Publicidad

Todo lo que necesitas saber de los dividendos y que rara vez te han contado

3671_nota_dividends[1]Hacía tiempo que quería escribir este artículo, pero entre unas cosas y otras se ha ido demorando en el tiempo y hoy quiero plasmarlo para que de ahora en adelante ayude a inversores a entender los conceptos que envuelven a este suceso.

Existen ciertos conceptos preestablecidos en lo que es una faceta bastante habitual en cualquier compañía como es el reparto de dividendos, algunos ciertos y otros no, y es por ello que en este artículo quiero crear una guía que ayude a comprender qué son los dividendos, y cómo éstos influyen en la cotización de las acciones.

Empecemos por el principio:

¿Qué es un dividendo?

El dividendo es la parte del beneficio de una empresa que se reparte entre los accionistas de una sociedad.

¿Cómo afectan los dividendos a las compañías cotizadas que lo reparten?

Debéis saber que el importe de los dividendos se descuenta de la cotización del valor que los reparte. Es decir, si por ejemplo se posee una cotizada cuyo precio de mercado es 50€ y esa misma cotizada reparte un dividendo de 1€ por acción, el valor de dicha cotizada automáticamente desciende a 49€.

Es por esto que en mi opinión sobre la inversión en base al dividendo es un mal negocio. La industria financiera nos ha “inculcado” con la famosa frase “rentabilidad por dividendo” una cultura equivocada en la que nos creemos que los dividendos caen del cielo en los mercados, y no es así.

De hecho, en términos patrimoniales los dividendos siempre son un mal negocio para el inversor.
Para que se entienda de forma sencilla, imaginemos que poseemos un kiosco cuyo patrimonio es exclusivamente el dinero que hay depositado en la caja, supongamos 2000€. La valoración de dicho kiosco es de 2000€ y ahora ese quiosco decide repartirle un “dividendo” de 500€.
Obviamente en este momento, en la caja del kiosco quedan 1500€ y otros 500€ que están camino de nuestro bolsillo. En este punto, veremos lógico que el valor del kiosco sea de 1500€ ¿verdad? Pues en las acciones cotizadas sucede lo mismo, por eso el valor de la acción desciende en el mismo importe del dividendo.
Bien, pero la historia no termina aquí. Ahora de esos 500€ de dividendo que nos ha dado nuestro kiosco el estado quiere su parte, y por lo tanto se retiene, supongamos a modo de ejemplo un 20% (esto varía según las circunstancias personales de cada uno). Resulta que de los 500€ que le ha traspasado su kiosco, a nuestro bolsillo tan solo llegan 400€ y al bolsillo del estado llegan los 100€ restantes.
Al final de la operación resulta que donde teníamos un patrimonio de un kiosco con 2000€, ahora tenemos 1900€. O lo que es lo mismo después de todo el proceso, hemos perdido el 5% de nuestro patrimonio.

¿Qué día se descuenta el dividendo del precio de cotización?

Existen dos días claves en el proceso de los dividendos. El día que se reparten los derechos (conocido como fecha ex-dividend) y el día del pago.

Para entenderlo mejor vamos a poner un ejemplo. Imaginemos que una compañía reparte los derechos el día 1 de octubre y paga el dividendo el 1 de noviembre.

  • Fecha en la que se reparten los derechos (Ex-dividend): Este día se reparten los derechos a cobrar un dividendo, por lo tanto si el día de reparto de los derechos se está en posesión de una acción, se cobrará el dividendo en la fecha del pago.

En nuestro ejemplo, esto significa que si poseemos una acción el día 1 de octubre, se nos asignará el derecho a cobrar el dividendo el 1 de noviembre. Si por la razón que fuese, nosotros vendiéramos el título antes de la fecha de pago pero después de la recepción del derecho (por ejemplo si vendiésemos un 15 de octubre), el día 1 de noviembre se nos pagaría el dividendo, aunque en esa fecha ya no seamos poseedores del título, ya que el día 1 de octubre adquirimos el derecho a cobrarlo.

El importe del dividendo (descuento sobre la cotización explicado en el punto anterior), se descuenta de la cotización el día que se reparten los derechos.

  • Fecha del pago: Este día nos ingresan en nuestra cuenta el importe del dividendo descontados los impuestos. Es el día exacto en el que la compañía nos abona el importe del dividendo y por lo tanto pasa a formar parte de nuestro cash.

En Europa se suele pagar el dividendo el mismo día que se reparten los derechos, por lo que ambas fechas suelen coincidir. No obstante, en EEUU está más extendido que un día se repartan los derechos y otro día posterior se abone el importe.

¿Cómo saber las fechas de los dividendos?

La herramienta “Mi cartera” de esBolsa.com te permite hacer un seguimiento a tus inversiones en los mercados cotizados y está diseñada para informarte de la evolución de tus valores así como de los eventos que los rodean como por ejemplo los dividendos.

En esta herramienta existen dos columnas que te aportarán información sobre los próximos dividendos que tienen anunciados las compañías que tienes en cartera.

  • Fecha dividendo: Se muestra la fecha en la que se repartirán los derechos del próximo dividendo. Recordemos que en esta fecha se descuenta el dividendo sobre la cotización.
  • Importe dividendo: Es el importe bruto que la compañía abonará a sus accionistas en concepto de dividendo.

La siguiente imagen muestra tres ejemplos.

 

En primer lugar la compañía Amphenol Corp (ticker APH:US) tiene programado el reparto de un dividendo de 0,19$ el próximo 15 de septiembre de 2017.

En segundo lugar aparece Indus Holding AG (Ticker ING:GR). En este caso, las columnas del dividendo están vacías porque la compañía no tiene programado un nuevo dividendo.

En tercer lugar, en el ejemplo de Amcor Ltd/Australia (Ticker AMC:AU ) la herramienta nos indica que la compañía tiene programado el reparto de un dividendo de 0,30AUD  para el 4 de septiembre de 2017. Observaréis que está en rojo. Esto es porque el dividendo está muy próximo (menos de dos días), de forma que la herramienta destaca en rojo la fecha y el importe.

Todos los miembros de esBolsa además de poder consultar los próximos dividendos de vuestras compañías desde la web, dos días antes de que una de las compañías que tengáis añadida a “Mi cartera” reparta un dividendo, se os enviará un e-mail de forma automática informándoos de dicha circunstancia para que no se escape ningún dividendo y así estar mejor informados de cuando una de las compañías que tengáis en cartera tenga previsto el reparto de un dividendo y así estar atentos para actualizar el stop tal y como exige nuestro método.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

9 responses to “Todo lo que necesitas saber de los dividendos y que rara vez te han contado

  1. Buenos días Ricardo.

    ¿Sabes que pasa si compras una acción el mismo día en el que se reparten los derechos?

    Un Saludo

    1. Buenos días Javier.
      Los derechos generalmente se reparten antes de la apertura. Es decir, si la fecha ex-dvidend es por ejemplo el 21 de octubre, al cierre de la sesión del 20 de octubre ya hay que estar comprados, para que antes de la sesión del día 21, cuando repartan los derechos ya aparecer en la lista.
      Un saludo!

  2. Hola Ricardo:
    Tan solo un razonamiento personal del que me gustaría tener tú opinión.
    Teniendo en cuenta este artículo sobre los dividendos…. ¿no sería entonces más razonable que los gráficos fueran sin ajustar dividendos, desde el punto de vista de que el gráfico (en teoría) refleja el precio de la compañía?
    Al tener los gráficos ajustados por dividendo, ¿no es como falsear el precio? Realmente no estamos descontando algo que sí se ha descontado.
    Tan solo es un razonamiento personal, que conste, pues yo uso los gráficos ajustados a dividendos como pones en tú libro.
    Gracias y un saludo.

    1. Buenas noches blacklupus.
      Como bien sabes, nosotros centramos nuestras decisiones en el análisis de los gráficos, y al ajustarlos dividendos, ajustamos el gráfico al “bajón” que causa en las cotizaciones el repartir dividendos. Es decir, con el ajuste del dividendo independizamos del gráfico lo que la empresa hace con sus accionistas, que como ya he explicado en el artículo “es una especie de cuento de la lechera”.
      Con el ajuste del dividendo, el gráfico queda influido únicamente por lo que es la evolución en la cotización del precio que es lo que a los analistas técnicos nos importa, dejando de lado eventos externos.
      Como ejemplo muy bestia (no realista, pero gráfico), imagina un valor en tendencia alcista que cotiza por ejemplo en 50 dolares, y que reparte un dividendo de 40 dólares. Si no se ajusta el precio a los dividendos, parecería que esa tendencia habría llegado a su fin con una caída bestial que patrimonialmente habría afectado a sus accionistas, pero en realidad esto no es así porque solo se ha producido en trasvase de fondos de la cotizada al accionista.
      El gráfico ajustado a dividendos nos ayuda a ajustar ese “ruido” externo a la cotización, lo que deja una curva de precios que se centra únicamente en la evolución de la cotización.
      Un saludo!

  3. Muchísimas gracias por tú magnífica explicación (y pronta).
    Ahora entiendo perfectamente el motivo y su lógica.
    Gracias como siempre por tú interés en formarnos.
    Un saludo.

  4. Buenas noches, gracias por el artículo y el resto de pedagogía financiera que nos das aquí y en tu libro que he leído. No obstante, sobre los dividendos siempre me quedará una duda. Siendo cierto todo lo que dices, conozco gente que se ha dedicado toda su vida a comprar acciones y no venderlas nunca, reinvirtiendo dividendos y generando masa de acciones, y ha disfrutado de los dividendos cuando los ha necesitado y ahora jubilado los disfruta, sin preocuparse en absoluto por las cotizaciones, es decir, disfruta de la renta del activo sin mirar su valor ni destruirlo (venderlo), el cual ha estado dando bandazos sin haber subido de manera significativa, o incluso bajado, quizá por haber dado todos los años ese dividendo. Qué opinas de este tipo de estrategia? Hay gente que vive de eso. Gracias.

    1. Buenos días David.
      Opino lo mismo que digo en el artículo. Sea cual sea el uso que el accionista le de a los dividendos, por aspectos fiscales está viendo menguado su patrimonio con respecto a si las compañías no repartiesen el dividendo y el importe del dividendo se quedase “en caja” de la empresa. Lo que está haciendo el inversor que pones de ejemplo es vivir de rentas, pero sin darse cuenta en muchos casos que esa disponibilidad de “cash” está haciendo que parte del su patrimonio se “pierda” vía impuestos.
      Un saludo!

      1. De acuerdo me ha quedado claro. En el caso que la compañía en el reparto de dividendo ofrezca la opción de reinversión automática y entonces Hacienda no te retenga, se vería paliado en este caso la merma por impuestos que comentas no? Gracias.

        1. Buenos días David.
          Sea como sea, el pagador está obligado a hacer un pago a cuenta, retener si se paga en forma dineraria o ingreso a cuenta en caso de retribución en especie (como es el caso que comentas).
          Al final, la mejor opción desde un punto de vista patrimonial es que la empresa no reparta dividendos de ningún tipo, de esta forma no existe ninguna carga fiscal hasta que no exista una venta de las acciones.
          Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *