Publicidad

La correlación entre los bonos de alto rendimiento y las acciones

grab-bonds-300x300[1]En la jornada de hoy me gustaría mostraros una de las correlaciones más claras dentro de los mercados cotizados. Esta correlación es la existente entre los bonos de alto rendimiento y las bolsas de valores.

La razón de la correlación entre ambos productos reside en que los bonos de elevado rendimiento están muy influenciados por la calidad crediticia de los emisores corporativos. Un mercado de valores alcista implica que el mercado descuenta una economía más fuerte, y eso obviamente reduce los riesgos de impago de esos bonos. En cambio, un mercado de valores en problemas descuenta una economía más débil, en la que las corporaciones con obligaciones de alto rendimiento tendrán mayores dificultades para atender a sus créditos.

Como siempre, para verlo de la forma más gráfica posible he preparado un gráfico que nos muestra la correlación positiva existente entre el ETF iShares iBoxx High Yield Corporate Bond (línea verde) y el S & P 500 (área gris) en los últimos años.

En el gráfico se observa claramente como los mercados de bonos y las acciones subieron de la mano en 2017 hasta los máximos de enero de 2018. A partir de ahí ambos descendieron conjuntamente hasta la primavera de ese mismo año, momento en el que ambos iniciaron un nuevo tramo al alza que les llevó a establecer máximos a finales del verano de 2018.

En la recta final del pasado ejercicio tanto los bonos de alto rendimiento como las bolsas de valores retrocedieron con fuerza. Estos retrocesos tuvieron un punto de inflexión en el momento en el que la Reserva Federal relajó su discurso las pasadas navidades. Desde ese momento ambos productos iniciaron sendas recuperaciones.

Si observamos los declives y las posteriores recuperaciones, vemos como tras los retrocesos que se experimentaron a principios de 2018, los bonos de alto rendimiento fueron capaces de establecer nuevos máximos dos meses antes que el mercado de valores. Concretamente los bonos de alto rendimiento superaron sus máximos a mediados de junio de 2018, mientras que las bolsas de valores no lo harían hasta mediados de agosto.

En esta última recuperación tras los descensos de finales de 2018, los bonos de alto rendimiento establecieron nuevos máximos el pasado 31 de enero. Veremos si esta recuperación en la deuda corporativa de alto rendimiento también es la antesala de una recuperación completa en el mercado de renta variable que permita mantener la sincronía entre ambos productos. Si el retraso es idéntico al que vimos el pasado ejercicio, esto debería suceder en la recta final del mes de marzo o principios de abril.

Por mi parte, como ya sabéis la atención sigue fija en la línea avance/descenso. Si esta es capaz de superar máximos reanudaremos las compras de acciones. Mientras ello no suceda, parte de nuestra cartera sigue dirigida por el sistema esBolsa Algorithmic Index, sistema que por cierto tiene en cartera tanto bonos de alto rendimiento como S&P 500 (entre otros productos) este mes de marzo.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.
Publicidad

6 responses to “La correlación entre los bonos de alto rendimiento y las acciones

  1. Buenos días Ricardo,

    ¿Cómo va la linea A/D? Entiendo que estará a punto ya de superar máximos ¿no?

    ¿Tienes en cuenta la superación de máximos para nuevas comprars a cierre semanal o cierre diario?

    Un saludo

    1. Buenos días josecho.
      La AD todavía no ha superado máximos.

      null

      Este indicador de amplitud se utiliza como referencia a cierre diario, no semanal.
      Un saludo!

  2. Buenos días Ricardo,
    Si en las subidas el SP500 sube más que el Russell2000 y en las bajadas el Russell baja más que el SP500.
    Interpreto que la línea AD acabará: o no subiendo o reflejará una divergencia
    ¿es correcta la suposición?

    Saludos

    1. Buenos días Juan.
      El Russell 2000 aunque muestre el comportamiento de valores pequeños, también es un índice ponderado (de hecho su mayor ponderación corresponde a empresas financieras) por lo que bajo ningún concepto es sustituto de la línea avance/descenso.
      Podría darse el caso de que los valores que más ponderen en el Russell 2000 suban, pero que la mayoría de valores del índice caigan. Es más complicado que esto suceda que en otros índices como el S&P500 porque en el Russell 2000 hay más empresas pequeñas, pero también se puede dar.
      Por ello, la línea avance/descenso es el mejor indicador de amplitud por tener todos los componentes el mismo peso, no existe ningún indice que lo sustituya.

      Un saludo.

    1. Buenas tardes Dani.
      Los bonos de alto rendimiento son bonos que por el nivel de riesgo de sus emisores están obligados a parar elevados cupones para conseguir financiación. Los emisores de deuda de alto rendimiento suelen ser empresas de reciente creación, o firmas con altos índices de deuda.

      No tienen nada que ver con el TNote, ya que este es deuda gubernamental en grado de inversión, con mucho menos riesgo que los bonos High Yield y por tanto menor rendimiento en igualdad de plazo.

      Si quieres profundizar más en las características de este tipo de bonos, puedes buscar “High Yoeld Bond” en Google, pero a grandes rasgos es lo que te he explicado 😉

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.