Publicidad

El Nikkei sigue haciendo suelo.

Mucho se está hablando últimamente del índice Nikkei de Tokio, desde que el pasado mes de noviembre iniciase un tramo alcista que todavía sigue en pie a día de hoy.

Hoy repasaremos si es interesante o no el principal índice japonés desde el punto de vista medioplacista.

Recordemos que el Nikkei 225 es el índice bursátil más popular del mercado japonés. Lo componen los 225 valores más líquidos que cotizan en la Bolsa de Tokio. Desde 1971, lo calcula el periódico Nihon Keizai Shinbun (Diario Japonés de los Negocios), de cuyas iniciales proviene el nombre del índice.

Este índice también es muy conocido porque alcanzó un máximo de 38957,44 el 29 de diciembre de 1989. En aquellos años, el Banco Central de Japón ante el riesgo inflacionario y la depreciación del yen frente al dólar, decidió subir los tipos de interés del 2,5% al 6%. Las consecuencias de ésta medida en una economía recalentada por una burbuja inmobiliaria no se hicieron esperar. Se vivió un crash simultáneo en la bolsa y el mercado inmobiliario; los inversores vendían sus acciones para cubrir sus pérdidas inmobiliarias y viceversa.

Fijaos hasta qué extremo llegó esta burbuja: sólo el entorno metropolitano de Tokio tenía el mismo valor que todo Estados Unidos, y un distrito de la capital (Chiyoda-ku) valía más que todo Canadá. Si se hubiera vendido el Palacio Imperial de Tokio, se habría obtenido el equivalente al valor de todo el estado de California.
En su punto más alto, la capitalización de la bolsa japonesa llegó a un increíble 51% del total mundial.

Como ya muchos conocéis, a consecuencia de la crisis financiera se inició una recesión económica que todavía tiene secuelas a día de hoy, más de 20 años después.

Tras ver un poco de historia (que nunca viene mal), nos centramos en los gráficos.

Nikkei 225 (NKY:IND)

Como siempre suelo hacer en estos casos, os he marcado las fases sobre la imagen. Para los que se inician en la operativa Weinstein, es más sencillo de entender así los análisis.

Mientras el precio siga haciendo suelo, el Nikkei no será interesante. Las razones son obvias, y los más viejos del lugar las conocéis perfectamente. Durante la fase de suelo, el precio se mueve de forma lateral, cruzando una y otra vez la MM30. Esto nos trasmite que no hay tendencia, y sin tendencia no hay dinero. Alguien podría pensar que hay movimientos más cortos que tal vez se podrían aprovechar, pero para la poca recompensa a conseguir, y la dificultad de conseguirla, no merece la pena ni molestarse,  mucho riesgo para tan poco beneficio.

Además de esto, también vemos que el Nikkei es un índice débil, algo característico de las fases de suelo y que demuestra que en el mercado japonés, hay poco que rascar actualmente.

La cosa podría cambiar si el índice superase los 11400 puntos, pero hasta entonces, lo mejor es mantenerse fuera y seguir apostando por otros mercados más fuertes y en clara tendencia alcista.

De momento el volumen sigue siendo bastante discreto en el índice japonés, por lo que no tenemos señales que nos adelanten el fin del movimiento lateral.

Publicidad

3 responses to “El Nikkei sigue haciendo suelo.

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Ricardo, ya le pueden dar vueltas al mercado japonés, pero con los faros que guian el método que seguimos, el índice NK225 está relativamente débil y en fase 1.

    A esperar, he puesto una alerta en los 11.400, por si los traspasa.

    Saludos, BARTOLOMÉ.

  2. Gracias por participar BARTOLOMÉ!!

    Ya sabes que si te salta la alarma, se analiza como siempre, y si pinta bien, pues al toro!!

    Un saludo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *