Publicidad

Los ETFs inversos no son lo que parecen

ETF2Como la situación general del mercado la tenemos totalmente revisada, hoy me gustaría dedicar un artículo para mostraros algunos aspectos del mercado y sus productos que rara vez se trata (tal vez porque no interese) pero que en mi opinión es importante conocer. Ya lo hicimos en su día con los dividendos y hoy haremos nuestra parada en los ETFs.

Para todo aquel que no lo sepa, comentaré que un ETF no es más que una cesta de valores o activos financieros cuyo valor cotiza en algún mercado organizado.

El ETF replica los movimientos de los valores que están en su interior, y para ello tiene en cuenta el peso que tiene cada uno de los valores dentro de la cesta. Una de las diferencias de los ETFs con respecto a un fondo tradicional, es que los ETF se comportan como una acción, dado que su precio se calcula de forma automática teniendo en cuenta la ponderación de los valores que contiene. Por ese motivo se puede comprar y vender exactamente igual que una acción durante toda la sesión del mercado en el que cotice.

La idea de los ETFs es brillante, reduce costes operativos y son muy accesibles, por lo que en líneas generales son un producto atractivo para replicar una cesta de activos. Ahora bien, hay algunos datos menos positivos y muchas veces “ocultos” al gran público que debemos conocer, y hoy trataremos uno relacionado con los ETFs inversos.

Los resultados diarios de la cotización de un ETF inverso es la rentabilidad inversa diaria a la de su índice de referencia. Es decir, los ETFs inversos suben cuando su activo de referencia baja, y viceversa. Es por ello que este tipo de ETFs inversos son usados por algunos operadores con tal de obtener retornos positivos en entornos negativos de mercado.

Pongamos un ejemplo simple. Si tú compras un ETF inverso sobre el S&P 500, tú esperarías obtener el rendimiento inverso a lo que haga el S&P 500. Si el S&P 500 baja tú ganas y si el S&P 500 sube tú pierdes. Por su parte, si compras un ETF doble inverso sobre el S&P 500, si el índice baja tú ganas el doble de lo que el índice ha bajado y si el S&P 500 sube, tú pierdes el doble de lo que el índice ha subido.

Es aquí donde viene el problema y la principal “laguna” de los ETFs inversos, lo comentado anteriormente es verdad, pero solo en un día. Estos ETFs tienen la misión de producir el retorno inverso con referencia diaria, por lo que son rebalanceados diariamente.

Comparemos el comportamiento a largo plazo de un ETF normal del S&P 500 (SPY:US) con respecto a un ETF inverso (SH:US) y un doble inverso (SDS:US) del mismo índice.

performance ETFS inversosEl gráfico que podéis ver al lado de estas líneas muestra que los ETFs inversos tienden a caer casi todo el tiempo, a excepción de periodos muy extremos, los ETFs inversos tienden a tener retornos negativos.

Si quieres obtener el rendimiento inverso en un día, los ETFs inversos cumplen el objetivo casi de forma perfecta, pero si estás buscando posiciones a semanas vista o incluso a meses vista, los ETFs inversos no seguirán una réplica tan exacta como esperas.

Vamos con una explicación simple que seguro os ayuda a entender lo que sucede. Empezamos con un índice a 100. El primer día, el índice cae un 10%. Ahora el índice está en 90, el ETF inverso está en 110 y el doble inverso en 120.

Al día siguiente, el índice vuelve a 100, ganando un 11% (subir de 90 a 100 es un incremento del 11%). ¿Esperarías que los ETFs inversos volvieran al punto de partida? El ETF inverso perdería un 11% desde 110, bajando hasta los 97,8 puntos. El ETF doble inverso perdería un 22% de 120, bajando hasta los 93,3 puntos.

Repetimos este movimiento hasta el infinito, y obtenemos lo que podéis ver en la siguiente imagen.

Rendimiento ETFs inversos en mercado plano

El índice de referencia se mueve con vaivenes que lo dejan sin cambios, subiendo un poco, bajando un poco, pero termina sin cambios. En estas circunstancias el ETF inverso se va depreciando progresivamente, mientras que el doble inverso se deprecia todavía más rápidamente.

Esta es una circunstancia que en mi opinión no ha sido explicada (hasta ahora) como merece a los inversores de este tipo de productos. Los ETFS inversos son un buen ejemplo de un activo “complejo” que puede causar pérdidas a los inversores que no estén familiarizados con la estructura de los derivados.

Como decía, los ETFs en sí son una gran idea, pero hay que ir con cuidado porque algunos de ellos podrían no ser lo que a priori “parecen”.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Los análisis aquí expuestos son opiniones estrictamente personales, no recomendaciones.

separador+(2)[1]

Publicidad

12 responses to “Los ETFs inversos no son lo que parecen

    1. Buenas tardes Edmundo.
      No digo que sean baratos por comisiones de compra/venta ya que esto depende del broker y de las condiciones de cada uno (generalmente suelen ser muy similares a la compra/venta de acciones). Lo que digo es que los ETFs reducen los costes operativos con respecto a los fondos tradicionales. Son cosas distintas.
      Un saludo!

  1. Buen e instructivo artículo Ricardo (como la gran mayoría).
    ¿Con que producto es recomendable abrir cortos en índices entonces?
    Gracias y un saludo.

    1. Buenas tardes blacklupus.

      Uno de los productos que mejor replican el comportamiento de los índices y que generalmente ofrecen bastante liquidez son los futuros, aunque hay que ir con cuidado ya que suelen operarse con nominales altos y pueden no ser aptos para cuentas pequeñas (un futuro de S&P 500 son unos 112.000$ y un futuro del EuroStoxx 50 son unos 32.500€).
      Un saludo!

  2. ¿Y algún producto para medio-largo plazo que replique inversamente a un índice sin elevados costes (cfds) o vencimientos determinados (futuros/opciones)?

    1. Buenas noches Barón.
      En mi opinión el mejor producto calidad/precio para estrategias bajistas son los futuros, tanto por seguridad jurídica (son productos regulados de mercados oficiales) como por liquidez (en sus principales índices de referencia). El único “pero” para inversores particulares puede ser que en algunos casos, los nominales de los futuros son elevados y tal vez no accesibles para todos.
      Un saludo.

  3. ¿Con los CFD sobre indices,(para ponerse corto a largo plazo),tambien ocurre este fenomeno que explicas con los ETF inversos?

    Mi intencion es ponerme corto en bolsa USA ,el futuro mini SP es demasiado grande,y descartados los ETF inversos (gracias a este articulo) me planteaba vender CFD sobre el SP.

    Este articulo me parece muy interesante.
    Gracias

    1. Buenos días Joan.
      Cada broker de CFD’s puede contabilizar los cortos de forma diferente, por lo que mi consejo es que preguntes a tu broker al respecto a ver su forma de cálculo para ver si sucede como en los ETFs o no.
      Sin lugar a dudas, para operar índices la forma más eficiente tanto por costes como por fidelidad de réplica son los futuros, aunque como bien indicas en algunos casos pueden ser nominales altos.
      Un saludo!

  4. No sé que clase de campaña contra los ETF, tanto los inversos como los apalancados como aquellos que hacen un seguimiento estricto del índice de referencia, pero imagino de qué se trata. Veo que algún comentario hace referencia también a los CFD. Pero poner que un ETF inverso tiende casi siempre a caer, utilizando el SP500 como ejemplo, y extendiendo el caso a todos los ETF inversos me parece una vulgar generalización que tiene por objeto asustar a quienes no conocen este producto, más que a informar.

    Empecemos por que no todos los ETF son iguales. Algunos son vulgares fraudes que utiliza el gestor para financiar inversiones que nada tienen que ver con la cartera del índice de referencia, mientras que otros ETF son estrictamente una forma ingeniosa, barata y fiable de invertir sobre un índice, accesible además a cualquier inversor particular. Sigamos por decir que los ETF no tienen nada que ver con los CFD. En los ETF estás realmente comprando valores a través del gestor del fondo, es decir, participando en el mercado. El CFD es una puñetera apuesta sobre el movimiento de un índice, valor, etc. Con los CFD, mil millones de chinos pueden estar apostando en corto contra el SP500 y llega Soros, y con una milésima parte de lo que hay invertido en CFDs, hace él solo que el SP500 suba y todos esos 1000 millones de chinos pierdan su dinero. Si esa misma inversión la hiciesen en un índice inverso de ProShares, por ejemplo, contra el SP500, Soros no puede mover él solo el mercado contra 1000 millones de chinos. ¿Se entiende? De ahí quizás la campaña contra los ETF que permiten a pequeños inversores participar en el mercado: “si bloqueamos los ETFs, podemos manipular el mercado los institucionales a capricho, puesto que hemos expulsado a los particulares”. ¡Que se vayan a los CFDs y otras formas de apuestas financieras!

    Ahora, volviendo a los ETF inversos, si tomamos como ejemplo un índice que lleva subiendo sin parar desde el 2009, como hace el autor del artículo, efectivamente su inverso bajará todo el tiempo que el índice esté subiendo. ¡Sería absurdo que hiciese otra cosa! ¿Para qué clase de mentecatos escriben estos artículos? En ese caso, el inversor tiene que invertir en un ETF referenciado a ese índice, pero que sea directo y no inverso. Si además compras uno apalancado 2x o 3x, por ejemplo, obtendrás diariamente el doblo y el triple, que no extendido a más tiempo puesto que se calculan siguiendo la fórmula del interés compuesto. Sin embargo, como se puede ver en la propia gráfica del artículo, cuando el SP500 bajó, el resultado del ETF inverso apalancado fue muy superior al que hubiese tenido un inverso simple o uno directo, en el que habría perdido un pastón. ¿Qué tiene que hacer el inversor? Deshacer la posición en el ETF inverso cuando el índice de referencia empieza a subir y compra un ETF directo. El ETF es una forma de hacer cortos en el mercado sin necesidad de tener cuentas a crédito, tener que estar pendientes de márgenes, etc. Es posiblemente menos arriesgado y más barato.

    Ahora, resulta que la CNMV, en enero del 2018, ha bloqueado los mejores ETF americanos y muchos ETF de la UE. Todavía no he leído un artículo decente que trate la cuestión de lo que yo considero una primera medida de corralito financiero al que vamos en España lanzados. Han bloqueado incluso ETF alemanes ¿en aplicación de una norma de la UE?

    Termino diciendo, en relación a que no todos los ETF son iguales y algunos incluso son un fraude, ¡cuidado con los ETF inversos de LYXOR! Mirad si no el IBEX 35 Doble Inverso Diario UCITS ETF de esta marca. La cartera del fondo no tiene nada que ver con el índice de referencia. De hecho, no tiene ni ninguna exposición a España y los valore de la cartera están repartidos en otros países. ¿Un ETF sobre el IBEX35 que no tiene exposición a España? Como si compras una Fanta en una botella con una etiqueta de “Ribera del Duero”. ¿Y la CNMV que bloquea fondos de ProShares, donde la cartera de sus ETF son valores del índice de referencia, y consiente este cambalache? La persecución de los ETF en España es una vergüenza. Empecemos por su trato fiscal en contra de las normas que dictó la propia UE.

    El objetivo de este bloqueo a los ETF extranjeros entiendo que es evitar la fuga de capitales que ya está sufriendo España desde hace un par de años (ver los déficits del BdE con el Bundesbank dentro del sistema de balances del BCE). Esta medida no va a evitar que los capitales se sigan marchando. Los inversores siempre podremos abrir cuentas con brókers fuera de España para evitar el bloqueo (tengo una en Interactive Investor en el Reino Unido). Eso sí, quien no sepa cómo hacerlo se quedará con su dinero atrapado en el corralito de la CNMV, justo ahora que la bolsa española tiene pinta de que va camino de hundirse arrastrada por la crisis en los emergentes.

    1. Buenos días Jaime.
      Gracias por compartir tu opinión.
      Simplemente dos cosas. Al menos por mi parte no se trata de ninguna campaña contra los ETFs, simplemente me remito a explicar su funcionamiento y cálculo. Puede gustar más o menos, pero al final esa es la lógica que hay detrás del cálculo de los ETFs inversos y considero que es bueno que los inversores la conozcan para a partir de ahí decidir si quieren usar este instrumento o no.
      En segundo lugar, si me sigues frecuentemente sabrás que no soy muy partidario de los CFDs por la menor seguridad jurídica que tienen estos con respecto a la operativa al contado y por los costes derivados de la financiación de estos productos.
      Un saludo.

  5. En IB puedes comprar opciones sobre etf´s extranjeros y adjudicártelos al vencimiento.

    Ojo con todos los etf´s del Deutsche Bank que lleva camino de ser el nuevo Lehman Brothers

Responder a Edmundo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.