Publicidad

El momento más rentable del mercado es… ¡cuando está cerrado!

New York Stock Exchange Flag

Como sabéis más allá de aspectos operativos me gusta comentar detalles curiosos sobre el comportamiento y la estructura del mercado. Es por ello, que en este artículo me gustaría compartir con vosotros un estudio que he hecho recientemente y que resulta cuanto menos “curioso”.

He recopilado los datos del S&P 500 durante el siglo XXI y he simulado el resultado que habría dado invertir en dos franjas horarias bien diferenciadas.

La primera de ellas es el resultado de invertir todo el capital en horario regular de negociación. Es decir, comprar justo en la apertura del mercado americano y vender en el momento del cierre de la jornada. La segunda franja horaria se corresponde al horario nocturno, en el que la bolsa americana está cerrada, es decir comprar justo en el cierre del mercado americano y vender en el momento de la apertura de la jornada siguiente.

El estudio tiene el único objetivo de saber cuándo se genera la mayor parte del beneficio en el mercado americano, si en horario regular o fuera del horario regular. Por ello, a las operaciones no se le aplican comisiones ni deslizamientos, ya que es un simple estudio para conocer el comportamiento del mercado.

La siguiente gráfica representa los resultados de ambas simulaciones, partiendo de una inversión inicial de 100.000$. Con una línea roja se representa el rendimiento obtenido por el índice en el periodo nocturno. Por su parte, con una línea verde se representa el rendimiento obtenido por el índice dentro del horario regular.

Tal y como muestra el estudio, el período nocturno que va desde que se cierra la sesión de una jornada hasta la apertura de la jornada siguiente es el que obtiene con mucha diferencia el mejor rendimiento durante este siglo XXI.

Si comparamos el rendimiento del mercado en el horario nocturno con el rendimiento del mercado durante la jornada regular la conclusión resulta evidente, si sólo se está en el mercado en el horario que éste está abierto no solo nos habríamos perdido la inmensa mayoría del rendimiento del mercado, sino que estaríamos en pérdidas.

La conclusión es clara. La mayoría de las ganancias se dan cuando el mercado está cerrado, es decir en la diferencia entre el precio de cierre de una jornada y los primeros compases de la jornada siguiente. Por lo tanto, a pesar de lo que muchos podrían pensar, la inmensa mayoría de la rentabilidad del mercado ha llegado a los accionistas que mantienen sus posiciones más de un día.

Con la globalización del mercado los eventos tienen impacto en los mercados las 24 horas del día, así que la mayoría de alegrías para las cuentas de los inversores se reflejan tras la noche, cuando el mercado reabre sus puertas y los mercados reflejan en las cuentas todo lo acontecido en los mercados fuera de horas.

Recuerda que toda mi metodología de inversión, y el estudio de los flujos monetarios que generan mercados alcistas y bajistas, lo aprenderemos en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]

Descargo de responsabilidad por conflicto de interés: El autor de este 
análisis está o puede estar invertido en los subyacentes 
e instrumentos mencionados a través del compartimento 
del fondo de inversión GPM Gestión Activa / GPM International Capital 
del que es gestor en GPM S.V. S.A.

		
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.