Publicidad

¿Quién decía que era imposible? Los bonos siguen subiendo.

Como ya hemos comentado en alguna ocasión, en la segunda mitad de los inviernos de Kondrátiev los bonos se convierten en una de las estrellas del ciclo. Según Kondrátiev, los bonos empiezan su escalada fuerte tras la contracción del crédito y todos sabemos el principal problema con el que se encuentra la economía mundial actualmente, que no es el exceso de crédito precisamente.

Son muchos los medios y analistas que se han cansado de repetir semana tras semana desde hace meses que la rentabilidad de los bonos es extremadamente baja, y que eso no puede seguir así porque es incoherente y mil argumentos más. Ya sabéis que, por mi forma de ver las cosas, huyo de la teoría clásica y del refugio de “lógica” bursátil. Esa “lógica” que una y otra vez despluma a los inversores que tratan de entender los mercados según el mundo que ellos conocen en su vida cotidiana. Para mí, la historia tiende a repetirse, y lo más normal es que, cuando algo está sucediendo, siga sucediendo.

En la actualidad, sólo hay que echar un vistazo al gráfico de los bonos para ver que, tras empezar los problemas con las entidades crediticias, el bono se dispara.

A día de hoy, los bonos siguen alcistas y en esa dirección debemos seguir operándolos por “baratos” o “caros” que nos parezcan, no sólo porque lo marque su tendencia, sino porque también tienen el ciclo a su favor.

Podemos recurrir a gráficos históricos para comprobar cómo en los años 30, época en la que la humanidad y la economía sufrió un ciclo muy similar al que nos encontramos actualmente, la rentabilidad de los bonos (línea roja) no dejaba de descender.

A todos aquellos que consideraban que el bono tenía que bajar por “lógica” el mercado les ha dado una lección: No hay que llevarle la contra a la tendencia ni echarle pulsos a la FED.

Es cierto que en algún momento el bono caerá, pero mientras eso sucede lo mejor es no llevarle la contra a la tendencia, puesto que mientras cae y no cae, va saliendo dinero de nuestro bolsillo, bien en concepto de rentabilidad, o en concepto de coste de oportunidad.

Para finalizar, tal y como observamos en los gráficos de los principales bonos internacionales, se han superados los máximos previos, es decir, la rentabilidad de los bonos ha vuelto a descender.

Gráficos semanales de los principales bonos:

Ya comenté en la entrada del pasado 10 de abril que el bono es un indicador líder sobre las acciones, un detalle que nos ha llevado a adelantarnos a los recortes que se están viviendo en los mercados de acciones en las últimas semanas, dándonos la oportunidad de cubrir nuestras posiciones alcistas.

Tal y como comento en el artículo citado, la caída que vimos en los bonos hace 6 meses no es suficiente para derivar en un mercado bajista en la renta variable americana, no obstante, sí que causa estos episodios de “descanso” totalmente naturales, tras los cuales, es previsible que se retome la tendencia alcista de medio plazo, ya que la rentabilidad de los bonos ha vuelto a descender y el dinero cuando pase el “pánico” volverá a fluir a las bolsas en busca de rentabilidad, pero sin prisas, que las cosas de palacio van despacio 😉

Publicidad

4 responses to “¿Quién decía que era imposible? Los bonos siguen subiendo.

  1. Al final el precio de salida de facebook a 38$ (desde que las compre en abril de 2010) ya me estaba cansando…espero que merezca la pena esta espera.Como poco esperare hasta los 300$ es una inversion para muy largo plazo.Un saludo

  2. Y quien a dicho que las tenga a 38$ en mi comentario no he echo referencia al precio que las compre.Los inversores privados tenemos un descuento por acudir a la OPV…

Responder a jose maria Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *