Publicidad

Las acciones bancarias siguen quemando dinero

bancoHace ya tiempo que venimos viendo como gran parte de las bolsas mundiales muestran una evidente debilidad técnica. Esta debilidad y mal aspecto técnico obviamente también se reflejan en el estado de algunos sectores “clave” dentro de la economía y en el caso del viejo continente me sigue llamando mucho la atención del sector bancario por diferentes factores que veremos en este artículo.

En primer lugar, vemos en la siguiente imagen extraída del ranking de sectores europeos de esBolsa.com cómo actualmente la banca es uno de los sectores más débiles del viejo continente.

Y si revisamos el aspecto técnico del gráfico observamos cómo el pasado mes de marzo de 2018 fue un punto de inflexión en el sector, ya que, en ese momento, tras varios meses de lateralidad el sector empezó a consolidar un sesgo claramente bajista.

En septiembre de 2017 la fuerza relativa del sector bancario europeo se situó en negativo. Esto nos indicaba que, desde ese momento, el comportamiento relativo de la banca era (y es) muy pobre con respecto al mercado. Cuando la renta variable global sube, la banca europea sube menos o incluso cae, y cuando la renta variable global cae, la banca europea cae más. Mal negocio.

A esta debilidad hay que sumar que el sector bancario europeo opera con una pendiente bajista de su tendencia, lo que nos indica que algo no va bien dentro del sector bancario europeo. Estamos ante uno de los sectores más débiles de Europa, es decir, estamos ante un sector que lo hace mucho peor que la media del mercado y que, por lo tanto, no favorece en absoluto los intereses de sus inversores, más bien todo lo contrario: los perjudica.

Otro aspecto destacado es la influencia bajista que tiene la MM30 sobre el precio. Desde que el sesgo bajista del sector bancario europeo quedase confirmado con la pérdida de soportes a mediados de 2018, cada rebote ha sido frustrado por el promedio móvil de 30 semanas dada su influencia como resistencia dinámica sobre el precio. En este inicio de 2019 el precio del sector bancario se enfrenta de nuevo a esta resistencia dinámica.

Antes de finalizar este artículo me gustaría compartir una sensación personal que tengo cuando veo este tipo de patrones. Dado que los gráficos tienden a descontar aspectos que no salen a la luz pública hasta unos meses más tarde, este sesgo bajista “de libro” dentro del sector bancario está lanzando el mensaje de que hay algo que huele muy mal dentro de la banca europea y que todavía no han salido a la luz. Cuando hay problemas “graves” dentro de sectores clave de la economía, los aspectos negativos tienden a ser escondidos a la luz pública hasta que son insostenibles. Espero equivocarme en esta sensación, pero lo cierto es que, ahora mismo, la cotización de la banca europea descuenta un escenario adverso para las entidades financieras.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.