disculpa el rollo, pero es que he buscado en varias páginas cómo se debe interpretar exactamente este valor numérico y no lo he sabido encontrar.

    (por supuesto que si crees que el tema no corresponde a este blog, puedes declinar la petición que te hago. En nada afectará la admiración que te tengo :)) un saludo

    • Ricardo González dice:

      Buenos días Toni.
      Tomo nota de la sugerencia para si me resulta posible hacer un artículo más extenso.
      En líneas generales la volatilidad es el movimiento en términos porcentuales que puede tener un activo en un plazo de tiempo determinado (si no se dice nada suelen ser dos meses) en el ejemplo que comentas te pone los días.
      Un saludo!

  6. Jorge dice:

    Buenos días Ricardo,

    lo primero decir que tengo tu libro y me gustan mucho tu blog y los encuentros digitales que me parecen de visita obligada.

    Sin embargo, la entrada de hoy sobre dividendos pienso que se queda en la superficie de lo que es un sistema de BUY&HOLD buscando la rentabilidad por dividendos.

    Que el dividendo se descuenta del valor de la acción es algo obvio, pero hay muchos factores que a largo plazo pueden hacer a este sistema muy rentable. Eso sí, son factores relacionados con el análisis fundamental de las empresas y su esperado crecimiento futuro, que irá relacionada directamente con el dividendo.

    Sé que el sistema que tratamos en este blog es puramente de análisis técnico, pero quería hacer este pequeño incapié.

    Un saludo,

    • Ricardo González dice:

      Buenos días Jorge.
      Gracias por compartir tu opinión. No obstante, aún a largo plazo (estrategias buy and hold como comentas) hay formas de sacar mayor partido de esto que con los repartos (que deberán pasar por caja de hacienda desde el primer euro del dividendo a partir de 2015).
      No olvides que sea como sea, esos dividendos deberán ser destinados en parte a las arcas públicas, lo cuál siempre supone un lastre patrimonial, sea el marco temporal que sea.

      De hecho, de cara a 2015 voy a dirigir un modelo adicional de gestión a largo plazo que beneficie al inversor de muy largo plazo en este aspecto.

      Os dejo más o menos por aquí la idea:

      Dirigido a:

      Inversores y ahorradores con vistas a muy largo plazo (por ejemplo: para la jubilación) que busquen una rentabilidad de sus ahorros superior a la inflación.

      Objetivos:

      Aumento progresivo del patrimonio superando al índice de inflación a largo plazo.

      Estrategia designada nada para alcanzar el objetivo:

      La idea de inversión se basa en adquirir participaciones de ETFs cuyos componentes sean las principales empresas del mundo y poseer a su vez en cartera fondos cotizados de renta fija soberana global. Con esto el inversor saca partido del negocio de las principales compañías mundiales a la vez que dispone en cartera de renta fija de los principales países.

      En la parte de los mercados de valores, el gestor invierte en ETFs que disponen de participaciones ampliamente diversificadas en las compañías más grandes de Estados Unidos (S&P 500), Europa (EuroStoxx) y emergentes. Además, se busca que las participaciones en dichos fondos tengan la peculiaridad de que los dividendos repartidos por las empresas que los componen se reinvierten, no se reparten. De esta forma, se consigue un objetivo muy ventajoso para el inversor:
      Al seleccionar ETFs que reinvierten los dividendos, el inversor no recibe el importe líquido por los dividendos, y por lo tanto no paga impuestos por ellos lo que a años vista supone un ahorro importante. En su lugar el importe de los dividendos se utiliza por parte de los ETFs seleccionados para adquirir más participaciones en las principales compañías, ofreciendo así una mayor rentabilidad a largo plazo.
      En cuanto a la parte de renta fija, se invierte en ETFs que se compongan de renta fija soberana global de buena calidad crediticia. Al igual que sucede con los dividendos, el gestor selecciona ETFs que reinviertan el cupón que pagan los bonos que lo componen, suponiendo de nuevo una ventaja patrimonial importante.

      Aunque no es obligatorio, se obtiene una mejora muy notable en los resultados si el inversor anualmente hace un nuevo aporte a su cuenta de inversión. Estos nuevos aportes se utilizan para adquirir más participaciones en empresas y deuda soberana, además, dichos aportes tienen una gran importancia puesto que permiten rebalancear y mantener el equilibrio de exposición renta variable/renta fija.

      Los inversores más jóvenes disponen de un peso mayor en cartera del mercado de acciones, y a medida que se acerca la jubilación la ponderación se hace más grande en renta fija con la finalidad de reducir la volatilidad.

      Si alguien está interesado en este modelo más “pasivo”, puede mandarme un mail a rgonzalez[arroba]difbroker.es y le envío más información.

      Enlace a la idea de gestión largo plazo: http://losmercadosfinancieros.es/wp-content/uploads/Folleto-ahorro-inteligente.pdf

      Un saludo.

  7. Jorge dice:

    Buenas Ricardo,

    cierto que a partir de 2015 quitan la exención de los 1500€ y habrá que pagar desde el primer euro una parte al estado (20% en el primer tramo). Esto que duda cabe que es un lastre patrimonial a largo plazo.

    Pero la inversión en ETF también tiene sus pegas. Entre ellas:

    – Creo que las comisiones del los ETF (gestión, depósito,…)reducen el dividendo que paga el ETF.

    – También creo que tiene la pega de que cuando compras un ETF compras todas sus empresas a la vez, estén baratas o caras. Además algunas dan más RPD que otras. Es decir, no puedes seleccionar las que más te interesen en cada momento, algo que si puedes hacer comprando acciones.

    El sistema que propones me parece mejor para diversificar el riesgo y más cómodo de llevar, ya que no hace falta tener que analizar las empresas y seguir su evolución. Pero en rentabilidad no lo tengo muy claro.

    Esto tan sólo es mi opinión.

    Un saludo,

    • Ricardo González dice:

      Hola de nuevo Jorge.
      De forma breve por que si no, nos desviamos mucho del tema que aquí nos ocupa 🙁
      Las comisiones de gestión de estos ETFs ya resultan muy competitivas (la del SPY que es uno de los más conocidos por ejemplo ya está incluso por debajo del 0,1%), y los gatos de depósito salvo en las entidades más estancadas en el pasado, forman parte de la historia. Antaño las comisiones de depósito tenían sentido puesto que se guardaban físicamente los títulos, pero a día de hoy todo se maneja electrónicamente y en mi opinión carecen de sentido salvo grandísimos patrimonios.
      Por lo demás no son estrategias comparables. La estrategia que comentas atraviesa rachas de pérdidas superiores al 55% en mercados bajistas (por ejemplo Buffet en 2008), algo que en mi opinión es excesivo. No hace falta perder tanto para obtener rentabilidad.
      Pero bueno, esto ya daría para otro debate que no es tratado en este hilo 🙂 He dejado el enlace al folleto con la idea de inversión de largo plazo que comentaba en el comentario anterior, y así si alguien quiere verlo, allí tiene más info.
      Felices fiestas!

  8. Bonz dice:

    Dividendos importantes para los total return y para los fondos que los van acumulando.

    Por ejemplo el Eurostoxx50 con los dividendos esta en maximos historicos o el IbexTR ha batido los maximos del 2007 claro que esto no sale en la prensa.

  9. Juan dice:

    Hola Ricardo, pues ando buscando información sobre impuestos a acciones, resulta que quiero invertir en ETF en usa pero no se como se maneja la doble tributacion, (soy de latinoamerica);

    ¿Los ETF reparten dividendos?(fiscalmente)
    ¿me podrías recomendar algún abogado o contador?

    • Ricardo González dice:

      Buenas tardes Juan.

      El convenio de doble imposición puede diferir según el país en el que residas fiscalmente. Lo mejor es que lo consultes con algún abogado de tu país.

      Sobre los ETFs sucede como en las acciones, hay algunos ETFs que sí que reparten dividendos y otros que no. Normalmente esto figuro en el prospecto de cada ETF.

      Un saludo.
      Ricardo.

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed