Esto se necesita para iniciar una nueva era bursátil súper-alcista en las bolsas

Por todos es conocido el intervencionismo que está ejerciendo la Reserva Federal sobre los bonos y por lo tanto sobre los mercados, con diferentes, sus ya características, medidas de estímulo. Con las últimas alzas del mercado, sois muchos los que me preguntáis sobre la llegada de un nuevo ciclo secular alcista (si no sabes lo que es pulsa aquí para ver un gráfico que muestra ciclos seculares alcistas y bajistas) en la renta variable, y si me lo permitís, vamos a hacer un repaso a la historia para ver cómo salimos del último ciclo de largo plazo similar al actual, ya que es el escenario más probable de repetirse para salir, como comúnmente se conoce “del agujero”.
Esto que está haciendo la Reserva Federal con las medidas de estímulo no es nuevo y, de hecho, si estudiamos la historia nos damos cuenta de que, curiosamente, la última vez que la FED manipuló de forma tan radical los bonos del tesoro de EEUU fue entre 1942 y 1951 con el fin de mantener estable la inflación en tiempos de guerra. Para ello, empujó el precio de los bonos al alza para ayudar a pagar la deuda derivada del conflicto bélico con un coste de financiación muy bajo. Ese periodo coincide con el último invierno de Kondratieff (el mismo ciclo de largo plazo con el que convivimos ahora) y su estudio puede dar muchas pistas de lo que está por venir en los años que nos quedan.

Kondratiev

No fue hasta 1951 cuando la Reserva Federal, finalmente dejó de intervenir en el mercado de bonos, lo que permitió subir a los rendimientos de los bonos y caer a los precios de los bonos (recordad que el rendimiento del bono y su precio se mueven en sentidos opuestos).
Este hecho, ayudó a lanzar un mercado alcista de dos décadas en las bolsas de valores (última primavera de Kondrátiev). El gráfico 1 muestra cómo el rendimiento del bono a 30 años permanece relativamente estable entre 1942 y 1950, algo que fue debido en gran parte a la política de la Fed tal y como he dicho anteriormente. El círculo rojo del siguiente gráfico muestra el “estallido” al alza de los rendimientos de los bonos durante 1951, cuando la Fed dejó de intervenir en el mercado de deuda. Las violentas alzas en los rendimientos de los bonos hicieron que los precios de los bonos cayeran súbitamente, lo que causó una salida en masa del dinero invertido en deuda, causando un giro enorme en los flujos de capitales hacia las acciones.

El próximo gráfico, muestra el Dow Jones en una gran formación lateral entre 1932 y 1950. El círculo azul señala cuando el Dow Jones se abre paso ante la entonces poderosa resistencia de los 200 puntos por primera vez en veinte años. Esa ruptura al alza en el Dow tuvo lugar en 1951, por lo que coincidió con la ruptura al alza en los rendimientos de los bonos.

El siguiente gráfico muestra juntos los mercados de acciones y de bonos entre 1942 y 1969.

Como vemos en este gráfico más “panorámico”, las dos rupturas al alza tuvieron lugar exactamente al mismo tiempo, durante el 1951 (ver los círculos). El rendimiento de los bonos y las acciones subieron juntos desde ese momento hasta finales de 1960. El razonamiento es relativamente simple. Cuando la Reserva Federal permitió la subida del rendimiento de los bonos después de 1951, los rendimientos crecieron al mismo ritmo que el fortalecimiento en la economía de la posguerra. El aumento en los rendimientos de los bonos ocasionó, como es natural, caídas en el precio de los mismos. Esta situación de caída en los precios de los bonos “obligó” a los inversores a vender bonos y comprar acciones, y eso es justo lo que hicieron durante las siguientes dos décadas.
Este es un ejemplo de cómo la intervención de la Fed en el mercado de bonos impide que caigan los precios de los bonos, lo que impide a su vez la rotación normal de los bonos y las acciones cerca del final de una era de deflación (recordemos que tras el crash del 29 entramos en el último invierno de Kondrátiev anterior al actual). Algo muy similar está sucediendo ahora.

El próximo gráfico muestra la evolución del mercado de bonos desde 1980.

TYX

Después de la década de los 70 el ciclo más inflacionario (verano de Kondrátiev) terminó. Justo en ese momento, los rendimientos de los bonos alcanzaron su punto máximo en 1981 y llevan cayendo durante los treinta años transcurridos desde entonces. Durante esos treinta años, el rendimiento del bono de 30 años ha caído desde aproximadamente el 15% hasta el 3,29% actual. Esto ha producido un mercado alcista de treinta años en los precios de los bonos (zona dorada). [Recordad que los precios de los bonos suben cuando cae su rendimiento].
Con la llegada de la primavera de Kondrátiev, en los próximos años, deberíamos seguir una pauta similar a la que vimos en los años 50 y esperar a que la tendencia en los bonos se empiece a invertir. Eso se traduciría en mayores rendimientos de los bonos y por lo tanto menor precio de los mismos.
Sin embargo, eso sólo puede ocurrir cuando la Fed deje de intervenir para mantener los rendimientos de los bonos artificialmente bajos. El camino que marca actualmente la Reserva Federal ayuda a que los inversores permanezcan cómodamente en la “seguridad” de los bonos del tesoro. Esto altera la normal rotación de dinero entre bonos y acciones, que normalmente tiene lugar cerca del final de un periodo de deflacionario (tal y como lo hizo durante los años 40).

Tags: , ,

Categoría: Análisis global, Bolsa americana, Lo último

Comentarios (11)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Pullback.es dice:

    Ufff tremendo artículo. Me lo voy a estudiar con calma porque ando flojo en conocimientos macro.
    Gracias por la aportación y el aviso Ricardo. Buen trabajo como siempre.
    LievenX

    • Ricardo González dice:

      Para Pullback.es

      Sí, la verdad es que este artículo es de un contexto más complejo que otros, ya que tiene en cuenta diferentes aspectos económicos históricos. Se necesitaría una charla de una mañana entera para tratarlo como merece, no obstante, lo iremos viendo poco a poco así que tranquilos.
      Un saludo!

  2. Amoroso dice:

    He visto un grafico de volumen del SP 500 del 2000 hasta hoy y es impresionante la caída.
    Parece un colapso del volumen.
    La madera, el cobre, ……. cuidadin cuidadin

    • Ricardo González dice:

      Para Amoroso.
      Buenas tardes y gracias por participar!
      A día de hoy no veo alertas de mercado bajista de medio plazo de la envergadura de 2007 o 2001. De hecho, los descensos como máximo espero que sean descansos de corto plazo dentro de una tendencia alcista de medio plazo iniciada en 2009.
      No obstante gracias por compartir tu opinión, tal vez estés en lo cierto y yo me equivoque. El mercado dirá!
      Un saludo!

  3. oscar dice:

    Ricardo, no acabo de entender estos conceptos que nos explicas. Dices que si la rentabilidad del bono sube y, por tanto, su precio baja, la bolsa sube. Pero, para mí, esto no es lógico ya que si en lugar de un 3% en el bono, me dieran un 9%, vendería mis acciones y me iría al bono. ¿No es lógico?
    Y, sin embargo, en otro post tuyo en el que analizabas el EuroBund, decías que mientras el precio del Bund subiese (y, por tanto, su rentabilidad bajase) podíamos estar seguros en el mercado de acciones ya que continuaría subiendo. O lo entiendo yo mal, o dices dos cosas opuestas para el caso del Bund y para el caso de Bono Americano. ¿Podrías explicarlo un poco más?

    • Ricardo González dice:

      Para Oscar.
      Pongamos las cosas en contexto. A medio plazo, si ahora cae el precio del bono un 10% y por lo tanto sube su rentabilidad se generaría un mercado bajista en las acciones ya que el dinero saldría de las acciones y se iría a los bonos por la razón que comentas.
      Ahora bien, el escenario del que hablo aquí es a largo plazo. Se necesita una mejora en el ratio precio/dividendo (del que hablaremos otro día) que haga las acciones atractivas incluso con una rentabilidad del bono subiendo. Para que esto suceda, es necesario al menos un mercado bajista más en los próximos años que purgue los excesos que se llevan purgando desde el año 2000.
      La verdad es que sobre esto se podría hacer una charla muy buena para Bolsalia de varias horas. No es sencillo explicarlo en un blog, aunque creerme que pongo todo de mi parte por tratar de trasmitir un escenario de tan largo plazo de forma sencilla.
      Podríamos resumirlo con que en un mercado “caro” como ahora, la subida de la rentabilidad de los bonos sería fatal. No obstante, espero otro mercado bajista en los próximos años que lleva la bolsa a niveles históricamente baratos por el ratio precio/dividendo, que haga que sea interesante invertir en acciones, incluso con un bono que sube de rentabilidad.
      A ver si me da tiempo y escribo sobre esto en próximos días.
      Un saludo!

  4. Juan J dice:

    Gracias Ricardo por tus artículos con visión de largo plazo. La relación entre los bonos y las acciones puede ser evidente, el problema es cuando llegará. Hace unos días que muchos bonos están subiendo la rentabilidad pero creo que aún queda lejos un cambio claro de tendencia. Aún así y suponiendo que el cambio de ciclo esté próximo, hay una cosa me está preocupando mucho y es el comportamiento de las materias primas. Una de dos, o estamos a mitad del invierno y aún faltaría otro tirón a la baja de medio plazo antes de un gran mercado alcista en los activos de riesgo, o las materias primas tienen un patrón de comportamiento con diferentes tiempos al de las acciones en el inicio de cambios de ciclo. ¿Cual crees que podría ser el escenario más probable?. Yo me inclino a pensar que el primero. Un saludo.

  5. Iván dice:

    Ricardo, a ver si entiendo el tema este de los bonos: cuando su precio baja, es porque hay poca demanda de bonos (como con cualquier otro bien, si hay poca gente interesada en ese producto, su precio baja); el interés sube por el mismo motivo: al haber poca demanda tienen que “hacer atractivo” el bono subiedo el beneficio. Es esto asi?.

    Por otro lado, mirando el gráfico del S&P y rentabilidad del bono, es curioso que, a corto plazo, siempre que la rentabilidad del bono baja la bolsa sube.En cambio, a largo plazo van “de la mano”, suben ambos. A que se debe?.

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed