Publicidad

El sector bancario gana altura en EEUU

En las últimas jornadas uno de los aspectos más comentados por la prensa financiera es el pequeño repunte experimentado por los rendimientos de los bonos americanos. Este hecho es un claro catalizador para el comportamiento de las empresas financieras.

En la jornada de hoy hablaremos de la banca.El siguiente gráfico muestra el impacto que el rendimiento del bono americano a 10 años (área verde) tiene sobre el comportamiento relativo de las acciones bancarias en los últimos meses.

La línea negra es la “relación” del sector bancario dividido por el del S & P 500. Si la línea negra sube significa que la banca tiende a hacerlo mejor que el promedio del mercado, mientras que, si la línea negra cae, significa que la banca tiene un rendimiento inferior al del mercado. El área verde representa el rendimiento de los bonos estadounidenses a 10 años.

Observad que las dos líneas tienden a subir y bajar juntas. La caída de los rendimientos de los bonos durante la primera mitad de 2016 pasó factura al sector bancario. Los bancos comenzaron a hacerlo mejor después de que los rendimientos de los bonos repuntasen durante la segunda mitad de 2016 (aumento en la relación). Esto duró hasta marzo de 2017 cuando una nueva bajada en el rendimiento de los bonos afectó a las cotizaciones bancarias. Una recuperación en los rendimientos de los bonos en junio ayudó a la recuperación de las acciones bancarias, que volvieron a resentirse en agosto.

Estas últimas semanas tenemos un nuevo punto de inflexión, en el que estamos viendo que el comportamiento de los bancos está mejorando junto a las alzas de los rendimientos de los bonos.

Esta relación tan estrecha se debe a que a los bancos históricamente les va mejor cuando los rendimientos de los bonos tienen una pendiente ascendente. La subida de los rendimientos hace que los bancos puedan cobrar más por sus préstamos, dando un mayor margen de beneficio. La caída de los rendimientos de los bonos tiene el efecto contrario y reduce sus márgenes de beneficio. De ahí esta correlación tan estrecha entre los rendimientos de los bonos y el sector bancario.

Técnicamente el sector bancario ha logrado ganar fortaleza relativa estas últimas semanas.

Tal y como se puede observar el sector ha pasando de débil a fuerte, una situación que viene unida a que la banca estadounidense ya está cotizando con un promedio móvil de 30 semanas alcista.

Estos dos aspectos técnicos favorables son los que exijo a los mercados y los sectores a la hora de buscar oportunidades de inversión dentro de ellos, por lo que el sector bancario estadounidense vuelve a ser un sector en el que podemos buscar oportunidades de inversión mientras se mantenga fuerte y alcista.

Recuerda que cómo sacar partido a todos estos sectores líderes y mucho más, lo explico con todo lujo de detalles en mi libro “El Código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *