S&P 500: Objetivo alcanzado, hora de cambiar el chip

A principios de octubre, cuando el Standard & Poor’s 500 rondaba la zona de los 1450 puntos, compartía con todos los amigos lectores (haz clic aquí para ver el análisis), el más que probable escenario de una caída hasta la zona de los 1350 puntos, objetivo que fue alcanzado la semana pasada.

Para marcarnos tal objetivo, siempre hemos recurrido al bono ya que resulta un indicador líder sobre las acciones, siendo capaz de advertirnos con alrededor de 6 meses de antelación sobre el comportamiento futuro de la renta variable internacional.

Coincidiendo con la llegada al objetivo, ya comenté por aquí que nuestros sistemas pusieron punto y final a la cobertura bajista que traían desde los 1415 puntos, algo que suele ser preludio de una mejora de perspectivas en la renta variable.

A finales de la semana pasada, ya se empezaban a descifrar buenos datos de cara a un giro en la renta variable, y este fin de semana, empezábamos recibir las primeras alertas alcistas por parte de nuestros sistemas automáticos de forma que ayer de madrugada, coincidiendo con la apertura de los mercados asiáticos y de futuros, volvimos a aumentar nuestra exposición a la renta variable internacional.

La pregunta ahora es: ¿hasta cuándo durará el nuevo episodio alcista?

Es algo que iremos siguiendo de forma constante a través del blog, porque debemos prestar atención a diferentes indicadores que citaré al final del artículo, pero si tenemos en cuenta de nuevo los bonos, y dando por finalizada la corrección correspondiente al rectángulo rojo del siguiente gráfico, podríamos decir que lo que queda de año puede ser un entorno favorable para la renta variable, y que se volverá a complicar a principios del año que viene coincidiendo con el fin del conocido como “Rally de Navidad”.

Tal y como es enseñé en un artículo anterior (pulsa aquí para ver), los bonos suelen adelantarse en 6 meses a los movimientos de las bolsas (tampoco es una regla exacta, pero puede ser usada como aproximación), por lo que si tenemos en cuenta que el segundo descenso de los bonos empezó a finales de julio/principios de agosto podemos deducir que este entorno terminará por afectar a la renta variable tras la finalización del presente año.

No obstante, me gustaría advertir que estamos adelantándonos mucho, termina de finalizar un recorte y ya estamos buscando el siguiente. Relajémonos y disfrutemos del mercado.

Como ya he dicho, considero que desde la madrugada de ayer, es momento para aumentar exposición, y a partir de ahí seguiremos otros indicadores que ya nos advertirán de un futuro retroceso, que de momento todavía queda algo distante en el tiempo.

¿Qué indicadores son estos?

1. Línea avance/descenso:

    La línea ascenso-descenso es la diferencia entre el número de valores que ascienden y el número de valores que descienden. Cuando este indicador empieza a perder su tendencia alcista y el mercado norteamericano sigue subiendo, (bien sea el Dow Jones o el SP500), estamos ante una divergencia negativa, adelantando que los problemas se acercan.

    Es mucho más probable que la línea A-D alcance su máximo antes que la del índice de referencia, porque a medida que se debilita la seguridad en los mercados, el dinero sale de los valores secundarios y entra en los valores de más alta calidad (que suelen ser minoría). Esta señal la podemos usar para ponernos alerta y adelantarnos al cambio de tendencia, asegurando las ganancias obtenidas durante el mercado alcista y empezar a preparar nuestra estrategia en el lado corto.

    Como ya algunos sabéis, en su día programé este indicador en Wealth Lab y decidí ampliarlo añadiéndole absolutamente todos los valores cotizados en EEUU, en lugar de sólo los componentes del NYSE, que eran los que conformaban inicialmente este indicador en la época en la que Stan Weinstein escribió su libro. El resultado de esta mejora fue realmente sorprendente, puesto que marcaba mejor las divergencias, que no olvidemos son las señales fundamentales de este indicador.

    Tengo los datos desde 1965 y, antes de ir al estado actual, vamos a ver uno de los gráficos de esta fabulosa línea, que también podéis ver en el libro de Stan Weinstein dentro de la página 284.

    Esta imagen corresponde a finales de los años 80, donde apreciamos el aspecto de la línea avance-descenso, justo antes del peor día de crash de toda la historia del mercado.

    Fijaos cómo este magnífico indicador nos mostraba que, pese a que el precio seguía ascendiendo, cada vez eran menos los valores que apoyaban ese impulso alcista, lo que llevó al precio a formar una clara divergencia (letras A y B en el gráfico) con el indicador que terminó en un crash.

    Veamos ahora la alerta del indicador en el más reciente mercado bajista del año 2007/2008

    Como vemos, justo antes de que se iniciase el último mercado bajista, el indicador también nos alertaba de que los ascensos se estaban dando de forma “artificial” es decir, una mayoría de valores estaban siendo liquidados sin piedad mientras los cuidadores utilizaban los valores de más elevada capitalización para generar alzas con pies de barro en los índices. El resultado después de esto, todos lo conocéis.

    A continuación os dejo otros ejemplos históricos (no todos para no aburrir) en los que el indicador alerta del inicio de tramos bajistas de entidad para las bolsas.

    1966 (-22,42%)

    1973 (-48,01%)

    1969 (-35,1%)

    Si este nuevo tramo alcista alcanza máximos (con sus vaivenes claro está), será importante que la línea avance/descenso una vez alcanzado esos máximos no presente divergencias. De ser así, una nueva señal de peligro quedaría activada.

    2.  Modelo de rotación sectorial:

      Uno de los estudios que me gusta seguir como complemento es el modelo de rotación sectorial.
      Las rotaciones sectoriales siguen un patrón repetitivo donde los flujos monetarios pasan de un sector a otro, según la economía se mueve de la expansión a la contracción para de nuevo volver a la expansión y así sucesivamente.
      El mercado de valores trata de anticiparse al ciclo económico, lo que se traduce en que ciertos sectores superan el rendimiento medio del mercado en diferentes puntos de este ciclo.
      Haciendo un estudio de este tipo de patrón, los inversores también podemos hacer una estimación en lo que se refiere al punto de ciclo en el que se encuentran las bolsas de valores.

      En la imagen de la izquierda podéis apreciar lo que se considera una rotación “normal” dentro de los sectores que componen los mercados de valores.
      La línea verde corresponde al ciclo económico, mientras que la roja refleja a los mercados bursátiles. En la parte superior se aprecia qué sectores suelen ser los ganadores en cada parte del ciclo, y como podéis ver, justo en la cresta del ciclo alcista se encuentra el buen rendimiento del sector energético (petroleras entre otras) y me preocupa que la reciente escalada de violencia en oriente próximo afecte al precio del crudo y repercuta en este sector, lo que sería otra señal de alerta.

      Serán indicadores (junto a otros) que seguiremos de cerca desde esbolsa.com en las próximas semanas. No obstante, lo dicho, centrémonos en invertir en los mercados más fuertes, que ya habrá tiempo de pensar en el próximo tramo bajista.

      ¡Feliz jornada de martes y suerte en tus inversiones!

      Categoría: Análisis global

      Comentarios (6)

      Trackback URL | Comments RSS Feed

      1. Carlos dice:

        Enhorabuena Ricardo por este post,
        A la altura de nuestro amigo Xavier Sardá en la forma de exponer tan estructurada y sencilla (me encanta ese tio).
        Desde mi ignorancia, dicen por ahí que a lo mejor lo de ayer puede haber sido un simple rebote y que todavía se podría bajar a la zona que tú tambien marcabas, más pesimista, de 1330 el SP500. Lo digo para aportar otra opinión. En cualquier caso la bajada del VIX , el aumento de volumen y la fuerte subida de la línea AD, son signos alcistas claros.
        Sea lo que sea, seguiremos al señor mercado y al señorito Apple que parece el “espalda plateada” del grupo de gorilas.
        Enhorabuena otra vez Ricardo. (toma nota…)

        • Ricardo González dice:

          Para Carlos
          Hola Carlos!
          Me alegro que lo que trato de trasmitir se entienda! Ese es el objetivo de cualquier blog, y en el mundo bursátil, no es tan fácil como parece 😉
          En los mercados siempre hay opiniones para todos los gustos, después cada cuál debe tener la suya propia. Yo aquí comparto la mía, y os comento por dónde creo que van los tiros en la renta variable internacional, así como por dónde voy metiendo mi denerillo y las razones que me llevan a hacerlo.
          Un saludo!

      2. giorgi dice:

        muy buen posto Ricardo!
        yo ya estoy tomando algunas posiciones, creo que es un buen momento para encontrar cosas interesantes
        un saludo

        • Ricardo González dice:

          Para giorgi

          Gracias por participar y compartir tu opinión giorgi!
          Como siempre, habrá que ser pacientes, el camino no será en linea recta, pero nosotros tenemos un plan trazado y lo seguimos a rajatabla, ¡como debe de ser!
          Un saludo!

      Deja un comentario


      Logo FinancialRed
      Logo FinancialRed