Publicidad

Las tensiones comerciales pasan factura a las bolsas de China y Hong Kong

El acercamiento de posturas que parecía existir en el primer tramo de 2019 en las negociaciones entre China y EEUU sobre los aranceles comerciales, generó que, tras un nefasto 2018, las bolsas de China y Hong Kong rebotasen con fuerza entre enero y abril con alzas del 34%, en el caso de los mercados de valores de China continental, y del 21% en el caso de las bolsas de Hong Kong.

No obstante, en las últimas jornadas el intercambio de declaraciones entre los gobernantes estadounidenses y chinos tratando de fortalecer su postura de negociación, ha generado caídas del 10% en las bolsas de China continental y del 5,5% en el caso de las bolsas de Hong Kong.

El siguiente gráfico, correspondiente a la bolsa de China continental, (Índice de Shanghái) muestra cómo los retrocesos de esta semana se han detenido en las inmediaciones del promedio móvil de 30 semanas.

Como ya he comentado en alguna ocasión, el promedio móvil de 30 semanas tiende a actuar como soporte dinámico en tendencias alcistas y como resistencia dinámica en tendencias bajistas. En los últimos años la bolsa de China ha sido un claro ejemplo de este efecto (ver flechas sobre el gráfico).

En esta nueva escalada en la tensión comercial, de nuevo el reciente retroceso se ha detenido en las inmediaciones del promedio móvil de 30 semanas.

Algo similar sucede con la bolsa de Hong Kong.

Los recientes retrocesos también han acercado a la bolsa de Hong Kong a su promedio móvil de 30 semanas. Si bien es cierto de este acercamiento a la MM30 no evita que la tendencia de ambos mercados siga siendo alcista, hay que tener en cuenta que las bolsas de China continental y Hong Kong han empezado a operar con un RSCMansfield negativo, es decir, técnicamente se han debilitado.

En nuestro método ya sabéis que solo invertimos en mercados alcistas y fuertes, por lo que, los mercados de Hong Kong y China, al perder este último requisito entran en “cuarentena”, ya que, en caso de perdurar esta debilidad, supondría un claro coste de oportunidad para las inversiones.

Si finalmente con el transcurso de las semanas son capaces de volver a ganar fuerza y mantener su trayectoria alcista, volverían a ser mercados aptos para la inversión, pero mientras esto no suceda, centraremos nuestras inversiones en mercados más fuertes.

Existe un consenso dentro de las principales casas de análisis por el que al final China y EEUU terminarán por entenderse y llegarán a un acuerdo. Ahora bien, no sabemos ni cuándo llegará ese acuerdo ni lo que tensarán la cuerda las partes hasta llegar a dicho acuerdo.

Por ello, la forma de gestionar este tipo de escenarios es la de siempre, aislarse del ruido mediático y centrar la atención en aquellos mercados que sean capaces de mantener un rumbo favorable para nuestros intereses, descartando aquellos mercados que, sea por la razón que sea, ven deteriorado su aspecto técnico.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.