Publicidad

No hay necesidad de temer periodos prolongados de baja volatilidad

Hace unos días ya vimos que a pesar de que muchos siguen sin creerse el actual rally del mercado, lo cierto es que el comportamiento actual del mercado es el normal dentro de un rally alcista.

En la jornada de hoy, me gustaría darle una vuelta más de tuerca al estudio de algunos de los aspectos que están en boca de muchos analistas durante las últimas semanas.

Uno de los temas más recurrentes en diferentes casas de análisis es poner sobre la mesa que el S & P 500 acumula una racha de 89 sesiones sin experimentar una corrección del 1% o más. Desde 1950, sólo existen 15 precedentes en los que el S & P 500 estuvo tanto tiempo sin un descanso del 1% o más.

La racha más larga fue de 184 días de negociación en 1963 (más del doble que la actual) y existen otros precedentes en los años 1950, 1952, 1954, 1957, 1958, 1961, 1964, 1966, 1967, 1985, 1993, 1995 (en dos ocasiones) y la más reciente entre julio y noviembre de 2006.

Obviamente en algún momento el mercado se tomará un descanso, pero tratar de predecir cuándo sucederá es absurdo, ya que nadie tiene una bola de cristal capaz de predecir los movimientos a corto plazo del mercado. Ahora bien, lo que sí que podemos hacer es ver cómo se ha comportado el mercado después de permanecer 89 días o más sin una corrección de más de un 1%.

El siguiente gráfico muestra el rendimiento promedio de los 15 precedentes existentes, 30 días hábiles antes de que la racha sin una corrección del 1% terminase, así como el comportamiento promedio los 60 días de negociación siguientes. El nivel “0” corresponde con el cierre del día que el mercado bajó un 1% o más.

Aunque diferentes artículos publicados en medios especializados afirman día tras día que una corrección en el mercado de más de un 1% puede desatar una reacción en cadena muy negativa para los mercados de valores, la historia demuestra que esto no es así, más bien todo lo contrario.

Tras una racha alcista de más de 89 días sin una corrección diaria del 1%, en el momento en que dicha corrección se produce, el mercado es capaz de recuperarse a los pocos días. Esto es así porque movimientos alcistas de este calibre suelen formar parte de una estructura alcista sólida, como sucede en la actualidad, en la que la mayoría de valores acompaña las alzas del mercado, por lo que más allá de retrocesos de corto plazo, el entorno sigue siendo positivo.

Muchos inversores se “obsesionan” con tratar de buscar techos y puntos de inflexión, un ejercicio absurdo con escasa recompensa. Sin embargo, los operadores de éxito sabemos que el dinero está en la tendencia, y hay que aprovecharlas, ya que es en estas épocas cuando el mercado es más favorable para nuestros intereses.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez¡Nueva edición revisada!

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Los análisis aquí expuestos son opiniones estrictamente personales, no recomendaciones.
separador+(2)[1]
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *