Publicidad

Nueva debilidad en la amplitud: El punto de mira vuelve a la curva de tipos

Diferentes inversores me han pedido durante las últimas jornadas un artículo en el que revisemos la situación actual de la línea avance/descenso. Dado que es un dato importante, vamos a tratarlo de nuevo hoy.

Hace unas semanas vimos cómo la línea avance/descenso superó máximos, lo cual nos llevó a reanudar compras. No obstante en las últimas jornadas estamos volviendo a ver como la línea avance/descenso está siendo incapaz de seguir el movimiento al alza del S&P 500.

Recordemos que las dos últimas veces que la línea avance/descenso de todos los valores cotizados en EEUU marcó divergencia con el S&P 500 fueron en enero y septiembre de 2018, desencadenando retrocesos del 10% y del 19,8% respectivamente en las semanas posteriores.

Es una situación a monitorizar, porque ver debilidad en los indicadores de amplitud en una fase madura del ciclo, no es ni mucho menos el escenario ideal. Es cierto que en los dos precedentes anteriores el mercado ha sido capaz de recuperarse, pero no es menos cierto que en ese proceso se experimentaron retrocesos de cierta envergadura.

Hace unas semanas expliqué cómo interpretar la curva de tipos en momentos maduros del ciclo (pulsa aquí para leer el artículo). En dicho artículo os mostré cómo el cambio de ciclo suele producirse tras una inversión de la curva de tipos duradera en el tiempo. Afortunadamente, actualmente este no es el caso, ya que el rendimiento de los bonos a 10 años se mantiene por encima del rendimiento de los plazos más cortos.

Por ello, el escenario que contemplo es que, mientras la curva de tipos no se invierta de forma prolongada, la debilidad en la amplitud por sí sola no será capaz de generar un cambio de ciclo y por ello, será una situación pasajera. Ahora bien, en fases maduras del ciclo los retrocesos derivados de debilidad en la amplitud pueden ser considerables, como ya vimos en 2018.

También se puede dar el caso de que la debilidad de la amplitud genere un retroceso que más tarde coincida con una inversión en la curva de tipos. En ese caso ya hablaríamos de un problema más serio, a ser tratado detenidamente llegado el momento.

Por todo ello, en esta situación vuelvo a tomar una postura de cautela en la que, tal y como hice en enero y septiembre de 2018, mientras no vea a la línea avance/descenso establecer nuevos máximos, no formalizaré nuevas compras en el mercado de valores. Los valores que tengo en cartera los voy a mantener, pero solo formalizaré nuevas compras de acciones si la amplitud vuelve a superar máximos (¡ojalá sea pronto!).

De esta forma logramos protegernos de dos escenarios desfavorables (consolidación derivada de la debilidad de la amplitud o algo más grave si la curva de tipos se invierte) a un coste muy bajo, ya que si la amplitud vuelve a superar máximos (ahora mismo no está lejos y por tanto no podemos descartar que el mercado recupere en breve) volveríamos a comprar.

Soy consciente que emocionalmente puede resultar incómodo estar suspendiendo compras poco después de reanudarlas, pero como ya he comentado en alguna ocasión, aquí las emociones sirven de poco y el que manda es el sistema.

Recordemos que en el mercado podemos tener 4 posturas:

  1. Compradora
  2. Cautela (sin nuevas compras pero manteniendo lo que se tiene comprado en cartera)
  3. Total liquidez
  4. Vendedora/bajista.

En este entorno de debilidad en la amplitud, por todo lo comentado anteriormente, el sistema rebaja la postura desde la primera (la más agresiva) hasta la segunda opción.

Ojalá la situación actual no tenga nada que ver a lo que vimos en 2018 y veamos a la línea avance/descenso superar máximos pronto, pero mientras ello no suceda, tal y como hicimos en enero y septiembre de 2018, volvemos a tomar una postura de cautela en la que mantenemos los valores en cartera mientras no alcancen sus puntos de salida (stop), pero no ampliamos nuestra exposición, tal y como dicta el sistema, mientras la línea avance/descenso no supere máximos.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

4 responses to “Nueva debilidad en la amplitud: El punto de mira vuelve a la curva de tipos

  1. Ricardo muchísimas gracias por informarnos de la amplitud del mercado, inversión de curva de tipos, etc, de esa forma tan amena y didáctica.

    La verdad, no conozco ningún otro blog que nos guie e informe de los entresijos del mercado en la forma que tu lo haces.

    Mi más sincera enhorabuena y una vez más.

    Muchas gracias.

    1. Muchas gracias por tus palabras Reyes.
      Seguimos trabajando en la misma línea de siempre.
      Un saludo y feliz fin de semana.

  2. Hola Ricardo.
    Yo también te agradezco tus análisis, sin embargo en este caso la divergencia de la AD es muy leve, y de apenas 2 semanas. Pienso que hay que ver cómo evoluciona las próximas semanas, al igual que nos recomiendas q hagamos con los índices y valores, y alejarnos del ruido diario, para tomar una decisión con más base.
    Buen fin de semana.

    1. Gracias por compartir tu opinión Jesús.
      Ojalá sea así y veamos nuevos máximos en la A/D en breve. Por mi parte, si lo hace, tal y como he explicado en la entrada volveré a comprar, pero mientras tanto, mi postura es esperar y ver.
      Un saludo!

Responder a Reyes Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.