La bolsa de Corea espera un movimiento violento

Con la escalada de tensión existente en la península coreana, estas últimas semanas he recibido un aluvión de peticiones para revisar el aspecto de la bolsa coreana. Lógicamente nos tenemos que centrar en el análisis del índice Kospi Surcoreano, ya que Corea del Norte carece de mercados cotizados.

Antes de ir con el análisis os recomiendo la lectura completa de un artículo realizado por mi compañero Enrique en el que nos muestra que las tensiones generadas por Corea del Norte podrían desestabilizar la economía.

En dicho análisis hace un repaso a cómo la guerra entre ambas Coreas a mediados del siglo pasado afectaba a las bolsas de valores, aquí os dejo un extracto:

El 25 de junio de 1950 el ejército norcoreano atacaba por sorpresa Corea del Sur, cuando el mundo todavía estaba intentando recuperarse de la Segunda Guerra Mundial. Esto hizo caer el mercado con fuerza, un 7% en menos de una semana.

Inicio de la guerra de Corea en 1950

La batalla de Osan fue el primer enfrentamiento significativo entre las fuerzas norteamericanas. Los 540 soldados del batallón de fuerzas especiales “Smith” (avanzada de la 24th división de infantería) atacaron al ejército norcoreano en Osan, pero sin armamento capaz de destruir los tanques norcoreanos. El resultado fue desastroso: 180 muertos, heridos o prisioneros. Esta derrota llevó al S&P 500 un 6% más abajo durante los dos días siguientes.

Sin embargo, el 14 de julio de 1950 se produjo un giro en la situación, en la batalla de Taejon. Las fuerzas estadounidenses defendían el cuartel general de la 24th división de infantería, que se encontraba en una situación complicada debido a la superioridad numérica de Corea del Norte. La división entera se juntó cerca de Taejon para mantener una línea de defensa a lo largo del río Kum. Sin equipos de comunicación, escasos de armamento, superados en número fueron finalmente derrotados teniendo que abandonar la ciudad.

A pesar de la derrota, la batalla de Taejon fue una victoria estratégica del ejército norteamericano, ya que la 24 división de infantería consiguió retrasar el avance del ejército norcoreano y ganó tiempo para que otras divisiones americanas pudieran establecer un perímetro defensivo alrededor de Pusan.

Esta victoria táctica se celebró en el S&P 500 con subidas que eclipsaron la caída de casi un 13% que el índice sufrió en la primera semana de conflicto.

Repasados ya los antecedentes históricos, veamos el aspecto que muestra la bolsa coreana ahora mismo.

Lo primero que debemos tener presente es que es una bolsa débil. El RSCMansfield nos dice que el Kospi surcoreano lo hace peor que la media desde hace más de año y medio, algo que resulta evidente a simple vista, ya que mientras las bolsas americanas han ascendido hasta máximos, en los últimos meses el comportamiento de la bolsa de Corea del Sur ha sido muy lateral. Esta es una razón de peso para descartar al mercado coreano como destino para las inversiones.

Este comportamiento lateral ha formado una triangulación en el precio que por el estrechamiento de la misma, debe de estar a punto de llegar a su fin, el precio se queda sin espacio y debe de decidirse, al alza o a la baja.

Lo que más me preocupa de este índice débil es que el indicador Atlas, cuya principal característica es advertir de movimientos impetuosos se encuentra encendida ahora mismo en esta importante zona. Lo único que salva a este índice débil es que la tendencia global es alcista, y eso ayuda a que esa debilidad no se transforme en acusados descensos. No obstante, debemos estar pendientes, porque una pérdida de soportes podría causar daños de calado en la bolsa coreana.

Tags: , ,

Categoría: Análisis global, Bolsa Asia/Pacífico, Lo último

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed