Publicidad

Reflexiones en voz alta

Los analistas financieros siguen diciéndonos que los fundamentos siguen siendo alcistas a pesar de la debilidad del mercado de valores. Lo que me desconcierta es cómo lo saben. Vamos a detenernos un poco en esto.

Los resultados de las compañías se reportan cada vez que se cierra un trimestre, el último terminó en septiembre. Los resultados empresariales no nos dicen nada sobre el futuro, ni siquiera las condiciones actuales. Solo nos hablan de las condiciones existentes hace un par de meses.

No se sabrán los resultados de este trimestre hasta el primer trimestre del próximo año. Así que en realidad se desconocen los fundamentos de este trimestre. Sin embargo, gran parte de la comunidad financiera sigue mostrando confianza en que los fundamentales siguen siendo alcistas. Lo mismo con la economía. Hace unas semanas se publicaron los resultados del PIB del trimestre anterior con buenas lecturas. Pero eso es el pasado. ¿Qué pasa con este trimestre? No lo sabremos hasta el próximo trimestre.

Otros analistas afirman que la economía no muestra signos de desaceleración. Una vez más, ¿cómo lo saben? ¿Dónde están los datos actuales para apoyar esa confianza? Esto es como poner precios a las acciones utilizando datos del trimestre pasado.

Ningún analista técnico en su sano juicio tomaría decisiones de inversión basadas en datos técnicos desfasados, ignorando la debilidad del mercado en las últimas semanas. Pero eso es lo que gran parte de la industria financiera se empeña en hacer utilizando como referencia datos fundamentales antiguos.

Gran parte de los actores financieros cometen el error de tomar decisiones en el cuarto trimestre basadas en los resultados del tercer trimestre. En otras palabras, están asumiendo que los fundamentos actuales siguen siendo fuertes porque fueron fuertes hace un par de meses. Eso, en mi opinión, es mucho suponer.

Cuando la “obsesión” de fijarse en los fundamentos descubra qué es lo que se está debilitando, puede que sea demasiado tarde para hacer algo al respecto. Y por eso nos fijamos en los gráficos. Proporcionan la información más actualizada sobre el estado del mercado.

Los gráficos rastrean los mercados con visión de futuro, mientras que los datos fundamentales son retrógrados. Siempre es más seguro mirar por la ventanilla delantera mientras conduces para saber hacia dónde vas. El retrovisor (datos fundamentales) solo te  muestra dónde has estado. Como es lógico, tendrás menos accidentes si miras por el parabrisas delantero mientras conduces que si continuamente estás mirando por el retrovisor.

Toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este

análisis está o puede estar invertido en los subyacentes e instrumentos

mencionados a través del compartimento del fondo de inversión

GPM Gestión Activa / GPM International Capital 

del que es gestor en GPM S.V. S.A.

Publicidad

One response to “Reflexiones en voz alta

  1. Genial reflexión «Los gráficos rastrean los mercados con visión de futuro, mientras que los datos fundamentales son retrógrados. Siempre es más seguro mirar por la ventanilla delantera mientras conduces para saber hacia dónde vas. El retrovisor (datos fundamentales) solo te muestra dónde has estado. Como es lógico, tendrás menos accidentes si miras por el parabrisas delantero mientras conduces que si continuamente estás mirando por el retrovisor».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.