Publicidad

El efecto Halloween: ¿Truco o trato?

Mientras ya se está celebrando la festividad de Halloween, algunos inversores seguro que ya estáis pensando en que históricamente esta fiesta coincide con el inicio de un período muy rentable para las bolsas mundiales. Y la verdad es que este pensamiento no va desencaminado, puesto que la rentabilidad de las inversiones realizadas en el índice S&P 500 son aproximadamente tres veces superiores en el período comprendido entre noviembre y abril, si lo comparamos con el periodo comprendido entre mayo y octubre, algo que tradicionalmente se conoce como “Sell in May and go away”.

El efecto Halloween en datos.
Mirando al S&P 500 desde 1950, podemos observar mejor la verdadera repercusión histórica del efecto de Halloween. Llegados a este punto debemos preguntarnos:

¿El buen comportamiento se debe a grandes y puntuales subidas o porque el mercado logra cerrar en positivo muchas veces consecutivas? La respuesta es: ¡las dos cosas a la vez!

Veamos los datos:

Aquí podéis ver la ganancia media mensual en el S&P 500 desde el año 1950

Se puede observar claramente que hay más rojo entre los meses de mayo y septiembre, lo que supone unos beneficios inferiores a la media en ese periodo. Sin embargo, vemos que el efecto de Halloween incluye a los dos meses que históricamente han sido los mejores para las bolsas mundiales: noviembre y diciembre.

A continuación veremos el porcentaje de cierres positivos en el S&P 500 desde el año 1950

Observamos que el efecto de Halloween no se debe sólo a ganancias en días puntuales, los meses de invierno cierran muchísimas más veces en positivo que en negativo. En concreto, el mes de diciembre tiene un récord increíble de cierres positivos con el 75% de las veces desde el año 1950.

¿Y si por curiosidad extrapolamos la media del efecto Halloween a la actualidad?
Para dar respuesta a los más curiosos, podemos hacer un simple estudio consistente en reproducir el promedio histórico de efecto Halloween sobre el mercado actual.
Hoy miércoles, el S&P 500 ha cerrado en 1412 y tomando como referencia las ganancias medias de los meses de noviembre y diciembre, tendríamos un mercado que podría cerrar el año alrededor de la zona de los 1450.

Sobra decir que el efecto de Halloween no está ni mucho menos garantizado que sea igual todos los años. No obstante en esta noche tan especial para los estadounidenses, no quería dejar pasar la oportunidad de compartir esta curiosa analogía y su historia con vosotros.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *