Publicidad

Los bajos niveles de optimismo apuntan alzas para las bolsas

2013-04-05T160407Z_1_CDEE93418MY00_RTROPTP_3_MARKETS-EUROPE-STOCKS-US-DATA_originalA pesar del rebote de las últimas jornadas en la renta variable internacional, no cabe duda de que el inversor minorista sigue siendo muy escéptico con el actual mercado alcista.

Esto se demuestra una semana más en la encuesta de sentimiento realizada por la Asociación Americana de Inversores Individuales que esta semana refleja como las perspectivas alcistas de los inversores se han reducido no sólo su nivel más bajo del actual mercado alcista iniciado en el año 2009, sino también a su nivel más bajo en más de una década.

encuesta AAIIDe acuerdo con la Asociación Americana de Inversores Individuales (AAII) , el sentimiento alcista que mide las expectativas de los inversores que piensan que las cotizaciones subirán en los próximos seis meses, se redujo desde el 19,34% de la semana pasada hasta el 17,75% de esta semana.

Este nivel extremadamente bajo de optimismo (menos de 1 de cada 5 inversores opina que las bolsas subirán en los próximos 6 meses) resulta cuanto menos “curioso”, y es por ello que no he podido resistirme y he querido revisar el histórico para ver lo que ha hecho el mercado después de registrar en su historia niveles tan bajos de optimismo.

Teniendo en cuenta que la encuesta mide las expectativas que tienen los inversores de cara a los 6 próximos meses, he creado un simple sistema que compre renta variable americana (S&P 500) cuando el nivel de sentimiento alcista es inferior al 18% (entorno de lectura actual) y venda justo 6 meses después. No hay forma más exacta de saber si los inversores tuvieron razón o no en sus pronósticos.

Apariciones tan poco nivel de optimismoDesde el 24 de julio de 1987 (fecha en la que empiezan los registros de la encuesta) niveles tan bajos de optimismo se han visto en tan solo 15 ocasiones.

De esas 15 muestras, absolutamente en todas las ocasiones (100%) el S&P 500 estaba en un nivel más alto seis meses después de las bajas lecturas de optimismo. Dicho de otra forma, cuando ha habido tan poco optimismo en el mercado como en la actualidad el nivel del S&P 500 seis meses después fue siempre superior al que cotizaba en la fecha de la encuesta.

Cuanto menos curioso, ¿verdad? Resulta que el mercado tiende a hacer justo lo contrario de lo que la mayoría cree…

Por seguir con las cifras, tras registrarse lecturas de optimismo inferiores al 18%, el S&P 500 se revalorizó de media un 13,99% en los seis meses siguientes.

Estos son los datos, ahora cada uno que extraiga sus propias conclusiones 😉

A continuación podéis ver el desglose de operaciones de seis meses sobre el S&P 500 desde el año 1987 hasta la actualidad comprando cuando los niveles de optimismo han sido extremadamente bajos.

Comportamiento del mercado tras lecturas de poco optimismo

Cabe destacar que la última vez que tuvimos una lectura similar en la encuesta de sentimiento fue a mediados de enero de este año. Desde entonces el S&P 500 se ha revalorizado más de un 8%.

El mejor desempeño de seis meses se registró desde octubre de 1990 hasta abril de 1991. En esas precisas fechas y justo en niveles de poquísimo optimismo por parte de los inversores, ¡el S&P 500 acumuló alzas del 26,73% en apenas 6 meses!

Como muestra la historia, niveles tan bajos de optimismo por parte de los inversores siempre han venido acompañados de rendimientos promedio por encima de la media histórica del mercado (retornos medios del 14,43% en 6 meses no se ven todos los días). Los amantes de la “teoría de la opinión contraria” tienen aquí una buena muestra de cómo el mercado tiende a llevar la contraria a los inversores especialmente en momentos extremos de sentimiento como este.

Recuerda que el próximo sábado 4 de junio impartiré un curso presencial de bolsa en Madrid en el que os mostraré como sacar el máximo partido a los mercados de valores. Puedes encontrar más información y matricularte pulsando en la siguiente imagen. Las plazas son limitadas.

Curso Ricardo González Madrid

separador+(2)[1]

Los análisis aquí expuestos son opiniones estrictamente personales, no recomendaciones.

separador+(2)[1]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *