Publicidad

El Ibex Small cap se descuelga

Con un cierre antes de lo habitual debido a las festividades navideñas, vamos a dar salida a nuestro cierre diario de los mercados centrándonos en el Ibex 35 y en el Ibex Small cap (índice que aglutina a las empresas cotizadas en España de pequeña capitalización).

El Ibex “de los grandes” ha sido de las pocas bolsas mundiales que se mantienen en negativo en lo que llevamos de 2012, un rendimiento que si las últimas jornadas del año no lo remedian, llevaran a ser a nuestro mercado un año más de las peores bolsas del mundo con retrocesos hasta la fecha del 3,21%.

Haciendo un repaso al comportamiento de nuestra bolsa en este 2012, observamos que la primera mitad del año tanto el Ibex de “los grandes” como el de los “peques” lograban mantener el tipo, pero pronto ese espejismo se vio empañado con un comportamiento nefasto, mal comportamiento que dicho sea de paso, fue advertido por activa y por pasiva desde este mismo blog.

No obstante, en mi opinión, lo realmente interesante está sucediendo en la segunda mitad de este año, donde vemos que el Ibex 35 logra rebotar, única y exclusivamente con el apoyo de los valores grandes, ya que los valores pequeños (línea azul) se están quedando por el camino. Que sólo asciendan los valores grandes significa que los inversores todavía no tienen confianza plena en nuestro mercado y prefieren centrarse única y exclusivamente en los grandes valores cotizados.

Debemos saber, que lo habitual en los rebotes iniciales en las bolsas tras una tendencia bajista como la vivida en nuestro selectivo es que el primer rebote se produzca con los grandes valores, pero desde ya, deberían de empezar a sumarse todos los grupos de valores, grandes, medianos y pequeños, ya que si no, podría estar dándose el caso en que los cuidadores estén tirando del mercado con los valores grandes generando falsas expectativas alcistas.

Feliz tarde navideña, no abusen de las comidas y sobre todo, recuerden no beber más de lo estrictamente necesario si se van a poner al volante.

Un fuerte abrazo,

Ricardo González

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *