Publicidad

Las alzas en las commodities ayuda a que la renta variable supere a la renta fija

market-study[1]La semana pasada ya vimos que la depreciación del dólar está generando alzas en los precios de las materias primas. Esto está ayudando a que las presiones deflacionarias generadas por los acusados descensos en los precios de las materias primas en los últimos meses reduzcan su intensidad.

En entornos en los que la economía tiende a la deflación existe una relación muy cercana entre la evolución de la renta variable con respecto a la renta fija y las materias primas. Esta relación se basa en que cuando los precios de las materias primas caen y se incrementan las presiones deflacionarias, los precios de la renta fija suelen aumentar con mayor fuerza que los precios de la renta variable. En cambio, cuando los precios de las materias primas se recuperan reduciéndose así los riesgos deflacionarios, es la renta variable la que suele hacerlo mejor que la renta fija.

Para verlo gráficamente, la siguiente imagen representa con una línea de negra el resultado de dividir el comportamiento de la renta variable (S&P 500) con respecto a la renta fija (cesta de bonos de medio plazo haciendo uso del ETF IEF). Cuando la línea negra sube significa que la renta variable rinde mejor que la renta fija y viceversa, cuando la línea negra cae significa que la renta fija supera el comportamiento de la renta variable.

El área marrón sombreada que aparece de fondo representa el índice CRB compuesto por una cesta de materias primas.

Ratio bolsa bonos y materias primas

Como se puede observar, la relación de renta variable/renta fija ha seguido de cerca las subidas y bajadas del índice de materias primas en el último año y medio.

En entornos de muy baja inflación o incluso deflación, la caída de precios de las materias primas implican un lento crecimiento económico. Esto hace que las empresas (renta variable) tengan un menor rendimiento que la renta fija (bonos). En cambio, el aumento del precio de las materias primas ayuda a sentar las bases de una economía más fuerte si se consigue recuperar una inflación estable. Esto favorece a las empresas y la relación acciones / bonos es empujada al alza.

El aumento del precio de las materias primas en las últimas semanas está ayudando a que la renta variable vuelva a funcionar mejor que la renta fija, favoreciendo una salida de los flujos de capitales más conservadores desde la renta fija hacia la renta variable.

Curso Ricardo González Madrid

separador+(2)[1]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *