¿Estamos en la tercera y última etapa del mercado alcista?

A lo largo de la historia las emociones como el “miedo” y la “codicia” han influido en la dinámica del mercado. Desde crecientes mercados alcistas hasta estrepitosos mercados bajistas, burbujas de tulipán, burbujas del Mar del Sur y otras tantas burbujas en ferrocarriles y tecnología.

Las emociones como la codicia, el miedo, el pánico, la esperanza y la desesperación han sido una constante del comportamiento de los inversores. El gráfico que podéis ver a continuación muestra el ciclo de psicología de los inversores superpuesto sobre el S & P 500.

Investor-psychology-cycle-102313-2[1]

 

Podríamos decir que las emociones se dividen en tres grandes fases. Durante la primera fase, la mayoría de las personas se muestran escépticas de un mercado alcista que acaba de nacer después de una severa corrección. Es en este punto cuando la mayoría de los inversores no están dispuestos a ver el cambio positivo en la dinámica del mercado.

En la segunda fase, sin embargo, los inversores se vuelven gradualmente alcistas por la sencilla razón de que los precios han ido en aumento desde hace algún tiempo. Los analistas y estrategas también se están convirtiendo paulatinamente más “optimistas” en un intento de controlar su riesgo carrera y atraer el dinero de los inversores.

En la fase final del mercado alcista, los participantes del mercado pasan al éxtasis. Esta euforia se ve incrementada gracias a la continua subida de los precios, llegando incluso a instaurarse la creencia de que los mercados se han convertido en una ” oportunidad sin riesgo.” Los argumentos bajistas son generalmente descartados por la famosa frase “esta vez es diferente.”

Los medios de comunicación castigan a cualquiera que contradice la visión optimista, las malas noticias son ignoradas, y todo parece fácil. El futuro se ve “color de rosa” y la complacencia se hace cargo de la debida diligencia. Durante la tercera fase hay una rotación completa en la asignación de activos saliendo dinero de los fondos de mayor “seguridad” y entrando en los activos de mayor “riesgo”. 

La siguiente tabla muestra las tres fases del mercado alcista en los últimos tres ciclos del mercado.

3-phases-of-bullmarkets-102313[1]

 

Es necesario recordar lo que se dijo durante la tercera fase de los anteriores dos ciclos alcistas.

La baja inflación apoya valoraciones más altas
Los valores siguen estando baratos.
Bajas tasas de interés sugieren que las acciones pueden subir más.
Nada puede detener a este mercado seguir subiendo.
No hay riesgo de una recesión en el horizonte.
“Esta vez es diferente”

Por supuesto, con sólo mirar un gráfico de precios, es difícil afirmar que hemos entrado definitivamente en la tercera fase del mercado alcista. Sin embargo, hay un par de puntos que van a apoyar esta premisa. Si reflexionamos sobre la psicología de los inversores es evidente que las personas han hecho generalmente lo contrario de lo que deberían. Los inversores por su naturaleza tienden a comprar en picos de mercado y vender en los suelos, usando el “pánico emocional” para entrar o salir, sin hacer uso del control de la lógica.

La imagen que podéis ver a continuación muestra los flujos de fondos, de forma que una línea por debajo de cero significa que los fondos “seguros” o de renta fija reciben más dinero que los de renta variable. En cambio, unas barras superiores a cero significan que el dinero sale de los fondos “seguros” para entrar en los fondos de renta variable.

ICI-NetEquity-Inflows-102313-2[1]

 

Lo que resulta evidente es que los inversores, cuatro años después de que el mercado alcista naciera, finalmente están comprando en el mercado de renta variable. Este comportamiento se ha asociado históricamente con las grandes cimas del mercado.

La magnitud de la rotación en los fondos sugiere que los inversores se están “lanzando a la piscina” del mercado alcista, lo cual es un síntoma de optimismo de la masa, y a tenor de los sucesos históricos y en base al sentimiento recomienda cautela sobre el entorno de mercado actual.

En segundo lugar, debemos tener en cuenta el margen de la deuda y el saldo de crédito neto de los corredores según lo informado por la Bolsa de Nueva York. Cuando los inversores son muy optimistas, piden dinero prestado para su inversión bursátil, lo que suele coincidir también con techos de mercado.

Margin-balance-vs-SP500-102313-2[1]

 

Si bien estos son sólo dos apuntes, sugieren que el optimismo es evidente en los mercados. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que las caídas no ocurren sin un catalizador. ¿Cuál será el catalizador? No tengo ni idea y tampoco lo sabe nadie.

Se trata de eventos desconocidos, inesperados e imprevistos que dan el golpe de gracia para empezar un mercado bajista. Desafortunadamente, debido a la creciente repercusión de los programas de alta frecuencia, las vueltas de mercado es probable que ocurran más rápido a lo que la mayoría puede reaccionar. Este es el peligro que existe hoy en día.

¿Estamos en la tercera fase de un mercado alcista? La mayoría de los que lean este artículo va a decir inmediatamente “no.” Sin embargo, esas fueron las declaraciones hechas en las cimas de cada ciclo alcista anterior. La realidad es que los inversores deben considerar la posibilidad, evaluar el riesgo y gestionar en consecuencia.

Artículo de Lance Roberts de Wealth Management STA.

Tags: ,

Categoría: Bolsa americana, Estudios de Mercado, Lo último

Comentarios (10)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Luis dice:

    Como siempre fantástico el articulo!

    Gracias

    • Ricardo González dice:

      Me alegro que te guste Luis.
      A mi también me pareció interesante, y por eso lo compartí.
      Un saludo!

  2. Andres dice:

    Buenos días Ricardo,

    Veo la situación actual muy rara. En USA creo que se ha llegado a un punto en el que el QE parece que no da los resultados esperados y se podría modificar el calendario de retirada para aplazarlo hacia el año que viene e incluso aumentar la cantidad de compras. No crees que esto, junto con toda la subida que llevan los mercados allí y que parece que ha llevado a valoraciones muy altas de las acciones podría llevar a cabo una corrección importante y la búsqueda de activos refugio? Sin embargo Europa si que parece que esta saliendo adelante, sin demasiados estímulos y podría seguir recibiendo flujos de todo el mundo.

    • Ricardo González dice:

      Buenos días Andrés.
      Particularmente como seguidor de tendencia no me caliento la cabeza buscando techos. De momento la línea A/D no marca divergencias, y los bonos no han caído suficiente, con lo que para mi, el escenario alcista de medio plazo sigue vigente. Evidentemente algún día acabará, pero desde 1965 (fecha desde la que existen datos) no ha existido un mercado bajista de magnitud sin el aviso de los indicadores que he citado anteriormente. El día que ellos alerten, así lo haré saber.
      Un saludo!

      • giorgi dice:

        Buenas Ricardo,
        una duda: crees que la correcion que hizo el precio del bono de 10 años, entre mayo y septiembre de este año, va a tener un efecto en la renta variable? lo pregunto porque si tenemos en cuenta que los movimientos del bono se suele adelantar unos seis meses a la bolsa, a principios de noviembre vendría una corrección importante…
        un saludo y buen finde!

        • Ricardo González dice:

          Buenos días giorgi.
          Es algo que no descarto, pero no debemos precipitarnos. Primero habría que ver que empezase una corrección para luego buscar la analogía.
          Cada cosa a su debido tiempo.
          Un saludo!

  3. Ricardo dice:

    Muy interesante artículo.
    Efectivamente, la situación en USA es muy rara, influida por el QE (siempre ha habido manipulación, pero esta es la mayor manipulación de la historia). Además cada vez hay más conocimiento del mercado y las señales técnicas y fundamentales que antes funcionaban relativamente bien, ahora ya no tanto porque las conoce mucha gente: psicologia, ratios fundamentales, conocimientos de analisis técnico… Es muy posible que se forme un techo en próximas semanas-meses tal vez en entornos de 1800 del S&P, pero para saber si será techo de corto plazo o de largo plazo, habrá que ir.
    Aún no hay signos de euforia de fin de ciclo alcista. Han entrado muchos fondos y particulares pero sigue habiendo mucho escepticismo…
    Efectivamente la linea AD y los bonos no han dado señal, pero los bonos tardarán 2 días en cuanto “huelan” que se retire el QE. Yo sigo apostando por susto estilo octubre 1987, más que por techos estilo 2000 o 2007.

  4. ALODEL dice:

    Ricardo, las explicaciones del mercado a través de las emociones de fondo endotímico de las personas o de la psicología social han sido frecuentes a lo largo de la historia.
    Sin embargo, modernamente, gozan de más predicamento las que ven la evolución de los precios en los mercados como fractales. El fractal de Elliot 12345ABC; el fractal de Sáez del Castillo 1.2.3.
    Personalmente, estoy a favor de las teorías que ven la evolución de los precios en los mercados como fractales y en el día a día sigo el fractal A. B. C. aunque deba matizar que se trata de un fractal con formas variadas.
    Buena suerte.

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed