La diferencia entre hacer trading e invertir

Cuando uno arranca en el mundo de las inversiones, hay ciertos conceptos que tienden a confundirse en medio del proceso de aprendizaje. No en los instrumentos pero sí quizás en algunas nociones que hacen sobre la forma de negociarlos.

En ese sentido, hay una taxonomía básica que puede trazarse dentro del mundo de las finanzas personales: inversores de largo plazo e inversores de corto plazo. Los primeros se basan de hacer análisis fundamentales exhaustivos con una órbita temporal amplia, en busca de lograr un rendimiento atractivo para el futuro.

En el caso de aquellos que hacen trading, si bien es una estrategia válida y gurúes como George Soros han hecho fortunas con ella, no es un concepto que se asemeje a la esencia misma de una inversión cuando miramos a años vista. En este caso, los análisis de corto plazo para el trading se hacen más en función de una perspectiva técnica, analizando movimientos del pasado del activo y viendo tendencias en sus curvas de rendimiento: hombro-cabeza-hombre, la taza de café u otras figuras son las que un analista técnico puede apreciar para determinar si una acción podría iniciar una tendencia alcista en el corto plazo.

Si bien el trading no carece de fundamentos, el objetivo de invertir es ir construyendo gradualmente una riqueza personal en un período de tiempo extendido a través de la compra y mantenimiento de una canasta de activos.Algunos ahorristas o porfolio managers pueden incrementar sus rendimientos a través del rendimiento compuesto, invirtiendo los intereses de un activo a la misma tasa para potenciar las ganancias. Las inversiones son mantenidas generalmente por mucho tiempo, con un plazo que puede alcanzar décadas hasta que uno decida finalmente a desprenderse de un activo en particular. Cuando uno se posiciona en acciones, puede dejar pasar el tiempo y en el medio obtendrá utilidades por apreciación de capital, dividendos, splits de acciones y más.

Además de esto, invertir significa también analizar ratios fundamentales de una empresa, como pueden ser el precio/ganancias, el retorno sobre el patrimonio neto, sobre activos, EBITDA, ratios de deuda, entre otros. A diferencia de un inversor de largo plazo, que mira estas cuestiones, un trader observa principalmente tendencias y movimientos en la curva, como dijimos, a través del análisis técnico.

En cierta manera el trader se asemeja más a la figura no tan querida en el mercado del especulador. Aquellos que buscan sacar ganancia de algún movimiento brusco cortoplacista del mercado o apostando a la baja de algún activo en el corto plazo. Es por eso que muchos traders son seguidores de la venta en corto, “alquilar” un activo pensando en la baja y venderlo caro para recomprarlo en un futuro a precio de liquidación.

Dos estrategias, dos miradas.

Leído en: inversor global

Tags: ,

Categoría: Cultura económica, Estudios de Mercado, Lo último

Comentarios (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Amoroso dice:

    El AUD/USD está llegando a la zona donde suele virar y buscar la parte alta del canal. Como lo ves, ¿volverá a hacer lo mismo, o sigue debil?

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed