Publicidad

¿Sabías que el famoso “vende en mayo” era “compra en mayo” antes de 1950?

Sell-in-may-and-go-away[1]Estos episodios de “impasse” en los mercados en los que la operativa queda a la espera de que el mercado se vuelva más favorable para ampliar las inversiones son ideales para revisar situaciones históricas de los mercados que nos ayuden a ampliar nuestros conocimientos sobre los mismos.

En la jornada de hoy nos detendremos en el famoso “sell in may and go away” (vende en mayo y vete), una debilidad estacional que ya hemos tratado aquí en artículos anteriores pero que no siempre ha sido así. Veréis, el mundo y su economía va cambiando y evolucionando, por lo que el mundo actual es un lugar muy diferente ahora de como era hace 100 años.

Antes de 1950, la agricultura era una parte importante de la economía de Estados Unidos (y del resto del mundo) por lo que desde 1.901 hasta 1.950, agosto fue el mejor mes para las bolsas del año (que en aquellos años tenían una alta ponderación de valores agrícolas y ganaderos). En concreto el mes de agosto entre los años 1901 y 1950 cerró con alzas en 36 de las 49 ocasiones (el mercado estuvo cerrado en agosto de 1914 debido a la Primera Guerra Mundial) experimentando un aumento medio del 2,3%. Julio era el segundo mejor mes del año para los mercados con alzas en 31 de los 50 meses de julio vividos en la primera mitad del siglo XX acumulando una ganancia promedio del 1,5%. Junio ​​era el cuarto mejor mes del año con un promedio de 0,9% ganancia.

¿Por qué sucedió esto? La clave está en una sola palabra: la cosecha. En los meses de verano los cultivos se trasladan al mercado y es en esas fechas cuando se vendía y el efectivo comenzaba a moverse, lo que beneficiaba a la economía que recordemos tenía una alta dependencia en aquellos años de la agricultura.

Desde 1950 en adelante la situación cambió. El peso que la agricultura tenía en los mercados y en la economía comenzó a disminuir después de la Segunda Guerra Mundial. A medida que avanzaba la industrialización surgió una creciente clase media que abandonaba el trabajo en los campos y la vida en los suburbios para trabajar en industrias emergentes que les llevarían a ganar mayores salarios ofreciendo la posibilidad de habitar nuevas casas con todas las comodidades modernas que todos damos por sentadas hoy en día.

La agricultura se hizo más eficiente y esto también hizo que cada vez menos gente trabajase en los campos. De repente y casi sin darse cuenta el verano había pasado de ser una época dura con los trabajos de cosecha de los cultivos a ser una época de vacaciones y de relax. A medida que la economía evolucionó y la vida de las personas fue cambiando, el mercado también evolucionó.

Con estos cambios, agosto pasó de ser el mejor mes del año a ser uno de los peores del año (concretamente el décimo) desde 1950-2014 con una pérdida promedio del 0,1%. Junio ​​pasó de ser el cuarto mejor mes del año a ser el segundo peor mes (-0,3% promedio de pérdida solo superado por septiembre).

patron estacional anual antes y despues de 1950Este cambio se ve claramente en el siguiente gráfico creado por los compañeros de Stock Trader’s Almanac en el que se representa el comportamiento medio del mercado en el transcurso de un año antes de 1950 (línea negra) y después de 1950 (línea azul).

Antes de 1950 el mercado tendía a comportarse mejor en verano, cuando se vendía la cosecha y el efectivo circulaba por la economía. En cambio a partir de 1950 los meses de verano pasaron a convertirse en épocas vacacionales donde la baja actividad económica hizo que los mercados trasladasen sus mejores fechas a los meses con mayor actividad situados entre octubre y abril.

Recuerda que voy a lanzar un Fondo de Inversión cuya política de inversión será invertir en los mercados, sectores y valores con mejor comportamiento del mundo.

Si estás interesado en este Fondo de Inversión global puedes encontrar más información pulsando en el siguiente enlace.

Fondo de inversión: ESB Selección Global

ESB selección global

separador+(2)[1]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *