Publicidad

Los valores con mal aspecto técnico predominan en Europa

Desde hace meses venimos hablando de la debilidad técnica que muestran en líneas generales las bolsas europeas, por lo que actualmente la inmensa mayoría de los mercados europeos de renta variable son destinos poco o nada atractivos para las inversiones.

Como siempre, la mejor forma de ver reflejado sobre el gráfico el pobre aspecto técnico de la renta variable europea es acudir al promedio EuroStoxx 50.

El promedio europeo se sumió en la debilidad en el pasado verano de 2017 y desde entonces muchos índices europeos no han sido capaces de evitarla (como por ejemplo la propia renta variable española). Esto significa que cuando la renta variable global sube, la gran mayoría de bolsas europeas suelen estar entre las que menos suben o incluso acumulando caídas. En cambio, cuando la renta variable global cae, las bolsas europeas suelen estar entre las que más caen. Mal negocio.

Además de esto, no debemos perder de vista que el indicador Atlas nos avisa de que se está gestando un movimiento brusco en la renta variable europea. La debilidad de este mercado no invita, ni mucho menos, al optimismo. Esta es una situación que hay que manejar con mucha cautela, ya que cuando tosan las bolsas de valores mundiales, los mercados débiles como los europeos tienen todas las papeletas para acusar un mayor sufrimiento.

Buena prueba del mal tono que tienen los mercados europeos se refleja en el número de valores con mal aspecto (débiles y bajistas) que tenemos en el viejo continente frente al número de valores con buen aspecto (fuertes y alcistas). Vamos a verlo con el escáner de esBolsa.com

Empezaremos con el acceso a la herramienta, que tienes disponible desde el menú principal de esBolsa.com pulsando sobre Acceso- > ESBOLSA PLUS.

Desde esta herramienta puedes acceder a dos rastreadores, uno especializado en buscar valores con buenos criterios alcistas y otro rastreador especializado en buscar valores con buenos criterios para posiciones bajistas.

Como en primer lugar vamos a ver los valores fuertes y alcistas, nos centraremos en el escáner de valores con aspecto positivo (alcistas).

escaner valores alcistas

Ahora es el momento de dar las instrucciones al robot para que nos filtre los valores con los criterios que buscamos. Para este ejemplo nos centramos en dos premisas fundamentales:

  1. Valores pertenecientes a mercados europeos (la funcionalidad de búsqueda continental nos resultará de ayuda en esto).
  2. Valores en tendencia alcista (media móvil de 30 semanas al alza y que coticen por encima de ella)
  3. Valores fuertes (RSCMansfield positivo, lo que indica que lo hacen mejor que el promedio del mercado)

Basándonos en estas tres premisas, rellenamos los campos del robot de rastreo.

Una vez rellenados todos los campos, pulsamos en buscar y la herramienta nos mostrará los valores que cumplen los criterios que hemos seleccionado.

En el listado al lado de estas líneas podéis ver los resultados, en los que se observa tanto el ticker de la compañía como su propio nombre, el sector al que pertenecen, el mercado en el que cotizan y su liquidez para ejecutar órdenes de compra/venta en el mercado. Además, pulsando sobre el icono chart[1] podrás acceder tanto al gráfico del propio valor como de su sector. Me he tomado la libertad de ordenar los resultados por orden alfabético según su nombre.

Como podéis ver en los resultados, el listado de valores que se mantienen con un aspecto fuerte y alcista en toda Europa es de 786.

Ahora que ya sabemos el número de valores que hay en Europa con buen aspecto técnico, nos vamos a ir al polo opuesto y visualizaremos aquellos valores con peor comportamiento dentro del viejo continente.

Para ello nos dirigimos al robot rastreador de valores bajistas y seleccionamos los filtros de tendencia bajista y debilidad.

Podéis ver un extracto de los resultados al lado de estas líneas (pulsar sobre la imagen para ver en tamaño completo).

Lo primero que salta a la vista es que el número de valores con mal aspecto es superior al de los valores con buen aspecto que vimos anteriormente. En concreto ahora mismo en Europa hay un total de 1562 valores débiles y bajistas frente a los 786 valores que logran ser fuertes y alcistas.

Esto pone de manifiesto que debemos de ser muy cuidadosos con la renta variable europea, puesto que a medio plazo los valores con mal aspecto técnico son casi el doble que los buenos valores. Es decir, ahora mismo el viejo continente está dominado por valores que hacen perder dinero a sus inversores.

Tal y como explico tanto en el curso on-line para inversores de esBolsa.com como en mi libro “El Código de Wall Street” es fundamental seleccionar muy bien los mercados, los sectores y las acciones en las que estamos invertidos.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.