Publicidad

Octubre: el mes más volátil del año

Desde esta semana estamos ya plenamente sumergidos en el mes de octubre, un mes que, como ya estudiamos a finales de agosto, tiene el “dudoso honor” de ser el mes más volátil del año.

He creído conveniente recordar este factor “natural” del mes de octubre, porque los incrementos en la volatilidad de los mercados favorecen a que, los inversores menos experimentados, pierdan perspectiva ante el creciente “ruido” que se genera en este tipo de entornos. En este aspecto, mi consejo es el de siempre, más allá de los posibles repuntes de volatilidad, centrar la atención y la disciplina en los aspectos operativos dictados por el método.

En la jornada de hoy analizaremos esta peculiaridad del mes de octubre desde una perspectiva diferente. La siguiente gráfica muestra la diferencia media histórica en términos porcentuales entre el máximo cierre diario de cada mes y el mínimo de cierre diario de ese mismo mes desde el año 1950 hasta el pasado ejercicio 2018 (último año natural completado).

Como se puede observar, teniendo en cuenta todos los meses del año el S&P 500 ha promediado una oscilación intramensual entre sus máximos y sus mínimos del 3,77%, pero el mes de octubre promedia 112 puntos básicos más, llegando a registrar una oscilación promedio del 4,89%. Los datos reflejan que, históricamente, octubre es con diferencia el mes con mayores fluctuaciones de todo el ejercicio.

Tal y como vimos hace unas semanas, la volatilidad en el mercado es bastante estacional. Desde finales de agosto hasta finales de octubre la volatilidad tiende a incrementarse, para volver de forma progresiva a la normalidad a partir de las últimas jornadas de octubre.

Precisamente es a finales de octubre, con este descenso de la volatilidad, cuando empieza uno de los momentos más favorables para las bolsas de valores con la llegada del rally de fin de año. Este tiene su comienzo en las últimas jornadas de octubre y se alarga hasta el fin del ejercicio, como muestra la siguiente gráfica estacional del S&P 500 en la era moderna.

Recordemos que los estudios estacionales (tanto de volatilidad como de rendimiento) son útiles para conocer cómo se comporta el mercado en entornos y periodos similares, pero a la hora de operar lo importante siempre serán los aspectos técnicos que muestren tanto los mercados, como los sectores y los valores.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito completo a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes e instrumentos 
mencionados a través del compartimento del fondo de inversión 
GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.