Publicidad

Los mercados avisan de la tormenta

Hace semanas ya os informaba que con la llegada del nuevo año, los bonos ya nos advertían de que sufriríamos un nuevo temporal en los mercados, y hoy como gráfico de la semana me gustaría compartir con vosotros, algo que me ha llamado la atención de los mercados en las últimas semanas.

Como sabéis, a lo largo de la semana un servidor revisa infinidad de gráficos de todo el mundo, desde Australia hasta Estados Unidos pasando por Europa, sin excepción, Pakistán, Sri Lanka, Egipto…todas las bolsas internacionales están en el punto de mira (además claro está de bonos, divisas y commodities).

Fruto de este trabajo, en las últimas semanas he caído en un patrón que ya había visto otras veces, en concreto dos desde que iniciamos este mercado alcista en 2009. Vamos por partes.

Como sabéis, me gusta seguir muy de cerca el indicador Atlas, un indicador desarrollado por Blai5 que calcula estrechamientos matemáticamente significativos en las bandas de Bollinger. Para quien no lo sepa, he de decir que estos estrechamientos, suelen ser preludio de movimientos violentos sobre el activo en el que se producen, bien sea al alza, o a la baja.

En las últimas semanas he advertido la activación de dicha señal, no sólo sobre gran cantidad de sectores tanto europeos como americanos, sino también sobre una gran cantidad de mercados internacionales, algo que sólo había visto en dos ocasiones a lo largo de los últimos años: a principios de 2010 y 2011, momentos que como sabéis, fueron preludio a los dos grandes retrocesos de este mercado alcista 17% aproximadamente en 2010 y 18% en 2011.

Mientras que en los valores individuales los movimientos bruscos pueden darse en igualdad de probabilidades tanto al alza como a la baja, en los mercados internacionales en conjunto, al ser ya colosos de gran envergadura, lo cierto es que las alzas suelen llevarse a cabo de forma más tranquila y sostenida, mientras que los movimientos más rápidos suelen ser en su mayoría movimientos bajistas producidos por incertidumbre internacional. Es aquello que en los pasillos bursátiles se conoce como “la bolsa sube en escalera y baja en ascensor“.

Teniendo en cuenta este hecho, y a la vista del gran avistamiento de advertencias sobre movimientos violentos, ayer por la mañana, decidí crearme un indicador que me mostrase el porcentaje de mercados internacionales que esperan un movimiento impetuoso en las próximas fechas, de forma que, si el porcentaje es bajo lo más probable es que esos movimientos se produzcan en mercados concretos y de forma aislada, mientras que si el porcentaje es elevado ya estaríamos hablando de un movimiento a nivel internacional, afectando a multitud de bolsas de todo el mundo. El resultado es el siguiente:

En los últimos años, mientras el porcentaje de mercados que advertía de movimientos violentos ha sido menor al 30% de bolsas internacionales, la renta variable se ha movido de forma natural al alza, pero sin embargo, cuando ya más del 30% de mercados avisan de un movimiento brusco en los mercados, la situación ha sido diferente. Los problemas económicos provenientes de Europa resultaron la excusa perfecta para llevar a cabo movimientos de cierta magnitud en las bolsas mundiales.

Estas últimas semanas llegamos a superar cifras del 50% de alertas sobre “seísmos bursátiles de magnitud”, lo que debemos de interpretar como un nuevo aviso por parte de los mercados de que un movimiento bursátil a nivel internacional se acerca. Que la alerta sea superior a la de las últimas ocasiones, no debe de interpretarse como que el movimiento sea mayor, más bien nos está diciendo que ese movimiento es más probable, ya que más bolsas nos están advirtiendo de este hecho.

La semana que viene empezamos un nuevo año, del que ya advertí que a mi entender tendremos un inicio complicado. Es por ello que debemos de entender que no es el mejor momento para aumentar exposición, y si hicimos los deberes en noviembre deberíamos tener la mayoría de operaciones con stops de beneficios.

No podemos descartar que todavía quede alguna jornada de alegría, pero ya se empiezan a ver nubarrones por el horizonte, por lo que si somos responsables debemos plantearnos ir sacando el paraguas del armario para que cuando sea necesario cubrirse de la lluvia, podamos hacerlo de forma rápida y certera.

Como podéis imaginar, estos movimientos acarrearán mayores daños en los mercados más débiles, por lo que resultará vital, no estar expuestos a los mercados más débiles que revisaremos mañana lunes en nuestro ranking quincenal de índices.

Para finalizar, me gustaría decir, que si bien tenemos señales de que el mercado se va a tomar un descanso, todavía no hay indicios suficientes para pensar en un mercado bajista de la envergadura vivida en el año 2008 y 2001-2002, por lo que probablemente, la tormenta escampe en unas semanas y podamos volver a retomar las alzas.

Bueno, yo me he mojado y os he dado mi escenario de cara a las próximas semanas. Y vosotros, ¿os animáis a compartir conmigo el vuestro?

Siempre es un placer hablar con los lectores sobre el mercado, así que ¡espero vuestros comentarios!

¡Feliz domingo inversores!

Publicidad

7 responses to “Los mercados avisan de la tormenta

  1. Hay lobbies muy potentes en Washington para permitir a los politicos (por muy anormales que sean) meter al pais en una recesión del 4%.
    Quien ganaria con esa decision? NADIE.
    Acuerdo de ultima hora, bolsas subiendo, buenas noticias, el mundo color rosa, el dinero tonto entrando a los mercados……. y ahí será cuando venga Paco con las rebajas.

    1. Gracias por participar Miguel!
      Podría ser, pero ya sabéis que yo siempre me guío única y exclusivamente en los gráficos.
      Un saludo y feliz año!!

  2. El Sp500 se está moviendo demasiado bien como para que no haya acuerdo en EEUU que es lo que parece que desencadenaría la tremenda bajada.

  3. Gracias por participar José!
    Reitero, como traders nos da igual la escusa que le pongan a los movimientos, única y exclusivamente debemos centrarnos en los gráficos 🙂
    Un saludo y feliz año!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *