La debilidad y las resistencias no son buenas compañeras para el FTSE 100

La semana pasada os mostraba cómo el sector financiero yankee, que hasta el momento estaba siendo el motor de las alzas desde noviembre, se topaba contra una importante resistencia, y hoy con el cierre me gustaría dar el salto al charco para analizar un mercado europeo que lleva algo más de dos años arrastrándose con más pena que gloria y que ahora se enfrenta a importantes resistencias, ese índice es el FTSE 100.

Uno de los principios básicos de nuestra metodología es apostar por lo fuerte en los mercados alcistas y lo débil en los bajistas.

A la hora de invertir nuestro dinero tenemos que ser muy exquisitos y no conformarnos con lo débil en los mercados alcistas. Si queremos ser buenos traders, tenemos que ser exigentes con nosotros mismos y con los activos a los que irá dirigido nuestro dinero. Entiendo que, en ocasiones, pueda resultar incómodo invertir en mercados a los que no estamos acostumbrados, pero este “detalle” nos diferenciará de los inversores estándar, gratificándonos con mejores retornos.

Para elegir dónde invertir siempre empezaremos analizando el índice del país en el que queremos situarnos. Si es fuerte y alcista pasamos a buscar los sectores más destacados, para finalizar escogiendo los mejores valores de los sectores interesantes. Esta rutina ha de estar grabada a fuego en nuestra mente, puesto que es de vital importancia centrarnos en lo mejor de lo mejor y no relajar ni un segundo nuestra atención, puesto que al mínimo despiste el mercado estará preparado para darnos un duro revés.

Como he comentado al inicio, me gustaría compartir con vosotros un análisis del índice inglés FTSE 100, un índice de referencia mundial, y que no se encuentra entre los mercados destacados desde hace algo más de dos años.

El índice es alcista, eso es innegable, al igual que la mayoría de sus componentes, pero la debilidad mostrada por el mercado inglés nos indica que no es un mercado apropiado para nuestra exquisita cartera. Más si esta debilidad coincide con una zona de congestión de precios en las inmediaciones de los 6000 puntos, como la que os he marcado en el gráfico.

Mientras el mercado global ascienda, lo lógico y normal es que el FTSE lo haga, y por eso mantiene su MM30 alcista. Pero no dejéis de lado un importante detalle: la debilidad nos dice que los ascensos son a menor velocidad que la media, y esto repercute en nuestra cuenta en forma de coste de oportunidad.

Además de esto, de cara a las próximas semanas podría empezar el descanso del que venimos hablando desde diciembre, y cuando llegue, los mercados débiles como el inglés serán propensos a sufrirlo con mayores consecuencias.

La clave para que volvamos a considerar la bolsa británica como interesante pasará por una mejora de su fuerza relativa. Mientras tanto, lo mejor será mirar a mercados más potentes.

¡Buenas noches inversores!

Categoría: Bolsa Europea

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed